¿Cómo alimentarse tras una ostomía?

María Isabel Ostabal Artigas. Médico intensivista. UCI Hospital Miguel Servet. Ana Linares Castro, Rocío Berni Ruíz, Cristina Berni Ruíz, Casimiro Villanueva Falo. DUEs UCI H.Miguel Servet. Isabel Sancho Bayona. TCAE. UCI H.Miguel Servet

Print Friendly, PDF & Email

Cuando una persona tiene un tumor de colon, un proceso isquémico o un proceso inflamatorio u obstructivo intestinal, es probable que el cirujano tenga que resecar un trozo de intestino y abocar el resto a la pared abdominal, es lo que se llama ostomía. Cuando lo que se aboca es el intestino delgado se habla de ileostomía y la ostomía o apertura cutánea, se localiza en el lado derecho de la pared abdominal. Cuando lo que se aboca es el intestino grueso se llama colostomía y la ostomía se localiza en el lado izquierdo de la pared abdominal. Por esta ostomía saldrán las heces que serán recogidas en una bolsa diseñada para este fin, con filtros que evitan el olor y con consistencia suficiente para la recogida del contenido intestinal, sin alterar la vida social y laboral de la persona.

El paciente con una ileostomía o una colostomía, debe saber alimentarse y aunque con el tiempo podrá comer de todo, durante las 6 u 8 primeras semanas su intestino debe adaptarse y la dieta será pobre en residuos y grasas. Además, se recomienda: Comer regularmente sin omitir comidas, porque los intestinos vacíos producen gas. Las comidas serán pequeñas en cantidad pero hará de 5 a 6 al día, siempre masticando bien los alimentos. El arroz, las patatas y la pasta una vez al día pueden reducir la frecuencia de las deposiciones y la irritación intestinal. Cada vez que se vaya agregando un alimento nuevo de los inicialmente no aconsejados, se comerá en pequeñas cantidades y mezclado con otros alimentos. Nunca reintroducir dos alimentos nuevos a la vez y, si no lo tolera se intentará pasado un tiempo. Los alimentos ricos en potasio, ayudan a compensar las pérdidas por las diarreas (presentes al principio sobre todo con la ileostomía). El potasio se encuentra en el plátano, el consumé, el pescado, el pollo, la naranja y otras frutas.

Limitar los azúcares simples, para evitar diarreas (azúcar, dulces, pasteles, miel, mermelada y bebidas endulzadas). Tomar 6-8 vasos de agua, pero no con las comidas.

La tolerancia inicial dependerá de la cantidad y localización del intestino resecado, por lo cual deberá preguntarle a su cirujano si va a tener algún tipo de problema de absorción que requiera algún cuidado nutricional especial; no obstante el tipo de dieta durante las primeras 6-8 semanas es una dieta pobre en residuos y grasas. Se entiende por dieta pobre en grasas y residuos, aquella que incluye dentro de las hortalizas y verduras: la patata, la zanahoria y el calabacín fundamentalmente. Las frutas se tomarán cocidas o asadas, pudiéndose consumir cruda la pera y la manzana pelada y conforme vayan pasando las semanas el plátano. Dentro de los pescados se optará por los blancos y de las carnes el pollo y el pavo. No se tomarán embutidos salvo jamón cocido. Los huevos en tortilla francesa o cocidos son una buena fuente de energía. El pan será blanco y al ser posible del día anterior, también se puede tomar tostado. Las pastas y el arroz son otro de los alimentos permitidos inicialmente. La leche se sustituirá en los primeros días o se tomará leche sin lactosa o de almendra…Está permitido el yogur y el queso fresco. Es aconsejable el uso de aceite de oliva virgen extra y no tomar bebidas como el café o el té, siendo la manzanilla una infusión aconsejable.

Qué alimentos le pueden afectar

Dentro de los alimentos que producen gases y deberá moderar: Bebidas alcohólicas, frijoles, soja, repollo, bebidas gaseosas, coliflor, pepinos, productos lácteos, goma de mascar, leche, nueces, cebolla, rábanos.

Dentro de los alimentos que producen olor de las heces: Espárragos, frijoles cocidos, brócoli, repollo, aceite de hígado de bacalao, huevos, pescado, ajo, cebolla, mantequilla de maní, algunas vitaminas y el queso fuerte.

Dentro de los alimentos útiles para el control del olor: La crema de leche, jugo de arándano, perejil, jugo de naranja, jugo de tomate, yogur y mantequilla.

Dentro de los alimentos que cambian el color de las heces: Espárragos, colorantes de alimentos, tabletas de hierro, regaliz, gelatina roja, fresas y salsa de tomate.

Dentro de los que aumentan las evacuaciones: Bebidas alcohólicas, granos enteros, cereales de salvado, repollo cocido, frutas frescas, verduras, leche, ciruela pasas, vegetales crudos, especias.

Dentro de los que pueden obstruir el ostoma: Cáscara de manzana, repollo, apio, grano entero, coco, frutos secos, champiñones, nueces, naranja, piña, palomitas y semillas.

Dentro de los que alivian el estreñimiento: Agua, café tibio, frutas cocidas y frescas, vegetales cocidos, jugo de frutas.

Dentro de los que controlan la diarrea: Puré de manzana, plátano, arroz hervido, mantequilla de maní, suplementos de pectina (fibra), tapioca.