Lactancia materna: el mejor comienzo

Dra. Manuela Sánchez Echenique. Pediatra. Sección de Evaluación y Calidad Asistencial. A. Primaria Miembro Del Comité de Lactancia Materna de A. PrimariaDra. Margarita De Miguel Maiza. Pediatra CS Burlada. Miembro Del Comité de Lactancia Materna de A. Primaria

Print Friendly, PDF & Email
Si a una mujer le ofrecen un remedio que garantiza el mejor desarrollo físico y psíquico de su bebé, lo protege de infecciones y de enfermedades futuras y la protege a ella misma. ¿Quién se negaría a aceptarlo, teniendo en cuenta que es gratis y está al alcance de todas? Es la simple y eficaz reflexión que los profesionales sanitarios queremos transmitir.

El objetivo es que las mujeres que decidan libremente amamantar a sus hijos, puedan hacerlo sin dificultad, mediante un apoyo eficaz y de máxima calidad en todo el proceso perinatal.

¿Cuáles son exactamente las ventajas de la lecha materna?

La OMS en su última declaración de enero de 2011 recomienda a las madres de todos los países alimentar a sus hijos los seis primeros meses de vida con lactancia materna exclusiva (que significa darle al bebé leche materna solamente, sin ningún otro alimento o bebida) para alcanzar un óptimo crecimiento, desarrollo y salud. A partir de esa edad hay que dar además otros alimentos complementarios y continuar con la lactancia materna hasta los dos años o más.

Las razones científicas que hacen recomendar estas pautas se basan en revisiones de muchos estudios. Los resultados asocian la lactancia con una serie de beneficios tanto para el niño como para la madre y la sociedad.

Estos estudios muestran que el mantener la lactancia exclusiva hasta los seis meses tiene varias ventajas sobre la opción de hacerlo hasta los 3-4 meses y continuar después con ayuda complementaria.

Ventajas para el niño

  • Menor incidencia y severidad de infecciones (gastroenteritis, infecciones de vías respiratorias, otitis media).
  • La lactancia materna ayuda a construir un fuerte vínculo entre la madre y el bebé, tanto física como emocionalmente.
  • Menor incidencia de muerte súbita del lactante.
  • Algunos estudios sugieren también una disminución de la incidencia de la diabetes, obesidad y asma en niños mayores y adultos que fueron amamantados, en comparación con los que no fueron amamantados.

Beneficios para la salud materna

  • La disminución de la hemorragia postparto y la involución uterina más rápida, atribuibles al aumento de las concentraciones de oxitocina que se originan cuando el niño succiona para alimentarse.
  • Recuperación más rápida del peso previo al embarazo.
  • Menor riesgo de cáncer de mama y ovario.

Beneficios para la Comunidad

Además de las ventajas específicas de salud para los niños y las madres, se han descrito beneficios para la economía familiar, social y el medio ambiente. Estos beneficios incluyen: la disminución de los costos anuales de atención de salud por menor nº de enfermedades disminución del absentismo de los padres y la consiguiente pérdida de ingresos de la familia disminución de la carga ambiental para la eliminación de las latas de fórmula y botellas.

La leche materna y el amamantamiento proporcionan al recién nacido todo lo que éste necesita para un óptimo desarrollo físico y psíquico, lo protege de las infecciones en una etapa de máxima vulnerabilidad y desarrolla adecuadamente las conexiones de su cerebro, algo fundamental pues el cerebro del ser humano es muy inmaduro al nacimiento. Por otra parte, al amamantar, la madre se asegura protección frente a múltiples enfermedades, algunas tan importantes como el cáncer de mama. Mitos como que la lactancia estropea el pecho femenino han sido desmentidos recientemente en publicaciones especializadas de cirujanos estéticos.

No sólo es importante la leche materna, el contacto físico durante el amamantamiento es necesario y estrecha el vínculo madre hijo. El contacto piel con piel inmediatamente tras el parto es fundamental para el bienestar del recién nacido: favorece lactancias más felices y protege al bebé.

¿Cuál es la situación actual?

El número de mujeres que dan el pecho disminuyó durante la década de los 60- 70 del siglo pasado, lo que hizo que las mujeres actuales apenas hayan visto lactar en su entorno; en los últimos años las cifras han ido aumentando, pero todavía hay un amplio margen de mejora.

Para cambiar esto en Navarra por Orden foral 4/2004 de 28 de enero se crea la Comisión Asesora Técnica para la Promoción de la Lactancia materna, formada por los directores de hospitales, pediatras hospitalarios, del Centro de Salud, matronas, representantes de las ligas de la leche… en la que se toman decisiones para trabajar mejor y crear una red de apoyo para las madres que quieran lactar a sus hijos. De esta comisión dependen varios grupos, uno de ellos en Atención Primaria formado en 2006.

