Alimentación autoregulada por el bebé

Jaione Fernández García. Enfermera de Pediatría del Centro de Salud de Ancín

Print Friendly, PDF & Email
Cuando llega el momento de la introducción de la alimentación complementaria al bebé surgen dudas dada las últimas tendencias de los últimos años.

Tradicionalmente la introducción de alimentos en la dieta del lactante se realizaba progresivamente, dejando un intervalo de tiempo entre alimento y alimento, y todo en purés y papillas. En los últimos años se ha extendido una nueva tendencia de “comer con los dedos” considerando a los purés y comer con cuchara conductas obsoletas, esta nueva tendencia denominada alimentación complementaria guiada por el bebé y directamente con sólidos en lugar de con papillas llamada también Baby Led Weaning (BLW).

¿Qué es el baby led weaning?

Baby led weaning consiste en la alimentación a base de sólidos autodirigida por el propio bebé respetando su mecanismo de hambre y de saciedad y no obligándole a comer más de lo que dicta su apetito. Este método permite la incorporación de alimentos a partir de los 6 meses, sin seguir un orden estricto e impulsa la continuación de la lactancia materna a demanda hasta que sea el propio niño quien decida destetarse.
La traducción de BLW al castellano se asemejaría a “alimentación complementaria autoregulada o autodirigida por el bebé.

Evidencia científica sobre el método de BLW

1. Requisitos previos.
• Capacidad para la sedestación, capacidad para mantenerse sentado de forma autónoma, estable y erguida.
• Pérdida de reflejo de extrusión; La presencia de este reflejo supone la expulsión de cualquier alimento que se introduzca en el interior de la boca del bebé.
• Coordinación ojo-mano-boca; Capacidad para agarrar con las manos objetos y llevárselos a la boca.
• Muestras de interés por la comida.
• Muestras de hambre/saciedad con gestos; abrir/cerrar la boca, girar/apartar la cabeza como negación ante la introducción de un alimento.

2. Presentación de alimentos.
Los bebés de 6 meses cogen los objetos con toda la mano. En general, no pueden hacer la pinza con el índice y el pulgar hasta unos meses después. Por lo tanto, para coger un trozo de comida tienen que poder cerrar la mano sobre el mismo; no puede ser ni demasiado grande ni demasiado grueso.
A estas edades, los bebés también necesitan que la comida sobresalga de la palma de la mano, porque no pueden abrirla voluntariamente para llegar a lo que haya en su interior.
Los palitos de comida, de un mínimo de 5 cm, dejan al alcance del bebé la mitad de su longitud, mientras que el resto sirve de asa.

Ventajas y beneficios

• Es divertido
• Es natural
• Aprender sobre los alimentos
• Aprender a comer con seguridad
• Aprender sobre el mundo que les rodea
• Desplegar todo el potencial
• Seguridad en uno mismo
• Confiar en la comida
• Participar en las comidas familiares
• Controlar el apetito
• Mejorar la alimentación
• Salud a largo plazo
• Actitud positiva hacia la comida
• Comidas más sencillas y menos complicadas
• Se acabaron las batallas campales
• Niños menos maniáticos

Desventajas e inconvenientes

La suciedad.
Todos los bebés tienen que aprender a comer solos en algún momento, lo que sucede es que, con el método BLW, las salpicaduras llegan antes. Pero como tienen la posibilidad de practicar con tanta frecuencia, acaban dominando la técnica con relativa rapidez.

La preocupación de los demás.
Como no se ha hablado mucho de este sistema, hay mucha gente que no conoce este modo de introducir los sólidos y no entiende su funcionamiento. Por eso, pueden mostrase escépticos o incluso preocupados.

Riesgo de atragantamiento y asfixia.
Como gran miedo que manifiestan los padres cuando se les habla del método encontramos el riesgo de atragantamiento. Lo que demuestran las investigaciones es que este riesgo no está incrementado respecto a quienes siguen el método tradicional con cuchara.

Hay dos factores que aumentan las probabilidades de que un bebé se atragante:
• Que sea otro quien le mete la comida en la boca.
• Posición reclinada. Hay alimentos que, por su forma, resultan especialmente peligrosos para los bebés y para los niños, por ejemplo (frutos secos, tomates cherry, uvas, ).

Carencias nutricionales.
Principalmente el déficit de hiero, y la consecuente anemia ferropénica, es lo que más preocupa acerca de esta práctica. Además de la deficiencia de Zinc y vitamina B12.

Carencias energéticas.
Que pueden conducir a una desaceleración del crecimiento y desnutrición, debido a que:
• No todos los lactantes desarrollan en su totalidad las habilidades necesarias para alimentarse por sí mismos.
• Los alimentos ofrecidos con el BLW carecen de calorías y macronutrientes suficientes como para cubrir las necesidades energéticas del lactante.

Conclusiones

• El BLW es un método seguro y totalmente aplicable a partir de los 6 meses siempre que el desarrollo psicomotor del niño sea normal para su edad.
• El BLW ofrece multitud de beneficios al bebé y facilita que desarrolle una buena relación con la comida.
• Dada los posibles inconvenientes del modelo BLW, sería necesario informar claramente a las familias sobre aspectos muy concretos como:
# Ofrecer a diario alimentos que aporten energía suficiente.
# Ofrecer a diario alimentos que aporten hierro.
# Continuar con LM.
# Vigilancia continua y de cerca al bebé.
# Dar una lista clara de los alimentos que suponen riesgo de atragantamiento.
# Necesidad de adecuarlo a los bebés con situaciones especiales.
# Enseñarles maniobras de desobstrucción de vía aérea.
# Tampoco hay que olvidar que la alimentación infantil está muy influenciada por factores socio culturales y que no existe una pauta única sobre cómo debe hacerse la alimentación complementaria.
Los padres son los que al final eligen, con esperado sentido común, la opción que consideran más adecuada para su hijo.