Nuevas tendencias en la cura en seco del cordón umbilical

Estefanía Castillo Castro, Amaia Luquin Villanueva y Maria Jericó Ojer. Matronas Complejo Hospitalario de Navarra.

Print Friendly, PDF & Email
Actualmente se están extendiendo nuevas líneas de lo que habitualmente teníamos entendido como lo mejor para la cura del cordón umbilical.

Estas nuevas líneas están a favor de la cura en seco del cordón umbilical en contra del extendido uso del alcohol y la clorhexidina.

Características del cordón umbilical

El cordón umbilical está formado por 2 arterias y 1 vena que están envueltas por la gelatina de Wharton y un envoltorio. El proceso de caída del cordón umbilical suele darse entre el quinto y el décimo día tras el parto. Éste proceso de caída puede retrasarse por causas como la excesiva humedad sobre el cordón, el mal cuidado del cordón, patologías asociadas e infecciones.
Después del parto, el cordón se seca, se endurece y se vuelve negro rápidamente. El riesgo de infección va en aumento hasta su caída. La piel del recién nacido y, por tanto, el cordón, empieza a colonizarse de bacterias saprofitas que le aporta la madre mediante contacto cutáneo.
La colonización por las bacterias propias de la piel, como Staphylococcus aureus, Escherichia coli y varios tipos de Streptoccoccus, entre otros, que producen una infiltración leucocitaria del cordón y activación de los mecanismos de momificación que favorecerán la caída del cordón.

Cura en seco

La OMS (Organización Mundial de la Salud), recomienda la cura en seco en los países desarrollados, donde el riesgo de tétanos es casi inexistente (la población está generalmente correctamente vacunada contra el tétanos ) y las medidas higiénicas del parto están establecidas de manera sistemática.
• La OMS recomienda lavado de manos, cortar con un utensilio aséptico después del parto y pinzarlo a unos 2-3 cm de la base.
• Contacto piel con piel de madre y el recién nacido, para favorecer la colonización del cordón por parte de la flora saprófita de la piel de la madre.
• No baño 6 primeras horas.
• Para la cura en seco: En países desarrollados, en niños no hospitalizados con buena higiene en el hogar (también lo avala la AEPED).
• Para la cura con antisépticos: En países en vía de desarrollo, el recién nacido separados de la madre u hospitalizados o malas condiciones de salubridad en el domicilio del recién nacido.
Para realizar la cura de Cordón en seco debemos:
• Mantener el cordón limpio y seco.
• Sin bandas elásticas ni vendas alrededor del cordón que puedan entorpecer el secado.
• Ropa holgada.
• No cubrir la zona con pañal.
Sin embargo para los padres, el no realizar la cura con antisépticos les suele generar preocupación e inseguridad por creer no estar haciéndolo bien, por lo que es necesario un reaprendizaje por parte de la sociedad encaminada hacia esta nueva y satisfactoria forma de cuidar del cordón umbilical de sus hijos y para ello el papel de las matronas es fundamental para informarles desde la educación maternal y reforzar esos cuidados en la sala de puérperas.

Conclusiones

En países desarrollados con cobertura tetánica y con buenas condiciones de salubridad en el hogar del Recién nacido (no hospitalizados), la limpieza con agua y jabón y el secado al aire parecen ser medidas suficientes y seguras para el cuidado del cordón umbilical.