El masaje infantil

Silvia Goldáraz Busto. Enfermera obstétrico-ginecológica. Nº Colegiada 26/4381

Print Friendly, PDF & Email
El masaje infantil es un arte antiguo y milenario, practicado por todas las madres a sus bebés para estimular sus sentidos y nutrirlos afectivamente a través de la piel.

Fue descubierto en la década de los 50, por el Dr. F. Leboyer, médico francés, en uno de sus viajes en la India. Lo denominó Shantala.
Se emplea como vehículo para transmitir afecto y ternura entre madre-hijo mediante el lenguaje no verbal y el uso de otros sentidos. “Tocar” es un diálogo recíproco, en el que se benefician ambas partes:

• Bebé:
A nivel físico:
-Hidrata y tonifica la piel.
-Fortalece el sistema inmunológico.
-A nivel digestivo, ayuda a calmar los cólicos, gases… Mejora la digestión.
-Contribuye a desarrollar el sistema respiratorio y circulatorio.
-Favorece el sistema endocrino. Reduce las hormonas causantes del estrés.
-Beneficia al sistema muscular y psicomotor. El masaje tiene un efecto relajante y tonificante de la musculatura.
A nivel emocional:
-Facilita un sueño más largo y de mejor calidad. Favorece la relajación.
-Ayuda a conocer su propio cuerpo. Facilita la integración del esquema corporal.
-Contribuye a aumentar la autoestima y la seguridad.
-Estrecha los vínculos afectivos y el apego.
-Fomenta la comunicación con el exterior.
-Ayuda a liberar las tensiones.
• Madre/padre/quien da el masaje:
-Es placentero.
-Permite escuchar las distintas maneras que el bebé tiene de llorar.
-Ayuda a la madre a reducir las posibilidades de depresión postparto.
-Proporciona relajación.
-Enseña a conocer las necesidades de su hijo.
-Mejora el vínculo afectivo.
-Incrementa la confianza.
-Permite al padre compartir otras responsabilidades con la madre.

¿Cuáles son las condiciones para dar el masaje infantil?

• Elegir el momento adecuado, en el que ambos estén dispuestos.
• Adecuar los movimientos y la duración del masaje a las condiciones y la edad del bebé.
-Recién nacido: No superar los 5 minutos. Los toques de las manos deben ser muy suaves.
-A partir del mes: Alargar el tiempo y aumentar la presión gradualmente.
-Los masajes que se dan antes, incluso a prematuros, deben limitarse a contactos o ”peinado”
• Elegir un rincón acogedor, cálido y tranquilo, a ser posible con buena ventilación y luminoso. Preferible la luz natural. Siempre será el mismo lugar.
• Utilizar música tranquila. Es preferible elegir siempre la misma, de manera que la asocie con el momento del masaje.
• Utilizar un aceite adecuado, preferiblemente vegetal (sésamo, almendras, germen de trigo, avellanas…), que previamente se habrá calentado con las manos.
• Empezar posando las manos y ofreciendo calor. Realizar movimientos amplios, lentos y rítmicos, con la presión suficiente.
• En el caso de que le hayan puesto una vacuna o tenga una erupción, evitar la zona afectada.
• Seguir un ritual. Que al bebé le recuerde el inicio del masaje. Finalizar siempre con caricias.
Se recomienda iniciar por las piernas y los pies. Permite para crear un clima de confianza y que el bebé acepte gradualmente el masaje. Son las partes menos vulnerables del niño. Si se comienza por la parte superior del cuerpo es posible que el bebé se ponga tenso e instintivamente cerrará sus extremidades para proteger sus órganos vitales.
Se continúa trabajando el tórax y vientre, dirigiendo los movimientos hacia la parte inferior izquierda del abdomen, siguiendo el sentido de las agujas del reloj.
La cara del bebé acumula buena dosis de tensión debido a la succión, a la dentición, el llanto… El masaje despeja su nariz, calma las molestias de las encías y es especialmente relajante. No se incluirá la cabeza, ya que es una zona sensible y no hay musculatura real en la cabeza que precise ser relajada.
Se finalizará con la espalda. Es la parte más relajante del masaje. Cuando el bebé esté boca abajo, vigilar que las vías respiratorias queden libres.
Una vez finalizado, permanecer con las manos quietas sobre la piel del bebé. Esto le indica que el masaje ha terminado.

Más información: Asociación española de masaje infantil www.masajeinfantil.org