Desviación del Tabique Nasal

Patricia Regalado Martín. MIR ORL Complejo Hospitalario de Navarra. Nerea Zubicaray Ayestarán. MIR ORL Complejo Hospitalario de Navarra. Ignacio Arruti González. Jefe de Sección ORL. Complejo Hospitalario de Navarra

Print Friendly, PDF & Email
Un tabique desviado ocurre cuando la pared delgada (tabique nasal) que está entre las fosas nasales se desplaza hacia un lado. En muchas personas, el tabique nasal está descentrado o desviado, lo que hace que una fosa nasal sea más pequeña.

Cuando la desviación del tabique nasal es grave, puede obstruir una parte de la nariz y reducir el flujo de aire, lo que dificulta la respiración. La exposición adicional de un tabique nasal desviado al efecto de secado del flujo de aire por la nariz en ocasiones puede contribuir con la formación de costras o sangrado en determinadas personas.

Fisiología nasal

La respiración nasal es mejor que la bucal al conseguir mayor volumen de aire inspirado, mayor tiempo de intercambio gaseoso y mayor número de alveolos dilatados.
Cuatro son las funciones mas importantes de la nariz: filtrar, humidificar, calentar y dirigir el aire que inspiramos a la vía respiratoria inferior.

Clínica

Insuficiencia respiratoria nasal persistente: es el síntoma más frecuente. El paciente comentará que lleva mucho tiempo respirando mal por un lado de la nariz o por los dos.
Cefalea: secundaria a la impactación de la desviación septal sobre uno de los cornetes nasales. La resolución de la cefalea de forma temporal al aplicar anestésicos tópicos nasales es la prueba más fiable para indicar la cirugía.
Epistaxis recurrente unilateral: debido a su desviación septal se genera un flujo aéreo nasal alterado que provoca sequedad nasal y mayor predisposición a hemorragias.
Ronquidos nocturnos: cuando la desviación es intensa puede producir además pausas de apneas.
Preferencia de dormir de un lado: inconscientemente asi se optimiza la respiración durante la noche.
Hay desviaciones septales que no producen clínica, en estos casos, como es lógico, no será necesario tomar ninguna medida.

Diagnóstico

Se realizará una anamnesis completa junto con una exploración nasal.

¿En qué consiste la exploración nasal?

Consiste en los siguientes apartados:
Visualización externa y palpación de la nariz
Rinoscopia anterior: exploración que consiste en introducir un espéculo para mirar la nariz por dentro ayudado por la iluminación de un fotóforo.
Nasofibroscopia: instrumento con una cámara en su punta que permite ver las fosas nasales con detalle y descubrir dónde se encuentra el punto de obstrucción nasal. Además podremos observar si existe otra patología asociada como hipertrofia de cornetes o de adenoides.
Pruebas funcionales como la rinomanometría sirven para medir de manera más objetiva las resistencia del paso del aire a través de las fosas nasales. Esta prueba no se solicitará de rutina, solamente en algunos pacientes seleccionados.

¿Es necesario realizarse una prueba de imagen?

No, actualmente basta con las pruebas comentadas anteriormente.
No obstante, si se va a intervenir de otra patología nasal como la poliposis, la prueba de imagen de elección sería el TAC y en él, podríamos observar con más detalle las características de la desviación septal y otros detalles anatómicos de interés previos a la cirugía.

Tratamiento

El tratamiento está destinado a controlar los síntomas.
Descongestivos: Reducen la hinchazón de la mucosa nasal, se recomienda un uso prudente ya que el empleo habitual (aerosoles) puede crear dependencia y hacer que los síntomas empeoren (efecto rebote). Los descongestivos orales tienen un efecto estimulante y pueden causar nerviosismo además de aumentar la tensión arterial.
Antihistamínicos: Ayudan a prevenir los síntomas de alergia.
Corticoides en aerosol: Pueden reducir la inflamación de la mucosa nasal, por lo general tardan de una a tres semanas en conseguir su efecto máximo.

