Radiología, clave del buen diagnóstico en lesiones deportivas

Médicis Cenrto de Diagnóstico por Imagen

Print Friendly, PDF & Email
medicis
La creciente preocupación por el cuidado de la salud en la sociedad actual ha derivado en un incremento de las prácticas deportivas. Sin embargo, el desarrollo de entrenamientos no dirigidos por profesionales ha desembocado en un aumento de las lesiones.

La mayoría de las patologías musculo – esqueléticas atendidas en la actualidad provienen de la actividad deportiva. En este campo de la medicina, la radiología ha adquirido un papel fundamental gracias al rápido avance tecnológico que han vivido los sistemas de imagen, sobre todo el del ultrasonido y el de la resonancia magnética. Tanto es así, que una buena imagen es la base de un diagnóstico acertado, especialmente en lesiones pequeñas, permitiendo aplicar el tratamiento adecuado para una recuperación acelerada y óptima.
Las lesiones por trauma de rodilla y hombro son las principales lesiones deportivas atendidas en el centro de diagnóstico por imagen Médicis, generalmente procedentes de la práctica tanto de deportes en los que existe contacto, como el fútbol y el baloncesto, como de los individuales: el esquí, el golf y la pelota – mano.

La radiología aplicada a la medicina deportiva

Para la detección y seguimiento de las lesiones deportivas de hueso, las radiografías convencionales siguen siendo útiles en el caso de fracturas evidentes, pero son insuficientes a la hora de diagnosticar roturas pequeñas no tan evidentes o multifracturas en un solo hueso. Para estos casos, el TAC se presenta como la prueba más especializada.
En el terreno deportivo, la ecografía resulta imprescindible para el diagnóstico y estudio de la evolución de lesiones musculares, y en el caso de extremidades inferiores, para la correcta visualización de problemas venosos o taponamientos causados por golpes e incluso degeneración de los tejidos.
La resonancia magnética se posiciona como la prueba más empleada en la detección y control de lesiones deportivas. Se utiliza para traumas articulares, ligamentosos y tendinosos tan frecuentes en las prácticas deportivas, y que sobre todo afectan a las extremidades. Para estos casos, Médicis dispone de la única máquina en Pamplona exclusiva para resonancias de extremidades, que aporta comodidad y calidad, especialmente en las pruebas realizadas a niños o pacientes claustrofóbicos.

La clave: Diagnósticos rápidos y acertados

El acierto en la elección del tipo de prueba a realizar en cada caso resulta vital para la obtención de un diagnóstico preciso y la aplicación del tratamiento correspondiente en el menor plazo de tiempo posible. Médicis ya se enfoca en esta dirección, realizando sesiones formativas para colectivos profesionales de la salud como son los fisioterapeutas, enfermeros y rehabilitadores, orientándoles en función de la patología o dolores del paciente.
La clave de una recuperación óptima es la realización de la prueba de imagen idónea, que facilite la información necesaria, para obtener un diagnóstico rápido, de calidad y acertado, y poder así aplicar el tratamiento adecuado evitando lesiones más profundas o el agravamiento de las mismas.
Con este objetivo, Médicis trabaja, desde hace siete años, con federaciones deportivas y profesionales de las diferentes disciplinas médicas, asesorándoles en los tipos de pruebas a realizar para evitar exámenes improductivos y garantizando el éxito de los resultados.
Médicis pone también a disposición de estas entidades, colectivos y pacientes privados, la posibilidad de solicitar una segunda opinión médica de sus pruebas, tanto de la imagen como del diagnóstico, en busca de una mayor precisión en las conclusiones.
Además, el sistema de ‘telemedicina’ con el que trabaja este centro radiológico, le permite obtener informes diagnósticos de las pruebas en tiempos muy reducidos (entre 1 y 24 horas) y de la mano de una red de profesionales de primer nivel en el ámbito nacional, de cualquier especialidad, sea cual sea su ubicación.