Ausolan y los comedores sostenibles

Print Friendly, PDF & Email
En Ausolan Jangarria fundamentamos nuestro Proyecto Educativo en un comedor escolar sostenible. Trabajamos un proyecto alimentario y pedagógico cuya esencia combina una dieta sana y equilibrada con actividades lúdicas que conllevan la realización de ejercicio físico, siguiendo la línea de actuación que plantea la Estrategia Naos.

Nuestros equipos planifican y supervisan tanto la programación alimentaria como la educativa en cada centro con el fin de avanzar en la mejora de la calidad, priorizamos el consumo de materias primas de nuestro entorno más cercano, posibilitando mayor frescura en los productos, al mismo tiempo que contribuimos a minimizar el impacto ambiental que genera el transporte y apoyamos a los productores de nuestro entorno más próximo.
Nuestra labor es concienciar y educar en la repercusión que tiene en el medio que nos rodea el consumir un alimento u otro, afectando directamente a las personas.
Paralelamente a esta línea de actuación, en nuestro proyecto educativo las actividades reflejan esta filosofía, ya que queremos llegar, a través de la educación de niños y niñas, a que valoren su entorno local/global desde una perspectiva solidaria.
Nos apoyamos en los ejes que giran alrededor de los comedores sostenibles: eje ambiental, eje social y eje alimentario, con el objetivo de aplicar criterios de sostenibilidad social y ambiental en los comedores escolares.
Eje ambiental: nos comprometemos con el medioambiente haciendo hincapié en sostenibilidad, reducción, reciclaje, reutilización, residuos, productos de limpieza y compostaje.
Eje social: concienciamos y potenciamos valores de  consumo responsable, comercio justo, justicia social y diversidad cultural.
Eje alimentario: destacamos la importancia de la alimentación profundizando en estos aspectos: sabor, naturaleza, calidad y salud.

Los objetivos que perseguimos en  cada uno de los ejes

Eje alimentario:
Promover una dieta sana y equilibrada.
Educar en la importancia de un consumo equilibrado.
Eje social:
Cuidar la alimentación adecuada atendiendo las necesidades específicas de nuestros comensales (diabetes, intolerancias y alergias alimentarias…)
Respetar y valorar las diferentes culturas.
Fomentar y concienciar en un consumo responsable.
Eje ambiental:
Potenciar nuestro compromiso con el entorno.
Tomar conciencia del impacto ambiental de nuestras acciones y hacer visibles sus consecuencias.
Enseñar a gestionar de forma adecuada los residuos.
Fomentar el reciclaje.

Durante el pasado curso escolar,  además del trabajo constante en la adquisición de hábitos alimentarios, de comportamiento y relación social, y de higiene personal, se desarrolló un calendario de actividades, en las que participaron más de 10.000 usuarios/as de comedor de 49 centros escolares que, mediante talleres y actividades lúdicas, trabajaron los tres ejes de nuestro proyecto.
Se celebró en noviembre la Semana Europea de la Prevención de Residuos, con el desarrollo de las siguientes actividades: ‘¿Sabemos separar los residuos?’, ‘El juego de las energías’ y ‘Creamos nuestros juguetes’.
En marzo celebramos la Semana de la Multiculturalidad y el comercio justo, en la que tuvimos la suerte de contar con la colaboración de  la ONG  Setem. Las actividades desarrolladas fueron: ‘Cómo viaja el cacao’, ‘Gymkhana multicultural’, y  ‘Pasapalabra’.
Y el mes de mayo fue dedicado a la alimentación sostenible, con actividades tan interesantes como ‘Los productos de nuestra tierra’, ‘Sembrando nuestros propios alimentos’, y ‘Los alimentos y los sentimientos’; esta última actividad resultó muy interesante, ya que se trabajó con los/las escolares un tema tan necesario y actual como es el de las emociones.