En 2007 se efectuaron medidas de formación de profesionales y se editaron folletos, pósters y un video divulgativo para las madres con el fin de facilitar el conocimiento de las diferentes posiciones correctas de amamantamiento, reconocimiento de los signos de hambre, etc. En Navarra, en un estudio efectuado en Atención Primaria a partir de los niños nacidos el año 2008 atendidos en los Centros de Salud a los dos meses de vida los niños lactaban un 75,7% y un 49,3 % a los 6 meses. Las cifras de lactancia exclusiva a diferentes edades se muestran en el cuadro anexo.

 

Navarra 2008 Algún tipo de
Lactancia materna
Lactancia materna
Exclusiva
% bebés con lactancia materna
al salir de la maternidad
88,2 71,2
% bebés con lactancia materna
a los 2 meses de vida
75,7 55,9
% bebés con lactancia materna
a los 4 meses de vida
64 43,9
% bebés con lactancia materna
a los 6 meses de vida
49,3 19,8
% bebés con lactancia materna
a los 12 meses de vida
22,6

 

Ninguna mujer debería elegir alimentar a su hijo con biberón sin haber recibido antes una buena información sobre la lactancia materna.

Razones no-científicas para la lactancia materna

En la historia reciente, la evidencia científica ha encontrado razones de que la lactancia materna tiene numerosos beneficios para la salud; sin embargo, a veces la ciencia no es lo suficientemente convincente para las nuevas madres.

A veces, la ciencia es aburrida! Hay beneficios de la lactancia materna que no siempre necesitan ser de tipo científico y entre éstos tenemos las madres:

  • Tómese un descanso: Las nuevas madres, sin importar el número de hijos que tienen, necesitan un momento para respirar. Hay muy pocas cosas en la vida que son mejores que parar y contemplar a su bebé mientras éste se alimenta.
  • Los bebés alimentados con leche materna huelen mejor: Un pañal de un bebé con leche materna y un pañal de un bebé alimentado con fórmula, que probablemente mostrará abiertamente aromas diferentes.
  • Más barata. No hay que comprar fórmulas ni biberones, etc.
  • Siempre disponible: No hay que prepararla ni lavar utensilios etc. La lactancia materna es más cómoda.
  • Ecología: La lactancia materna reduce drásticamente la cantidad de plástico, estaño, silicona y goma que va a los vertederos.
  • Mejora la autoestima y seguridad: Tener la capacidad de proporcionar el alimento completo para una vida joven sin duda puede dar a las madres una sensación de logro y confianza. Y a los niños les aporta seguridad y fortaleza de su vínculo afectivo.
  • No caduca: la leche materna está fresca. Con la leche materna, no se tiene que mirar fechas, ni preguntarse qué marca comprar.
  • La lactancia mantiene a la Mamá más saludable: Aparte de los beneficios científicos de las madres que amamantan, es probable que las madres se cuiden mejor en el período de lactancia. Una madre lactante será más propensa a seguir una dieta saludable, y limitar su exposición al alcohol y otros tóxicos y a no fumar, manteniendo un ambiente más saludable.

Puntos clave para una buena lactancia

Inicio precoz. Comenzar la lactancia materna en los primeros 60 minutos post-parto.

A demanda. Hay que ofrecer el pecho tantas veces como lo reclame; los recién nacidos realizan 8-10 tomas al principio.

Una buena colocación del niño. Con el mentón tocando firmemente el pecho y con la nariz libre, la boca está muy abierta, y habrá mucha más cantidad de la piel oscura visible del pecho sobre el labio superior de su bebé que por debajo de su labio inferior – y sus mejillas se verán llenas y redondas cuando el bebé se alimenta.

Es la clave del éxito. Recuerde la posición correcta.

Sólo pecho. Evitar chupetes y tetinas hasta que la lactancia esté bien establecida (4-6 semanas).

Con la leche basta. NO dar biberones de suero, infusiones, agua etc. para los cólicos.

Tomas a la noche. También hay que dar de mamar a la noche. Hay que buscar posturas que permitan descansar.

Apoyo familiar y social y de grupos de apoyo. Es necesario apoyar a la madre.

Confiamos que con el esfuerzo de todos podamos lograr que la mayoría de los niños navarros llegan a los seis meses tomando leche materna exclusivamente y que después continúen lactando si bien complementando su dieta con otros alimentos para lograr un correcto desarrollo.

Más información sobre el tema:

  • Comité de lactancia materna de la Asociación Española de Pediatría (AEP).www.aeped.es/comite-lactanciamaterna
  • OMS-lactancia materna exclusiva durante seis meses, mejor para los bebés en todas partes (“la duración óptima de la lactancia materna exclusiva (Revisión)”, Kramer MS, Kakuma R. La Biblioteca Cochrane Plus, 2009, Nº 4).