Cápsula endoscópica de intestino delgado

Marta Montañés Guimerá, Yoana Martínez Cilleros, Lucía Diez de Arizaleta . Enfermeras del Servicio de Endoscopias del Complejo Hospitalario de Navarra

Print Friendly, PDF & Email
La cápsula endoscópica de Intestino Delgado (ID) es una técnica diagnostica que permite visualizar la mucosa del ID en su totalidad. El funcionamiento de la cápsula consiste en tomar imágenes a lo largo de todo el ID para crear un vídeo. Este será visualizado por un especialista que posteriormente emitirá un diagnóstico.

Su uso está indicado en anemias, hemorragias digestivas, pólipos y neoplasias del ID. Es muy útil, además, para el diagnóstico y seguimiento de Enfermedades Inflamatorias intestinales (Enfermedad de Crohn y Colitis ulcerosa).

Preparación para el procedimiento

• Si estuviese en tratamiento con hierro oral tendrá que suspenderlo al menos 10 días antes.
• El día anterior se llevará una dieta líquida desde la merienda.
• El día de la prueba acudirá en ayunas de 8 horas.
• Acudir con ropa holgada.

El procedimiento

La enfermera colocará un cinturón o bien unos sensores adheridos (Imagen 1) a la piel del abdomen del paciente. Estos serán  los encargados de recoger la señal de la cápsula.

Imagen 1

A continuación se conectarán los sensores al registrador (Imagen 2 y 3) que grabará las imágenes del recorrido de la cápsula. Este aparato se llevará colgado como una bandolera (Imagen 4).

Imagen 2Imagen 3Imagen 4
Con todo el aparataje ya colocado procederemos a sacar la cápsula de su envoltorio. El paciente la tragará con el mínimo de agua posible.
Una vez que se ha ingerido la cápsula se comprueba que haya pasado al estómago a través de la pantalla digital del registrador identificando la mucosa gástrica.
Despúes de todo esto el paciente podrá irse a su casa, volviendo cuando se hayan cumplido las 8 horas desde la ingesta de la cápsula para devolver el aparataje y proceder a la descarga del vídeo.

Cuidados después de la ingesta de la cápsula

Durante las dos primeras horas desde la toma de la cápsula, el paciente se mantendrá en ayunas. Una vez cumplidas las 2 horas se podrán tomar líquidos claros, siempre que no sea leche.  A las 4 horas se podrá tomar un tentempié ligero. Cuando hayan pasado las 8 horas que dura el procedimiento se podrá volver a la dieta habitual.
Debe observar periódicamente que la pequeña luz en la parte superior del aparato parpadea.
Se podrá realizar vida normal, teniendo en cuenta que hay que intentar evitar lugares que tengan fuente de campos electromagnéticos (Resonancia Magnética, equipos de radioaficionado) para que no se produzcan interferencias en la grabación.
La cápsula se eliminará junto con las heces.

Conclusión

Es una gran alternativa a la Enteroscopia, la cual supone una prueba invasiva que es necesaria realizarla bajo sedación.
Se trata de un procedimiento muy cómodo ya que no requiere una gran preparación y a pesar de durar 8 horas no es necesario que el paciente permanezca durante este tiempo en el hospital.