Cuándo acumular cosas se convierte en un problema médico. El trastorno por acumulación y el Síndrome de Diógenes

David Calvo Medel. Médico psiquiatra del Servicio Navarro de Salud en el Centro de Salud Mental de Tudela

Print Friendly, PDF & Email

El trastorno por acumulación

El trastorno por acumulación es un nuevo síndrome psiquiátrico que ha sido recientemente incluido en el DSM-5 como entidad distinta del Trastorno Obsesivo Compulviso. Con esta entidad se puede clasificar lo que se conoce como popularmente Síndrome de Diógenes, pero no siempre coinciden.

La acumulación se caracteriza porque el paciente presenta dificultades para deshacerse de bienes, independientemente de su valor real. Con esta simple definición muchas personas podrían incluirse en esta categoría, pero en dicho trastorno se considera que la acumulación debe ser patológica y debe provocar algún tipo de deterioro en el funcionamiento de la persona, es decir, que debe provocar problemas o trastornar la vida de la persona y además debe provocar malestar el pensar en tener que deshacerse de esos objetos. Por lo tanto, no entrarían en esta categoría aquellas personas que exclusivamente tuvieran conflictos para tirar o descartar cosas de importante valor económico, o aquellas personas que, aunque acumulen cosas inservibles, no les suponga un problema en ningún ámbito de su vida (social, académico, ocupacional etc.). La acumulación se pude producir porque activamente el paciente recoja cosas inservibles, o pasivamente, donde el paciente no las vaya tirando.
Para poder ser diagnosticado de síndrome de acumulación, es necesario que el espacio en el que se disponen las cosas esté completamente inutilizado y que la intervención de terceras personas sea necesario para mantener el orden y la limpieza en el ambiente y que la persona no tenga otra enfermedad que justifique la conducta de acumulación, tanto médica (enfermedad cerebrovascular por ejemplo), como psiquiátrica (por ejemplo una psicosis). En este sentido, este trastorno se trataría como una compulsión dentro del espectro obsesivo compulsivo, puede darse en cualquier edad, guarda más relación con factores genéticos y se beneficia en mayor media de fármacos, aunque es fundamental el abordaje psicológico de la conciencia de enfermedad porque falta en muchos casos.

El síndrome de Diógenes

En el síndrome de Diógenes es necesario un abandono del autocuidado y de la higiene. Es decir, la conducta de acumulación se da, pero es necesario que el paciente presente deterioro de otras esferas. Recordemos que el filósofo griego del que proviene el nombre se caracterizaba por vivir en soledad y aislado, despreciando los usos sociales. Este síndrome se suele presentar en personas mayores, muchas veces que residen en soledad, y que presentan un trastorno afectivo, un deterioro cognitivo o un alcoholismo. Aunque se podrían establecer factores genéticos en el síndrome, una de las causas más descritas es el efecto del modelaje que pueden proporcionar los progenitores con este síndrome, que luego repiten muchas veces los hijos. En este sentido, la acumulación del Diógenes está relacionada con deterioro de funciones superiores, frente a la del trastorno de acumulación, que se ve más como compulsión.
La acumulación sobre todo en el síndrome de Diógenes muchas veces ocasiona malestar en la comunidad de vecinos porque se pueden producir efectos insalubres, riesgo de incendios o contaminación por insectos. Son muchas veces los vecinos, la familia menos directa o los servicios sociales los que ponen en alerta de la acumulación patológica. Si es posible interesa contar con inspección ocular por parte de algún informador externo para poder confirmar la situación clínica, porque muchas veces los pacientes no son conscientes del problema médico que tienen. Por ello, el tratamiento es fundamentalmente psicológico y tiene que ir orientado a trabajar la conciencia de enfermedad para proceder a una limpieza y retirada gradual y enseñar al paciente habilidades para que esta conducta no se repita y habrá que tratar farmacológicamente si procede las posibles enfermedades asociadas.