Cómo y cuándo del estudio por ecografía

Eva Sánchez Lalana y Eva María Lacoma Latre. Servicio de Radiología. Hospital San Jorge

Print Friendly, PDF & Email
La ecografía es un método de estudio por imagen totalmente incruenta, sin uso de radiaciones ionizantes. La ecografía se realiza en un ambiente tranquilo, con el paciente tumbado, pero en ciertos momentos necesitamos su colaboración para un mejor estudio.

Recomendable siempre acudir con ropa cómoda, fácil de vestir y desvestir. Se debe dejar al descubierto la zona a explorar.

Si usted se hubiera hecho pruebas relacionadas con el estudio ecográfico es recomendable decírselo al radiólogo para que las revise en su historia clínica. En caso de haberlas hecho en otro centro, es aconsejable llevarlas el día de la cita.

Si no pudiera acudir a la cita, rogamos que avise con suficiente antelación para anular la hora. Así podremos citar a otra persona o atender posibles urgencias.

Vamos a hacer un breve resumen de las pruebas ecográficas más frecuentes, con sus distintas preparaciones en caso necesario y en qué momento necesitamos la colaboración del paciente.

ECOGRAFIA ABDOMINAL

Permite el estudio de los órganos sólidos, ciertas estructuras vasculares y pared muscular del abdomen.

El mayor enemigo para los radiólogos en el estudio ecográfico del abdomen es el gas intestinal, que provoca como una cortina que impide la valoración de los órganos situados posteriormente al intestino. Para evitar la mayor cantidad de gas intestinal posible, se le pide al paciente que venga a su cita en ayunas de 8 horas (además así también conseguimos que la vesícula biliar esté distendida y podemos valorar una posible patología vesicular) y en ocasiones también se pedirá que realice una dieta pobre en grasa el día previo a la exploración (podría tomar huevos, carnes y pescados a la plancha, leche y sus derivados). Si la exploración es por la tarde, puede desayunar a primera hora de la mañana, respetando siempre las horas de ayuno recomendadas. Si hace mucho calor, puede ingerir agua (la mínima cantidad necesaria). No debe suspender su medicación habitual, la puede tomar con un poco de agua. Los pacientes diabéticos deben advertirlo en el momento de la citación.

La exploración se hace con el paciente en decúbito supino (tumbado en la camilla), dejando el abdomen al descubierto. Durante el estudio, el médico le pedirá su colaboración haciendo inspiraciones profundas y manteniendo la apnea (coger mucho aire y aguantarlo en los pulmones el tiempo que sea posible): de esta manera se puede hacer mejor valoración del hígado y del bazo.

ECOGRAFIA DEL APARATO URINARIO / UROLÓGICA /PROSTÁTICA

Su finalidad es el estudio de los riñones, uréteres, vejiga y próstata (en los hombres).

Es recomendable acudir en ayunas (mismas pautas que para la ecografía abdominal).

La vejiga urinaria es el lugar donde se almacena la orina hasta la micción. Cuando está vacía, la vejiga es de pequeño tamaño con sus paredes dobladas sobre sí mismas. Para poder visualizar correctamente la pared de la vejiga, ésta debe estar completamente llena. El paciente debe orinar 2 horas antes de la cita. Desde ese momento el paciente tiene que beber un cuarto de litro de agua (NO otro líquido) cada media hora (un litro aproximadamente en 2 horas), imprescindible no volver a orinar.  A la hora de la cita el paciente debe tener  la vejiga llena, con muchas ganas de orinar.

En el estudio / control de ciertas patologías, tras el estudio con la vejiga llena, se le pedirá que vaya al baño a orinar, y luego se repetirá la ecografía (así se estima el residuo postmiccional).

Para las mediciones de próstata es necesario también tener repleta la vejiga.

ECOGRAFIA DE TIROIDES / CERVICAL

Permite el estudio de la glándula tiroides, glándulas submaxilares, parótidas y de las cadenas ganglionares cervicales.

No es necesaria ninguna preparación especial.

El paciente permanece tumbado en la camilla con el cuello extendido.

ECOGRAFIA MAMARIA

No es necesaria ninguna preparación especial.

El estudio se hace tumbada, con los brazos levantados por encima de la cabeza.

Evite el uso de cremas o desodorantes.

En ocasiones puede ampliarse el estudio con mamografía. En caso de estar realizadas en otro centro, es muy importante llevarlas consigo.

ECOGRAFIA TESTICULAR

No es necesaria ninguna preparación especial.

La exploración se hace con el paciente tumbado en la camilla y las piernas extendidas ligeramente separadas. El paciente sujeta el pene hacia arriba. El estudio es bilateral, es decir, de los dos testículos.

ECOGRAFIA DE PARTES BLANDAS / MUSCULAR / ARTICULAR

Estudio del sistema musculoesquelético.

Hacemos hincapié en recordar que lo primero que se realiza es un estudio estándar reglado (articulación, musculatura y tendones), pudiendo hacer comparación con el lado sano, para luego centrarnos en la zona de dolor. Muchas veces la patología la encontramos en distinto sitio al del dolor referido.

ECOGRAFIA DE CADERAS NEONATAL

En algunos casos (posición en nalgas durante el embarazo, gemelos… o según la exploración del recién nacido), el pediatra recomienda el estudio de las caderas. La ecografía es el método idóneo para el estudio de caderas en los recién nacidos, ya que la poca osificación de los huesos impide la correcta valoración en las radiografías. Además, la ecografía no emite radiación ionizante.

No es necesaria ninguna preparación.

El bebé se acuesta de lado con la cadera descubierta. Durante el estudio el médico realiza ciertos movimientos con la pierna, para poder estudiar la articulación en movimiento. El estudio siempre es bilateral, de ambas caderas.

A veces los bebés lloran. Para tranquilidad de los padres, recordamos que la ecografía no causa ningún dolor ni molestia.

ECOGRAFIA DOPPLER DE TRONCOS SUPRAAÓRTICOS

Estudio de las arterias carótidas (aporte sanguíneo al cerebro).

No es necesaria ninguna preparación especial.

El paciente permanece tumbado en la camilla con el cuello extendido.

ECOGRAFIA DOPPLER DE MIEMBROS INFERIORES

Estudio de venas y/o arterias de las piernas.

No es necesaria ninguna preparación especial.

Por lo general el estudio se hace con el paciente tumbado, aunque es posible que se haga de pie.

Durante el estudio de las venas se le pedirá que realice maniobras de Valsalva: espirar con la glotis cerrada (soplar con la boca cerrada). De esta manera podemos ver la dirección del flujo de la sangre.