Atención Hospitalaria y Domiciliaria para alumnos ingresados

Equipo de Atención Hospitalaria y Domiciliaria. CREENA

Print Friendly, PDF & Email
El Centro de Recursos de Educación Especial de Navarra (CREENA) es un organismo dependiente del Departamento de Educación. Se constituye, por Decreto Foral en 1993, como estructura especializada de apoyo al sistema educativo, que organiza y coordina todo lo relativo a las necesidades educativas específicas, para contribuir a la mejor integración escolar del alumnado en el sistema educativo.

El equipo de Atención Hospitalaria y Domiciliaria, es uno de los equipos que forman parte de este recurso y que trata de  cubrir las necesidades del alumnado que por motivos de salud mental o física tienen que permanecer ingresados y no pueden acudir a sus centros educativos.
La Atención hospitalaria  se realiza en espacios físicos diferenciados, para el alumnado con enfermedades físicas se lleva a cabo en el aula de la 4º planta de pediatría, del complejo hospitalario Virgen del Camino, la atención para el alumnado que padece trastornos mentales graves, se realiza  en el aula de Hospital de Día Natividad Zubieta, ubicado en la Txantrea y en el aula de la Unidad de Hospitalización Psiquiátrica del Complejo Hospitalario.
El  programa de Atención Domiciliaria, consiste en gestionar las ayudas a las que podrán acogerse los padres, madres o tutores legales del alumnado que, estando convaleciente en el domicilio por prescripción facultativa, precise de atención educativa domiciliaria por no poder asistir al centro docente de manera normalizada por un periodo superior a 21 días naturales; o que por enfermedades crónicas, conlleven bajas intermitentes inferiores a un mes, de al menos 6 días continuados durante un periodo mínimo de 6 meses.

Tratamiento integral

El profesorado realiza un tratamiento integral de los alumnos/as, desarrollando todas sus capacidades y continuando de esta forma con el proceso de enseñanza/aprendizaje.
Así mismo, realiza las coordinaciones necesarias entre las aulas hospitalarias, el centro de procedencia del alumnado y, en su caso, otros programas como pueden ser el de atención domiciliaria.
La intervención educativa se ofrece, no se impone, se acepta libremente sabiendo que añade interés al día del niño y niña hospitalizada, pudiendo aliviar sus angustias y proporcionándole también el ánimo que necesita para recuperarse, a la vez que mantiene el vínculo con su quehacer educativo.
La atención educativa se realiza de forma personalizada y consiste en el desarrollo de actividades curriculares propias del nivel educativo del alumnado atendido. También es  importante el apoyo emocional y su integración socio-afectiva fomentando la interacción con sus iguales y con el medio hospitalario.
Los objetivos que guían nuestra actividad diaria podríamos resumirlos en:
• Continuar de manera personalizada e individualizada el proceso educativo del alumnado hospitalizado.
• Establecer los puentes y coordinación necesaria entre el aula, el centro de procedencia y en su caso, con el Programa de Atención Domiciliaria en los casos de larga convalecencia o ingresos intermitentes.
• Presentar alternativas pedagógicas que permitan la integración, la creatividad y la interacción.
• Colaborar con la familia como parte implicada en la educación y buen estado emocional del alumnado enfermo.
• Coordinar con el personal sanitario, Departamento de Salud y otros equipos del CREENA.
Contactar, colaborar y coordinar con otros profesionales, instituciones y organismos colaboradores que desarrollan acciones en el entorno hospitalario.
Favorecer la comunicación entre los alumnos con sus centros de referencia, con sus tutores y sus compañeros, mediante el uso, entre otros, de las TICs.
Facilitar la incorporación de los alumnos/as a su centro educativo.

Más información:
http://creena.educacion.navarra.es/