La defensa personal en el mundo sanitario

Escuela Wuji de Defensa Personal y Artes Marciales Pintor Maeztu, 8 (junto al Colegio de Enfermería) info@escuelawuji.com 948266485

Print Friendly, PDF & Email

La escuela Wuji de artes marciales empezó en 2006 con tres actividades, el taichi, el aikido y el iaido ¿Por qué añadimos la Defensa Personal?
Primero, por atender a una demanda social. Mucha gente se acerca a nuestra escuela pidiendo clases de defensa y curiosamente bastante del mundo sanitario.
Segundo, porque la Real Federación de Judo y Disciplinas asociadas ha añadido en su seno la Defensa Personal como nueva actividad apoyada por el Consejo Superior de Deportes. Tercero, por seguir desde hace unos cuatro años una formación de Defensa Personal Operativas (para fuerzas de seguridad) y otra para la defensa personal de la mujer.

¿A qué es debida esta preocupación por defenderse en un gremio donde se cuida al paciente?
En los últimos años la violencia al personal de enfermería en los servicios de urgencias de los hospitales y ambulatorios públicos ha aumentado hasta hacer la situación preocupante. Más de 75.000 trabajadores sanitarios han afirmado haber sufrido en un momento un episodio de violencia. Las medidas de vigilancia se han multiplicado y muchos centros sanitarios forman a su personal en técnicas de autoprotección.

¿A qué es debido este aumento de la violencia?
La impaciencia de algunos pacientes, las largas listas de espera, las emociones mal controladas, el dolor de los propios pacientes y de sus familiares provoca una situación de tensión en la cual algunos descargan su ira contra las enfermeras y otros profesionales del sector, mediante gritos, insultos, empujones, agarrones, cuando no son temas mayores.
Según la Organización Internacional del Trabajo, los empleados del sector sanitario tienen un mayor riesgo de sufrir agresiones o actos violentos debido al abanico muy amplio de diferentes tipos de contactos con los pacientes: urgencias, psiquiátrico, accidentes, catástrofes naturales, cuidados a domicilio etc…

Pero esos hombres y mujeres están al servicio de los demás, son cuidadores, ¿Por qué les agreden?
La mayoría de las veces por un descontrol emocional, también por estar bajo los efectos de sustancias (alcohol, drogas), por robar, por falta de respeto.

¿Cuáles son las consecuencias para el personal sanitario?
En general, el personal sortea los episodios de violencia con una cierta agilidad, lo comentan con los demás y lo olvidan. Pero también provoca traumas. Cuando uno no está preparado para aguantar una agresión, no sabe cómo actuar, y eso tiene consecuencias en el trabajo del empleado, provocando largos periodos de inactividad (Incapacidad laboral Transitoria). La enfermera agredida, puede tardar mucho tiempo en volver a atender a un paciente, hacer una consulta a puerta cerrada o acudir a un domicilio para una urgencia.

¿Qué decisiones deben tomar los centros hospitalarios, ambulatorios, urgencias para solventar este tema?
Primero medidas de prevención e intervención rápida con medios técnicos, como alarmas portátiles, timbres antipático o de alarma en los despachos, vigilancia de los puntos conflictivos, cámaras controlando accesos y pasillos, vigilantes de seguridad…Al margen de esas medidas que corresponden a la dirección de los hospitales, la formación del personal sanitario (enfermeras, celadores, médicos etc.), como prevención es vital. No es lo mismo soportar una agresión cuando uno sabe lo que le puede pasar y está preparado porque ha estudiado y entrenado situaciones parecidas, que cuando no te lo esperas.

¿Hay que transformar el personal sanitario en especialistas de artes marciales?
Ni mucho menos…Su papel en caso de agresión es el mismo de siempre, atender, escuchar, cuidar, curar y proteger…pero también protegerse a si mismo en igual proporción.
En la Defensa Personal Sanitaria se trabaja sobre todo el autocontrol, la evaluación del conflicto, los riesgos potenciales. Se basa en prevenir, transformar y proteger. Al principio no se trata de una defensa personal física, sino de observación, vigilancia, actitudes. La voz, la gestual y la postura corporal deben transmitir seguridad, autoridad medida y una cierta neutralidad. Sentido común y pedagogía en las fases de prevención y de transformación. En caso de agresión, la utilización de conceptos básicos de biomecánicas: distancia, desplazamientos, controles, son utilizados para contener la agresión y pedir auxilio.

¿Cuánto tiempo se necesita para formar una persona?
En general una formación anual de defensa personal necesita unas 70 horas, lo que corresponde a 1h30 semanal. También se puede optar por un fin de semana trimestral o mensual. Formación adaptada que proponemos en Wuji, ya que tenemos un convenio con el Colegio de Enfermeras con descuentos especiales. Podemos estudiar situaciones concretas y aportar soluciones.

¿Cuáles son las ventajas de una buena preparación a la Defensa personal?
Genera autoconfianza, enseña a observar y anticipar para una mejor evaluación de la peligrosidad, permite actuar con oportunidad, congruencia y proporcionalidad. Permite respetar y proteger al paciente y autoprotegerse en el marco de la ley. Mejorar las bajas laborales y el absentismo. Es beneficioso para la salud, además de lúdico y eficaz.