¿Qué especialidad médica se hará cargo del varón que envejece? La Medicina del envejecimiento. Una nueva y prometedora especialidad

Satur Napal Lecumberri y Garazi Lopez Ubillos. Urólogos del Complejo Hospitalario de Navarra

Print Friendly, PDF & Email
Existen una serie de enfermedades que afectan más a los varones que a las mujeres y que éstos debieran de conocer. Las mujeres ya han logrado grandes avances sanitarios para que su cuerpo y su vida no se deterioren, y las “Unidades de Tratamiento de la Menopausia” o los “Centros de Atención a la Mujer” son ya una realidad en nuestro medio. Palabras como “osteoporosis”, “tratamientos hormonales sustitutivos” o “gel lubricante vaginal” son utilizadas por las mujeres cotidianamente y no sólo en la menopausia, sino también entre las que se preparan para la llegada de esta etapa de su vida.

Los varones, aunque vamos muy por detrás de ellas, nos tenemos que concienciar de la importancia de la prevención y del cuidado de nuestra salud y es seguro que en poco tiempo veremos proliferar “Unidades de Andropausia” o de “Envejecimiento Masculino”, donde los varones seremos estudiados y tratados de forma global
El aumento de la edad media de la población supone un mayor número de enfermedades y de intervenciones quirúrgicas, tanto programadas como de urgencia y además con las limitaciones específicas ligadas a la edad.
Esto unido a otros temas hará que la urología juegue un papel importante en gran parte de la patología del “varón que envejece”. Refiriéndonos a la especialidad de urología los importantes avances alcanzados en las últimas décadas en el desarrollo de la medicina han repercutido en el futuro de esta, que se perfila como una especialidad con mayor contenido médico, sin abandonar las raíces que la caracterizan como especialidad quirúrgica.

El estudio del varón añoso

El compromiso médico del urólogo es cada día mayor y en Europa se promueve activamente la idea de que el urólogo debe de ser el médico general del varón de edad avanzada y con esta idea ha nacido la “Sociedad Internacional para el estudio del varón añoso”.
La prolongación de la edad media de la población masculina determina un aumento de la patología urológica característica ligada a la edad, que se traduce sobre todo en síntomas relacionados con trastornos del tracto urinario inferior, mayor riesgo de padecer infecciones urinarias e incontinencia urinaria, un aumento en la incidencia de cáncer prostático, de disfunción eréctil y la aparición del síndrome del hipogonadismo de inicio tardío, ligado al déficit de testosterona y que ocurre en muchos varones a partir de los cincuenta años.
Actualmente se hace hincapié en que el urólogo como médico que accede a gran cantidad de varones de edad, debiera actuar como controlador de los marcadores de riesgo de enfermedad cardiovascular y en educador de estos pacientes aconsejándoles la adquisición de hábitos de vida cardiosaludables.
El cuadro general es que la mayoría de los varones de edad padecerán alteraciones relacionadas con la especialidad de urología. Por todo lo dicho anteriormente, surge en Europa la idea que propugna la necesidad de desarrollar un programa denominado Androcheck y que tendría como objetivo el control periódico de los varones de más de cincuenta años y dicho programa lo lógico es que corresponda al urólogo, como responsable directo de la atención a un nuevo campo que emerge dentro de la especialidad.
El Androcheck debe ir encaminado a la prevención y el tratamiento de cinco patologías urológicas fundamentales:
• La hipertrofia benigna de próstata
• El cáncer de próstata.
• La disfunción eréctil.
• El síndrome del hipogonadismo de inicio tardío, por déficit de testosterona.
• La prevención de la cardiopatía isquémica.