Conozcamos nuestro cuerpo: Los intestinos

Dra. Daime Pérez Feito. Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria. SEMERGEN NAVARRA

Print Friendly, PDF & Email

gastrointestinal tract includes all structures between the esophagus and anus. Human anatomy.

El Aparato Digestivo es el conjunto de órganos encargados del proceso de la digestión, es decir, la transformación de los alimentos para que puedan ser absorbidos y utilizados por las células del organismo. Se forma por el tubo digestivo y las glándulas anexas (glándulas salivales, hígado y páncreas).

El intestino es la parte visceral y tubular de este sistema que se extiende desde el estómago hasta el ano, se localiza en la cavidad abdominal y se divide en dos segmentos: Intestino delgado e Intestino grueso.
La función de los intestinos es la de transporte de los alimentos, la absorción de los nutrientes y la eliminación de desechos mediante la defecación.

Intestino delgado

Se inicia a la salida del estómago, de unos 6 metros de largo y se subdivide en tres porciones: duodeno (0,26 m), yeyuno (2,5 m) e íleon (3,5 m).
En su primera porción (Duodeno) recibe las secreciones de las glándulas intestinales, la bilis y los jugos del páncreas. Todas ellas contienen una gran cantidad de enzimas que degradan los alimentos y los transforman en sustancias solubles simples, como aminoácidos, para ser absorbidas.
El tramo siguiente (Yeyuno) realiza la absorción de las sustancias del “quilo alimenticio” (fluido corporal lechoso formado por bilis, jugo pancreático y grasas emulsionadas)
Se continúa el tránsito hacia el Ileon que cumple con funciones de secreción, absorción y motilidad, que completan el procesado de los nutrientes. En él se absorbe la vitamina B12 y la mayor parte de las sales biliares.
El Intestino Delgado está repleto de vellosidades que amplían la superficie de absorción.
La unión entre ambos se localiza en la zona del abdomen inferior derecho a través de la válvula ileocecal.

Intestino grueso

Es la penúltima porción del tubo digestivo, mide entre 1 y 1,5 metros y está formada por:
el Ciego, Colon, Recto y Canal anal.
El intestino grueso se inicia a partir de la válvula ileocecal en un fondo de saco denominado ciego de donde sale el apéndice vermiforme y termina en el recto. Desde el ciego al recto describe una serie de curvas, formando un marco en cuyo centro están las asas del yeyuno-íleon.
Básicamente su función es continuar la absorción de agua y nutrientes minerales de los alimentos, compacta las heces, y almacena la materia fecal en el recto hasta que es expulsada a través del ano.

Microbiota y Bolo alimenticio

En el aparato digestivo se alojan bacterias que constituyen la denominada Microbiota o Flora Intestinal. La gran mayoría de estas bacterias no son dañinas para la salud, y muchas son beneficiosas. Se calcula que el ser humano tiene en su interior unas 2.000 especies bacterianas diferentes, de las cuales solamente 100 pueden llegar a ser perjudiciales.
Al estar compuesta de microorganismos es muy sensible al uso de antibióticos, y éstos son los principales causantes de su destrucción, cuando ocurre.
Se regenera periódicamente, excretándose los microorganismos muertos a través de las heces.
El bolo alimenticio pasa a través del tubo digestivo y se desplaza así, con ayuda tanto de secreciones como de movimiento peristáltico de las diferentes fibras musculares.

Principales enfermedades de los Intestinos

Las enfermedades en el sistema digestivo (incluso el cáncer), por lo general, son producto de factores internos, pero también externos, tales como la alimentación e infecciones, con lo cual, podemos deducir que en muchas ocasiones las alteraciones que se producen son resultado de nuestro propio descuido o poca rigurosidad con la higiene y la dieta. Al tener presentes estos datos, se puede decir que muchas enfermedades intestinales son evitables.
• Estreñimiento: Es una condición que consiste en la falta de movimiento regular de los intestinos, lo que produce una defecación infrecuente o con esfuerzo, generalmente de heces escasas y duras. La frecuencia defecatoria normal varía entre personas, desde un par de veces al día hasta tres veces a la semana. Puede considerarse un trastorno según altere o no la calidad de vida. No es una enfermedad, sino un síntoma con muchas causas. Ocasionalmente cualquier persona puede padecerlo. A menudo se produce por ingerir alimentos con poca cantidad de fibra, falta de ejercicio físico, ingesta de poco líquido sobre todo agua, demorar la defecación, los viajes o el estrés. También es frecuente durante el embarazo y durante la adolescencia. Otras causas de estreñimiento, relacionadas con enfermedades son: Cáncer de colon, Efecto secundario de algunos medicamentos, (codeína), Díndrome del intestino irritable, Hipotiroidismo, Problemas neurológicos, Trastornos de salud mental
• Enfermedad celíaca (EC): No es una enfermedad únicamente digestiva, sino un proceso de naturaleza autoinmune que afecta al intestino y a diversos órganos y sistemas, de difícil diagnóstico. Es producida por una intolerancia permanente al gluten (conjunto de proteínas presentes en el trigo, avena, cebada y centeno y productos derivados de estos cereales), en personas con predisposición genética. Los síntomas digestivos suelen ser leves o incluso ausentes, especialmente a partir de los 2 años de vida, pero pueden desarrollarse numerosos síntomas y trastornos no digestivos, por lo que habitualmente no es reconocida ni diagnosticada, a pesar de tratarse de la enfermedad digestiva crónica más frecuente.
• Síndrome del intestino irritable (SII): No es una enfermedad propiamente dicha, sino un conjunto de trastornos funcionales del intestino que se caracterizan por la presencia de episodios recurrentes de dolor abdominal, molestias acompañadas de hinchazón abdominal y alteraciones en la cantidad y consistencia de las heces fecales. No obstante, actualmente se dispone de pruebas diagnósticas que hablan a favor de que ya no es apropiado seguir considerando al SII como un trastorno puramente funcional. No es una enfermedad psiquiátrica ni psicológica. No se ha demostrado la existencia de factores psicológicos que provoquen el SII o que influyan en su instalación, si bien los factores psicológicos pueden contribuir al deterioro de la calidad de vida.
• Colitis: Inflamación del intestino grueso (colon), provocada por diversas causas. Los síntomas principales son la diarrea y los dolores abdominales.
• Úlcera péptica (UP): Se trata de un defecto o lesión de la mucosa gastrointestinal, que se perpetúa como consecuencia de la actividad ácido-péptica. Las áreas de localización son fundamentalmente el estómago y el bulbo duodenal.
• Cáncer de colon: Es la tercera forma más común de cáncer. El cáncer colorrectal no suele dar síntomas hasta fases avanzadas y por eso la detección temprana es importante para evitar un diagnóstico en fases muy avanzadas. Cuando aparecen, los síntomas y signos del carcinoma colorrectal son variables e inespecíficos. La edad habitual de desarrollo del cáncer colorrectal es entre los 60 y 80 años de edad. En las formas hereditarias el diagnóstico acostumbra a ser antes de los 50 años. Los síntomas más frecuentes incluyen: sangrados rectales, alteraciones de ritmo defecatorio habitual y/o dolor abdominal. La presencia de síntomas notables o la forma en que se manifiestan depende un poco del sitio del tumor y la extensión de la enfermedad