La correcta fotoprotección de los niños en verano

Silvia Anastasia Calvo Campos. Enfermera CS Torrero la Paz

Print Friendly, PDF & Email
Los niños son uno de los grupos de la población en los que más debemos incidir sobre la importancia de la fotoprotección; porque habitualmente desarrollan una actividad al aire libre más importante que los adultos y porque el principal factor de riesgo del cáncer de piel es la radiación ultravioleta, fundamentalmente la que se produce durante la infancia.

Al hablar de fotoprotección incluímos todas aquellas medidas que se pueden implantar para proteger a la piel de la agresión producida por la exposición solar, entre las que se incluyen las conductas de evitación solar, la protección con ropas, gorros y gafas solares y el uso de fotoprotectores.
Dada la importancia de conocer estas medidas y coincidiendo con la época estival que acaba de comenzar, se ha decidido elaborar este artículo con una serie de recomendaciones prácticas para llevarlo a cabo.

Fotoprotección

Entre las principales estrategias de fotoprotección recomendadas en guías tanto nacionales como internacionales se encuentran:
• Evitar la exposición solar en las horas centrales del día, especialmente entre las 12 y las 16 horas; disminuyendo las actividades al aire libre en estos periodos de tiempo, y fomentando entonces el uso de zonas sombreadas. Manteniendo la precaución con la radiación indirecta producida por las superficies circundantes, como son el agua, la arena o la nieve.
• Un pequeño truco para saber cuándo se debe de poner más empeño en evitar el sol: “la regla de la sombra”: el sol es más peligrosos cuanto más pequeña es la sombra del niño en relación con su altura.
• Si se va a estar expuesto al sol, se recomeidna cubrir la mayor parte del cuerpo posible con ropas adecuadas.
• Para la protecciónde la cara y del cuello, se aconsejan las gorras y sombreros, teniendo en cuenta que la protección que ofrecen es mayor cuanto mayor sea el área que cubran.
• Utilizar gafas de sol, con filtros solares homologados para la edad infantil, para proteger los ojos y regiones perioculares.
• Utilizar fotoprotectores: aquellas sustacncias que absorben y filtran la radiación UV. Son la medida fundamental de protección frente a las radiaciones UV, y su utilización es muy importante y necesaria.

Consejos

Algunos consejos para que su uso sea efectivo…
• Su mayor efectividad se consigue aplicándolo de forma generosa entre 15 y 30 minutos antes de la exposición solar y reaplicándolo en las zonas expuestas cada 2 horas o tras realizar actividad física intensa que puedan eliminarlo de la piel (nadar, sudar excesivamente o limpiarse con la toalla). Reaplicar el producto incrementa de 2 a 3 veces la protección frente al sol.
• No olvidar protegerse también en los días nublados, ya que la radiación ultravioleta puede atravesar las nubes.
• Protegerse del sol aunque la piel esté bronceada, ya que ésto no impide quemaduras.

En el caso de los niñoos más pequeños es muy importante tener en cuenta la responsabilidad de los padres a la hora de instaurar estas medidas de fotoprotección para proteger a sus hijos de las radiaciones solares, además de instaurar en sus hijos hábitos saludables de protección y de evitación solar.