¿Dudas sobre el contraste iodado en pruebas radiológicas?

Eva Sánchez Lalana y Eva María Lacoma Latre. Servicio de Radiología Hospital San Jorge. Isabel Félez Justes. Servicio de Nefrología Hospital San Jorge

Print Friendly, PDF & Email
El contraste iodado intravenoso son medicamentos que se inyectan en el sistema circulatorio durante la realización de algunos estudios radiológicos (TAC y urografías intravenosas principalmente). La inyección se hace en una vena, generalmente en la flexura del codo, mediante bomba de inyección conectada a la vía.

El contraste realza ciertas estructuras y órganos, es decir, permiten que se vean diferentes a lo que se verían si no se administra contraste. Este realce da importante información al radiólogo, a veces imprescindible para llegar al diagnóstico.
La decisión del uso de contraste la toma el radiólogo, siempre valorando riesgo-beneficio y tras comprobar que no hay contraindicaciones en el paciente. Si el radiólogo considera necesario su uso, se solicita al paciente que firme el consentimiento informado (aceptación de la inyección).

¿Qué información se necesita para decidir el uso del contraste?

• Si los riñones funcionan bien (revisando analítica previa). En caso de insuficiencia renal se ajusta la dosis del contraste o incluso se desestima su uso. En alteraciones leves o moderadas de la función del riñón pueden ser necesarias medidas para protegerlo.
• Si toma metformina (antidiabético oral). Es necesario retirar el fármaco 2 días antes del contraste.
• Si padece hipertiroidismo, puede agravarlo.
• Embarazo.
• Antecedentes de alergia al contraste.

¿Qué efectos secundarios son más frecuentes?

ALERGIA AL CONTRASTE IODADO INTRAVENOSO: En caso de que ocurra, el 99% de los casos son reacciones leves (calor, náuseas, dolor de cabeza), no necesitan tratamiento y suelen ceder a los pocos minutos. El 1% son reacciones moderadas (vómitos, conjuntivitis, edema, leve dificultad para respirar), requieren tratamiento en la sala de radiología y observación hasta que desaparezcan los síntomas. Las reacciones graves representan el 0.04% del total de las reacciones (urticaria generalizada, edema de laringe, angioedema, hipotensión, broncoespasmo, edema pulmonar, arritmia, convulsiones, shock), requieren ingreso hospitalario y tratamiento. Excepcionalmente puede conducir a la muerte por paro cardiaco o daño neurológico irreversible por hipoxia.
En cualquier caso, el servicio de Radiodiagnóstico dispone de medios y de preparación para detectar y tratar cualquier reacción alérgica.
Antecedentes de alergia al contraste no significa necesariamente que no se puede inyectar contraste, si se considera imprescindible su uso se puede tomar medicación para prevenirla (antihistamínico y corticoide).
Durante la inyección del contraste, es normal sentir un gusto metálico en la boca y calor en cuello y genitales, NO siendo esto una reacción alérgica.

TOXICIDAD Y DAÑO RENAL: El contraste se elimina por el riñón, y puede dañarlo. Por ello es fundamental evaluar la función renal antes del estudio y tomar las medidas correctas de protección renal si es necesario. Los pacientes con insuficiencia renal seguirán las 24 h anteriores y posteriores al estudio pautas protectoras renales, que consisten básicamente en aumentar la ingesta de agua y toma de N-acetilcisteína. Incluso en pacientes con función renal conservada se recomienda aumentar la hidratación posterior.

¿Qué preparación se necesita antes de la prueba?

Ayunas de las 6 horas previas.
Si es imprescindible se puede tomar medicación con agua.

¿Qué medidas se toman tras la inyección de contraste?

Importantísima la correcta hidratación, recomendando aumentar en un litro de agua su ingesta habitual ese día.
Tras la prueba puede hacer vida normal, incluido deporte.
Si tiene insuficiencia renal pueden recomendarle un control analítico a las 48-72 horas.
La lactancia materna no debe ser suprimida. Las revisiones publicadas en los últimos años aconsejan continuar la lactancia con normalidad tras la administración de contraste iodado intravenoso, ya que la minúscula cantidad que pasa al bebé no produce ningún daño.