Fibroscan en el Hospital Universitario San Jorge

Olga Rivas Calvete, Silvia Estrada Oncins, Alberto Lue, Marta Delgado Puente, Sonia Dieste Samitier, Lorenzo Oliván Guerri, María Carmen Lasierra Betrán y Blanca Marzal López

Print Friendly, PDF & Email
Las células del hígado pueden inflamarse de forma crónica debido a varias causas como la infección por un virus, consumo de alcohol y a consecuencia de ello se produce un tejido fibroso que se parece a una cicatriz. Por ello el tejido se vuelve más rígido y disminuye su capacidad de funcionamiento.

La cuantificación de la fibrosis hepática se ha realizado, durante años, mediante el análisis histológico de una pequeña muestra del tejido hepático (obtenida por vía percutánea o transyugular). La biopsia no está exenta de riesgos en especial en pacientes con alteraciones de la coagulación, requiere el ingreso del paciente y de un personal experimentado para su realización, procesamiento e interpretación. Gracias a los avances de las técnicas de imagen se ha desarrollado una nueva técnica basada en la evaluación de la elasticidad o rigidez hepática llamada elastografía transitoria (Fibroscan).

En el Hospital Universitario San Jorge se realiza la técnica de Fibroscan desde el año 2018

El Fibroscan es un aparato similar a un ecógrafo. Dispone de una sonda emisora-receptora que emite dos tipos de ondas:
Una onda pulsátil vibratoria que penetra en el tejido hepático.
Una sonda de ultrasonidos que capta la velocidad a la que se propaga la primera onda.
La máquina procesa la información y genera en la pantalla una imagen correspondiente a una onda elástica con un valor de rigidez hepática medido en kilopascales (kPa).
Si la onda vibratoria viaja lentamente quiere decir que el tejido hepático es elástico, y si la onda viaja rápido quiere decir que el hígado es poco elástico o existe fibrosis por lo que el valor final es alto.
La consulta de enfermería de Fibroscan se organiza de la siguiente forma en el Hospital Universitario San Jorge.
Se cita a los pacientes de forma ambulatoria para realizar la prueba (técnica de fibroscan) y cuantificar la existencia o no de rigidez hepática para el seguimiento de pacientes con hepatitis B, hepatitis autoinmune, cirróticos, pacientes con cirrosis biliar primaria, colangitis esclerosante primaria y previamente a comenzar el tratamiento de pacientes afectados por hepatitis C.
El paciente debe estar en ayunas mínimo 4 horas antes de la prueba.
Se coloca al paciente en decúbito supino con el brazo derecho situado detrás de la cabeza y la pierna derecha sobre la izquierda.
Antes de comenzar la prueba informamos al paciente que la exploración dura unos 5-10 minutos, durante misma debe estar relajado, sin hablar, y en ocasiones se le puede pedir que contenga la respiración con el objetivo de conseguir un mayor especio intercostal, lo que facilitara la exploración.
Las mediciones se realizan en el lado derecho del hígado apoyando la sonda entre las costillas realizando 10 mediciones válidas en el mismo punto sin que se produzcan molestias al paciente. En ocasiones si el paciente tiene un IMC >28 no es posible realizar la medición por el exceso de grasa abdominal.
Para considerar que la técnica de Fibroscan se ha realizado de forma correcta se tiene en cuenta lo siguiente:
La razón o relación entre el número total de mediciones válidas y el número total de mediciones debe ser > 60%.
La cifra de IQR debe ser < 1/3% de la cifra valor de la rigidez final obtenida.
El rango intercuartílico (diferencia entre el percentil 25-75) no debe ser superior al 30% del valor de la dureza final obtenida.
Valor final de rigidez: la máquina calcula la mediana de 10 disparos válidos descartando los disparos nulos.
El valor que resulta de calcular la mediana de las 10 determinaciones es la que se utiliza para establecer la rigidez del hígado
Los grados de fibrosis con enfermedad hepática se dividen en 4 según la clasificación de Sheuer:
<7,6 kPa= F0-F1
7,7 a 9,4 kPa= F2
9,5 a14 kPa= F3
>14 kPa= F4
Los resultados de Fibroscan no son fiables en las siguientes casos:
Pacientes con espacios intercostales estrechos.
Pacientes obesos con IMC >28,
Pacientes con asicitis.
La inflamación del hígado por otras causas y la dilatación de las vías biliares puede elevar el valor de la elasticidad hepática sin que eso signifique fibrosis.

AUTORES:

Olga Rivas Calvete, Marta Delgado Puente, Sonia Dieste Samitier, Lorenzo Oliván Guerri, María Carmen Lasierra Betrán y Blanca Marzal López.
Enfermeros Unidad Endoscopias Digestivas Hospital Universitario San Jorge
Silvia Estrada Oncins y Alberto Lue. FEAS Digestivo Hospital Universitario San Jorge