La colonoscopia virtual en el diagnóstico del cáncer de colon

Nerea Yanguas Barea y David Ibáñez Muñoz. Especialistas en Radiodiagnóstico. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza. Borja Navas Díaz. MIR Pediatría. Hospital Clínico Universitario de Valencia

Print Friendly, PDF & Email

El cáncer es un conjunto de enfermedades caracterizadas por la existencia de una proliferación anormal de células. Entre los diferentes tumores, el más frecuente en conjunto es el cáncer de colon, el cual afectará a 1 de cada 20 hombres y a 1 de cada 30 mujeres antes de cumplir los 74 años.

En España la supervivencia a los 5 años se sitúa en este momento por encima de la media de los países europeos, con un 64% (la media europea es de un 57%).

Síntomas

Los síntomas de esta enfermedad son variables, sobre todo en función de la localización del tumor y del grado de afectación: sangre en las heces, cambios en la frecuencia de las deposiciones, sensación de evacuación incompleta, dolor abdominal, cansancio extremo y pérdida de peso, etc. Ninguno de ellos es exclusivo del cáncer de colon, ya que pueden aparecer en otra serie de enfermedades como las hemorroides, algunos tipos de diarrea o en otros trastornos digestivos.

Cuando existen síntomas que pueden hacer sospechar la posible existencia de una lesión en el colon, el médico lleva a cabo una exploración que incluye un tacto rectal y pedirá una serie de pruebas para determinar el diagnóstico, siendo las más habituales la analítica de sangre que incluya marcadores tumorales y la colonoscopia.

La colonoscopia convencional

La colonoscopia convencional es la exploración que permite la visualización directa de todo el intestino grueso y la parte final del intestino delgado mediante la introducción de un colonoscopio (tubo flexible dotado de una cámara) por el recto. En ocasiones los pacientes, por sus condiciones o por el tipo de lesión que presentan, no pueden realizar o completar el estudio mediante la colonoscopia convencional y en su lugar se realiza la colonoscopia virtual.

Esta técnica consiste en la visualización del colon por dentro tras haber realizado dos estudios de Tomografía Computerizada (TC) del abdomen, uno boca abajo (prono) y otro boca arriba (supino), obteniendo imágenes tridimensionales del colon con el TC helicoidal que permiten navegar por su interior y asegurar si lo que se ve es una lesión real o son restos de heces que han quedado dentro del intestino.

Para llevarla a cabo se colocará una vía intravenosa por la que se introducirá el contraste (como en el resto de estudios de TC con contraste) y se introducirá una pequeña cánula del tamaño del dedo meñique por el recto, a través de la cual se introduce aire que distienda el colon, realizando a continuación el estudio de TC.

Las ventajas de la colonoscopia virtual son que se puede visualizar el colon desde muchos ángulos diferentes, así como la pared del mismo y la afectación de la zona exterior al colon, permite valorar el resto del abdomen en la misma exploración, no precisa sedación, es rápida y el paciente se reincorpora a su actividad habitual inmediatamente tras someterse a la misma.

Las desventajas de esta exploración son la irradiación (factor más importante en gente joven) y la imposibilidad de tomar muestras de la lesión al no tratarse de una técnica invasiva.

Como conclusión diremos que esta técnica es complementaria a la colonoscopia convencional y que será su médico responsable, en función de sus síntomas y las sospechas clínicas quien aconsejará la exploración más adecuada a realizar.