¿Se puede prevenir la diabetes?

Susana Clemos Matamoros F.E.A. Medicina Interna. Hospital Reina Sofía. Tudela

Print Friendly, PDF & Email
La Diabetes es una enfermedad que afecta el modo en que el organismo utiliza la glucosa (un azúcar que constituye la principal fuente de combustible para el cuerpo).

El funcionamiento normal de un organismo sin diabetes es el siguiente:1. Realizamos ingesta variada de comida.
2. La glucosa que contiene la comida que hemos ingerido pasa al torrente sanguíneo.
3. El páncreas segrega una hormona llamada Insulina.
4. La insulina se encarga de hacer que la glucosa que hemos ingerido pase al interior de las células para ser utilizadas a modo de energía.
5. Una vez la glucosa pasa al interior de las células el cuerpo obtiene energía.

Tipos de diabetes

El páncreas es una glándula situada en el abdomen que es clave para que la glucosa pase a las células. Una persona con Diabetes puede padecer dos cosas diferentes y tener uno u otro tipo de diabetes:
• El páncreas no produce insulina: Diabetes tipo 1.
• El páncreas sí que produce insulina pero ésta no funciona como debería: Diabetes tipo 2.
El resultado en ambos casos es el mismo: la glucosa no ingresa en el interior de la célula por lo que aumenta su concentración en la sangre produciendo efectos negativos sobre prácticamente todos los órganos del cuerpo.
La Diabetes tipo 1 no se puede prevenir, el sistema inmune propio ataca al páncreas y destruye las células encargadas de producir la insulina. El tratamiento es la administración de insulina vía subcutánea de forma sustitutiva.
La Diabetes tipo 2 sin embargo es diferente, existen ciertos hábitos de vida que pueden ayudarnos a evitar su aparición:
• Perder peso: mantener un peso saludable. La obesidad es uno de los factores de riesgo para contraer diabetes
• Consumir alimentos saludables: alimentos con bajo contenido en grasas pero alto contenido en nutrientes ( cereales, panes integrales, frutas, verduras..)
• Camina todos los días: mantener un mínimo de actividad física diaria favorece a la mejor distribución de la glucosa en sangre
• No a la comida rápida: Ingerir gran cantidad de comidas rápidas, abundantes en calorías, y bebidas con alto contenido de azúcar, como zumos, refrescos o té helado también contribuye al aumento de peso.
• Limita el consumo de carnes rojas al menos a una vez por semana.
• Respeta tus horas de descanso. El estrés crónico puede disparar los niveles de azúcar en sangre
• Hazte exámenes rutinarios de sangre: muchos síntomas de la diabetes están en silencio y la única forma de detectar que nuestro azúcar sanguíneo esta elevado es mediante un análisis de sangre.
La diabetes es una enfermedad que no tiene cura, pero con un diagnóstico precoz, un cambio adecuado en el estilo de vida, el cuidado apropiado, un tratamiento nutricional y la administración de medicamentos, la diabetes se puede revertir.
Como resultado tendrá una vida productiva, casi sin signos y síntomas de la diabetes.