La importancia del DHA en su visión

Mª José Aznárez Anaut y Begoña Pérez Armendáriz. Ópticos – optometristas en Óptica Egüés. Burlada

Print Friendly, PDF & Email

NUTRICIÓN Y VISIÓN

La influencia que el estilo de vida tiene sobre nuestro estado de salud es un hecho bien conocido. Una óptima función visual requiere que nuestro sistema visual absorba un aporte adecuado de nutrientes a través de la dieta. El DHA (ácido docosahexanoico) es un nutriente clave para la salud cerebral y visual de toda la familia.

En la tabla inferior se pueden observar algunos de los nutrientes más relevantes para el sistema visual y los alimentos que los contienen. En esta ocasión, se quiere dar importancia al DHA, ácido graso omega-3 de origen marino clave para la salud visual y que es un nutriente esencial para nuestro cerebro.

La retina, después del cerebro, es el segundo tejido corporal que más DHA demanda. A pesar de su importancia para nuestro organismo, somos incapaces de fabricar DHA, dependiendo enteramente de un aporte externo a través de la alimentación o suplementación.

DHA EN PEDIATRÍA Y EMBARAZO

Los niños prematuros, niños de embarazos gemelares, hijos de madres vegetarianas o niños de embarazos con una nutrición y hábitos no muy saludables, corren el riesgo de presentar carencias de DHA.

Durante y después del embarazo hay una alta demanda de DHA. Una deficiencia de éste en la gestación e infancia puede contribuir a desórdenes de aprendizaje y comportamiento como por ejemplo niños con trastorno de déficit de atención e hiperactividad, dislexia, autismo, problemas de psicomotricidad e incluso problemas visuales. El DHA favorece a un mejor neurodesarrollo.

DHA Y SALUD VISUAL

El DHA es esencial para la correcta función de los fotorreceptores de la retina, además de promover la integridad del epitelio pigmentario retiniano. Es el ácido graso mayoritario en la región de la mácula, siendo por tanto un nutriente esencial para la función, preservación y regeneración de la retina. El DHA puede mejorar la agudeza visual, además de ser un nutriente que ofrece gran protección frente alteraciones de la retina (glaucoma, degeneración macular, retinopatías etc.), cataratas y de la superficie ocular (ojo seco, úlceras corneales etc.)

Desafortunadamente, el DHA es un nutriente deficitario en un porcentaje elevado de la población, a pesar de consumir pescado.

En ÓPTICA EGÜÉS es posible adquirir el producto NUA DHA, un complemento alimenticio a base de omega-3 con máxima pureza y concentración de los que existen en el mercado, sin metales pesados, sin lactosa ni gluten. A diferencia de otros preparados comerciales de omega-3, en éste sí es posible encontrar omega-3 en la totalidad de la perla y no con grasas vacías o sobrantes que no aportan nada. Una perla de NuaDHA 1000 contiene aproximadamente el 90% de omega-3, de los cuales más de un 85% son DHA. (Ver imagen)

En ÓPTICA EGÜÉS los especialistas en Baja Visión y Optometría pediátrica podrán estudiar su caso y le recomendarán las dosis de suplementación según la afectación visual o dificultad. ¡Visítenos!

Nota: Información obtenida de NUA Biological S.L www.nua-dha.com Suplemento alimenticio registrado en la U.E con nº Registro NUT2104/7.

Vitaminas
Vitamina C: Naranja, kiwi, limón, fresas, pimientos …
Vitamina E: Almendras, avellanas, germen de trigo…
Vitamina A: Zanahoria, espinacas, brócoli, mango, pasas…
Minerales
Zinc: Semillas de calabaza o sésamo, anacardos, chocolate negro…
Magnesio: Judías verdes, alcachofas, guisantes, plátano, frutos secos…
Selenio: Nueces, cebollas, setas, pescado y carne…
Otros
Betacaroteno: Espinacas, zanahoria, calabaza, lechuga, espárragos verdes…
Luteína: Perejil, pistachos, yema de huevo,
DHA: Pescado azul (atún, salmón…)
Intente evitar lo siguiente: mantequilla, margarina, fritos, rebozados, quesos curados /semicurados, pan blanco, pasta blanca, patata frita, arroz blanco, azúcar, bebidas gaseosas y/o azucaradas, café y alcohol destilado.