Cómo evitar que la mascarilla se convierta en tu enemiga

Ana Belén Mongio Pardo, Lucía Rivarés Garasa, Óscar Sambía Novellón, Blanca Vizcaíno Bricio, Nieves Otín Guarga y Esmeralda Lobera Salvatierra

Print Friendly, PDF & Email
El coronavirus ha venido para quedarse, todo el planeta lucha contra él sin éxito hasta el momento. Nuestras esperanzas están depositadas en la vacuna o en algún nuevo tratamiento farmacológico, pero hasta entonces tenemos que seguir con las medidas de distanciamiento social, higiene de manos y uso obligatorio de mascarilla.

En España el uso de mascarilla es obligatoria desde junio de 2020, desde entonces se han multiplicado exponencialmente la información sobre porcentajes de respirabilidad, filtración de partículas, uso o no de válvula, tiempo de eficacia, modelos, materiales …¡¡uuffff!!.

Lo que queda meridianamente claro es que en muchas personas y debido al uso continuo de la mascarilla, sea cual sea, es que aparecen lesiones cutáneas en zonas de contacto directo como enrojecimiento, eritema, acné, dermatitis irritativa, lesiones provocadas por el aumento de la sudoración, humedad o el calor mantenido en la zona y lesiones provocadas por la presión constante de las gomas en las orejas, nariz y cuello.

Es importante tener en cuenta que en personas que sufren afecciones dérmicas como rosácea, acné o dermatitis seborreica los cuadros empeoran considerablemente, por eso se aconseja no usar ningún producto que no haya sido prescrito por su médico o dermatólogo, ya que puede empeorar el cuadro.

Lo más importante es elegir la mascarilla que mejor se adapte a nuestras características y necesidades, para la población en general se aconsejan higiénicas o de tela siempre que estén homologadas y cumplan la normativa vigente.

Si usamos mascarillas lavables debemos de seguir las pautas del fabricante, lavar con agua a la temperatura indicada, no sobrepasar el número de lavados aconsejados y mantenerla siempre en un lugar limpio y aireado, evitando guardarlas en plásticos.

Colocarla correctamente, realizando una higiene de manos antes y después de su colocación.

Higiene correcta de la piel

Generalizando los cuidados y sin entrar en especificidades personales, lo más importante es realizar una higiene correcta de la piel con un jabón neutro que nos ayudará a mantener la transpirabilidad, secar con tejidos naturales y sin fricción, mantener una hidratación continua a base de cremas emolientes, esto favorecerá la reparación de la piel.

Se desaconseja el uso de maquillajes y polvos ya que puede favorecer el crecimiento de microorganismos. En caso de usar maquillajes se debe optar por aquellos productos que no contengan aceites para facilitar la respirabilidad de la piel.

Cuando las lesiones se produzcan por la presión continua de mascarillas en nariz, barbilla, mejillas u orejas, sobre todo las catalogadas como FFP2, podemos aplicar vaselina media hora antes de colocar la mascarilla, esto producirá un efecto barrera que ayudará a minimizar el roce continuo. En caso de que se produzca lesión se pueden utilizar apósitos hidrocoloides y si las lesiones empeoran se aconseja consultar al médico ya que podría ser necesario el tratamiento con antibiótico o corticoide tópico.

Siempre que sea posible se deben realizar descansos, quitando las mascarillas cada 2 ó 3 horas en lugares seguros y exponer la cara al sol al menos una vez al día durante unos 30 minutos.

Existe disparidad de criterios entre los profesionales sobre que el uso de mascarilla pueda favorecer la aparición de hongos y bacterias, pero en caso de que aumente la hipersensibilidad o irritación se debe consultar al especialista.

Es importante recalcar que hasta que exista un tratamiento farmacológico o vacuna el USO DE MASCARILLA, LA HIGIENE DE MANOS Y MANTENER LA DISTANCIA SOCIAL es lo único que garantiza que no haya la propagación y contagio del coronavirus.

AUTORES

Ana Belén Mongio Pardo: enfermera de especialidades médicas. H.U. San Jorge. Huesca

Lucía Rivarés Garasa: enfermera de especialidades médicas. H.U. San Jorge. Huesca

Oscar Sambía Novellón: enfermero de especialidades médicas. H.U. San Jorge. Huesca

Blanca Vizcaíno Bricio: enfermera de urgencias. H. Barbastro (Huesca)

Nieves Otín Guarga: enfermera de especialidades médicas. H.U. San Jorge. Huesca

Esmeralda Lobera Salvatierra: enfermera de urgencias. H.U. San Jorge. Huesca