Campaña de donación

Dr. José Antonio García Erce. Banco de Sangre y Tejidos de Navarra. Grupo de Trabajo “Hemoterapia con sentido común”. Sociedad Española de Transfusión Sanguínea y Terapia Celular (SETS). Dr. José María Domingo Morera. Banco de Sangre de Aragón

Print Friendly, PDF & Email
El Departamento de Salud, junto con asociaciones de donantes y de personas receptoras, ha lanzado el pasado 10 de junio una nueva campaña de sensibilización y concienciación de la sociedad navarra sobre las donaciones de órganos, sangre y tejidos en Navarra, sobre todo ante la necesidad de un recambio generacional en el colectivo de donantes de sangre y de médula ósea.

Para su realización se ha contado con la colaboración de la Asociación de Donantes de Sangre de Navarra (ADONA); Asociación Eduardo Domezáin de Donantes de Médula de Navarra (DOMENA); la Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades Renales de Navarra (ALCER), Asociación Navarra contra la Fibrosis Quística; y Asociación de trasplantados y enfermos hepáticos de Navarra (ATEHNA).
Esta campaña lleva como lema “Gracias donante. ¡Me das la vida!”, como reconocimiento público a la generosidad de todo el colectivo de donantes navarros. Este mensaje, así como los testimonios reales de cinco personas receptoras de órganos, es la base de esta campaña de promoción y público agradecimiento.

Nuevas generaciones de donantes

La donación de sangre, órganos, y tejidos en la sociedad navarra y europea se basa en que las ciudadanos donen altruista, voluntaria y no renumeradamente, a quienes necesiten su sangre, sus componentes sanguíneos, derivados plasmáticos, tejidos u órganos. Los pacientes receptores las recibirán de acuerdo al grado de su necesidad, gravedad o urgencia y no de acuerdo a su capacidad económica. Estas donaciones sin ánimo de lucro, seguras y de calidad son fundamentales para sostener nuestro sistema público de sanidad.
A fecha de 31 de diciembre de 2018 el número de personas registradas como donantes de sangre actualmente en Navarra era de 32.738, de ellas 18.384 hombres y 14.354 mujeres, según los registros del Banco de Sangre y Tejidos de Navarra. En ese año 13785 donantes llegaron al menos a donar sangre una vez. De estos, 10960 eran “habituales” -conocido en que habían donado en los años anteriores-; 1049 “conocidos” -con alguna donación previa, pero antes del 2016-; y 1713 donantes “nuevos” o por primera vez, que fueron el 12,48% frente al 18,8% en toda España en 2017 (últimos datos oficiales). En 2018 en Navarra apenas el 7% de las donaciones procedían de donantes “nuevos”. Navarra tiene la tasa más alta de donaciones por donante efectivo, 1,76 frente a 1,38 en promedio nacional en 2017. Esta cifra asciende a 1,96 en el caso de los varones, y muy por encima de 2 en donantes mayores de 40 años, sobre todo si son donantes de aféresis.
Para mantener las tasas de donación de sangre y progenitores hematopoyéticos requiere que se garantice el relevo de las personas donantes, y que quienes dejan de cumplir los requisitos para poder donar den el testigo a las nuevas generaciones de potenciales donantes. Este es uno de los objetivos de esta campaña. En Navarra la edad media del donante de sangre total en 2018 fue 45 años, pero mayor de 50 años en los donantes de aféresis. El grupo de donante más activo es el comprendido entre 50 y 55 años. Es preciso recordar que en los próximos diez años, cerca del 40% de las personas registradas actualmente como donantes de sangre tendrá 65 años o superará esta edad.
En Navarra se ha incrementado la donación de aféresis, primordial para la obtención de plaquetas y plasma para la obtención hemoderivados: de 282 en 2014, 609 en 2015 o 614 en 2016, hasta las 816 en 2017 y 1428 en 2018 (más del doble en sólo dos años). Nuestro objetivo, para alcanzar la autosuficiencia de forma progresiva, es alcanzar las 2000 donaciones de aféresis en 2019, 2500 en el 2020 y superar las 3000 a partir del 2021. Sin el esfuerzo de todos, pero sin la incorporación de donantes jóvenes en este tipo especial de donación este objetivo no es viable.

Donación de médula ósea

En Navarra, a 31 de diciembre, había 13714 donantes registrados en Navarra, 8108 mujeres y 5606 hombres, siendo 399 nuevos en el 2018. La comunidad foral de Navarra tiene la tasa más alta de donantes registrados por 1000 habitantes, y una de las más efectivas: desde 2013 se han obtenido 21 donaciones efectivas de progenitores hematopoyéticos no emparentados, cinco en 2018 y cuatro ya en lo que va de año.
La recién aprobada ESTRATEGIA NACIONAL DE TRASPLANTE HEMATOPOYÉTICO 2020-2025, en su 3ª fase del Plan Nacional de Médula Ósea 2018-2022, espera un incremento en la actividad transplantadora. Ya se ha alcanzado el objetivo de 400.000 donantes voluntarios en el Registro Español de Donantes de Médula Ósea (REDMO), casi dos años antes de lo previsto. Los centros de trasplante solicitan con mayor preferencia a los donantes más jóvenes, en especial menores de 40 años, de forma que los donantes varones de menos de 40 años tienen una proporción de uso de 1/1.000 mientras que las mayores de 40 años se sitúan alrededor de 1/3.500. Este hecho, ya reportado por otros registros, como el alemán, obliga igualmente a replantear las estrategias de atracción e incorporación de donantes varones jóvenes al REDMO. En Navarra necesitamos al menos 350 donantes jóvenes nuevos registrado cada año.

Conclusiones

En su discurso ante ADONA, la Presidente Barkos, el pasado 16 de junio, afirmaba “que nos enfrentamos a un reto ineludible, como es lograr en los próximos años la necesaria renovación generacional en este colectivo (de donantes)”. Para culminar este proceso de rejuvenecimiento, debemos contar con el espíritu solidario que siempre ha caracterizado a los hombres y mujeres navarros, y de sus asociaciones.