Reparación quirúrgica del tabique nasal – Septoplastia

Es la cirugía que consiste en corregir cualquier desviación del tabique nasal.
El tabique nasal es una estructura compuesta de cartílago y hueso que separa la nariz en dos cavidades, las fosas nasales.
No debemos confundirlo con una rinoseptoplastia, que es la cirugía que corrige no solo la parte interna (funcional) sino también la forma externa de la nariz.
Mediante estudios funcionales se ha demostrado disminución de la resistencia nasal y mejoría de la permeabilidad tras la realización de una septoplastia.

¿Se requiere anestesia general?

Se puede realizar con anestesia local y sedación o con anestesia general. La elección del tipo de anestesia se basa en el tipo de cirugía a realizar y en las preferencias del cirujano y del paciente. Hoy en día, en la mayoría de los hospitales se realiza con anestesia general.

¿Cuánto dura la intervención?

La duración aproximada es de 1 hora.

¿Es segura? ¿Tiene complicaciones?

La septoplastia es una cirugía segura si se consideran ciertos aspectos anatómicos y técnicos, como la conservación de suficiente cartílago y la integridad de la mucosa que recubre el septo.
No obstante, como todo procedimiento quirúrgico están descritas ciertas complicaciones como:
Hemorragia: para evitarlo se suelen mantener unos tapones nasales durante las primeras 48 h. Si el sangrado intraoperatorio ha sido mínimo su médico puede decidir no colocarlos.
Cefalea, dolor facial: en la mayoría de ocasiones suelen ser debidos a los propios tapones nasales. Para el dolor se prescriben analgésicos durante los primeros días del postoperatorio.
Hematoma/absceso septal: es cada vez menos frecuente debido al uso de antibiótico profiláctico y a una sutura especial realizada durante la cirugía. También puede prevenirse colocando unas placas de silicona a cada lado del septo que se retirarán a los 10 días.
Sinequias: consisten en malas cicatrizaciones entre el septo nasal y los cornetes. Se previenen colocando placas de silicona intranasales. En caso de producirse, su exéresis suele ser sencilla.
Perforación septal: la mayoría de perforaciones son de pequeño tamaño y asintomáticas. En caso de presentar síntomas se podría realizar una cirugía de cierre de estas.
Fístula de líquido cefalorraquídeo: esta complicación es muy poco frecuente y si se produce requerirá de cierre en quirófano de la misma y cobertura antibiótica profiláctica.

Cuidados personales tras la cirugía

• Descanse todo el día después de la cirugía.
• No se toque ni se frote la nariz. Evite sonarse la nariz (es normal sentirla obstruida durante varias semanas).
• Puede aplicarse compresas de hielo en la nariz y la zona del ojo para aliviar el dolor y la hinchazón, pero asegúrese de mantener la nariz seca. Cubra la compresa de hielo con una tela limpia y seca o una toalla pequeña.
• Recibirá una receta para analgésicos. Tómelos de la manera como le han indicado y apenas comience el dolor. No deje que el dolor empeore antes de tomarlo.
• No debe conducir, operar maquinaria, consumir alcohol ni tomar ninguna decisión importante durante al menos 24 horas después de la cirugía. La anestesia puede hacerlo sentir mareado y se le dificultará pensar con claridad. El efecto debe desaparecer en aproximadamente 24 horas.
• Limite las actividades que podrían hacerlo caer o que incrementan la presión en la cara. Algunas de estas son agacharse, contener la respiración y tensionar los músculos durante las deposiciones. Evite levantar objetos pesados y la actividad física fuerte durante 1 a 2 semanas. Usted debería poder regresar al trabajo o a la escuela una semana después de la cirugía.
• No tome baños ni duchas durante 24 horas. • Usted puede salir al aire libre unos días después de la cirugía, pero No permanezca al sol por más de 15 minutos.
• Asista a las consultas de seguimiento como se le indique.

Conclusiones

La septoplastia es una cirugía de corta duración, segura y cuyos resultados permiten al paciente mejorar no solo su respiración sino también su calidad de vida.
Resulta esencial tener un buen diagnóstico para conseguir los resultados esperados.