Me han implantado un marcapasos ¿Qué puedo hacer y qué debo evitar?

María José Anoro Casbas, Paula Omedas Bonafonte, Melody García Domínguez, Lara Aparicio Juez, Mariela Olivari Montoya, Antonio García Domínguez, Alejandra Utrilla Fornals., Francisco Javier García Alarcón y Carmen Jimeno Griñó

Print Friendly, PDF & Email
El sistema artificial de estimulación cardiaca, habitualmente llamado marcapasos, se compone de un aparato (generador) y uno o más cables (electrodos) dependiendo de la alteración del ritmo del corazón que padezcamos. El objetivo de esta estimulación artificial será lograr que el corazón vuelva a latir lo más parecido posible al de una persona sana.

El generador es una pequeña caja metálica, que contiene unos circuitos electrónicos y una pequeña pila que suministra la energía necesaria para su funcionamiento. Se coloca debajo de la piel en una zona próxima a una de las clavículas, y dispone de un pequeño enchufe en el que se conectan unos cables que llegan hasta el corazón a través de una vena. Cuando el pulso es más lento de lo normal, el generador lo detecta y produce impulsos eléctricos que se transmiten a través de los cables al corazón, evitando esta situación anormal y recuperando una frecuencia cardiaca apropiada.
Después del implante y de un corto período de recuperación, se podrá realizar una vida normal acorde con la edad y estado general de salud. El marcapasos no supondrá una limitación en las actividades diarias. Los síntomas que notaba antes: mareos, fatiga, pérdida de conciencia, provocados por alteraciones en el ritmo o en la fuerza de bombeo de su corazón darán a poder realizar mayor grado de ejercicio.
• Puede practicar deporte (nadar, montar en bicicleta, tenis…etc.), evitando los deportes de contacto (fútbol, artes marciales, etc.).Se recomienda no llevar ropa apretada sobre el marcapasos, evitar si lleva mochila que las correas presionen sobre el marcapasos.
• Puede viajar en cualquier medio de locomoción. La conducción con permiso tipo «B» no está autorizada en el primer mes tras la colocación del marcapasos y deberemos contar con un informe médico positivo cada uno-dos años para lograr la renovación. La conducción de los vehículos con permiso tipo «C» o superior se podrá reiniciar a los tres meses del implante y exigirá una renovación, cada año. Imprescindible el uso del cinturón de seguridad, no coloque encima del marcapasos.
• Si es cazador o tirador podrá seguir practicándolo, evitando que la culata le golpee sobre el marcapasos.
• Puede tomar el sol, pero con precaución. No debe exponer la piel sobre el generador de marcapasos durante largas horas al sol, podría recalentar el metal que envuelve al marcapasos y producir una quemadura interna.
• Se pueden tener relaciones sexuales con toda normalidad y las mujeres portadoras de un marcapasos pueden quedarse embarazadas y dar a luz sin ningún tipo de problema.

• Su dieta habitual no tiene que verse afectada por el marcapasos. Tendrá que seguir las recomendaciones de su médico según la enfermedad de corazón que pueda padecer y el tratamiento médico prescrito.

Interferencias potenciales en el funcionamiento del marcapasos

• Los electrodomésticos de uso habitual (microondas, lavadoras…etc.) en buen estado y con toma a tierra no producen interferencias, precaución con las cocinas de inducción con una distancia de seguridad de 30cm. No existen interferencias con los mandos a distancia de electrodomésticos ni de puertas de garajes, ni con los interruptores activados por contacto digital (ascensores, TV) ni los sistemas de monitorización domiciliaria sin cables (“Wireless”). Los abrelatas eléctricos son los electrodomésticos que más interferencias pueden ocasionar. Si manipula lámparas, aparatos conectados a la red eléctrica, desconecte la toma de corriente general. Pueden producir interferencias transitorias los reproductores de música digital («iPod»), los «walkie-talkies» utilizados a menos de 15 centímetros y las emisoras potentes de radioaficionados. No coloque ni aproxime imanes a la zona del marcapasos. Los equipos de informática son inocuos. El teléfono móvil puede recibir interferencias transitorias que se evitan colocándolo sobre el oído opuesto al lado donde esté ubicado el marcapasos y trasportándolo en la chaqueta o cinturón opuestos a la zona del marcapasos. Las antenas repetidoras de telefonía móvil no represen tan riesgo a distancia superiores a 2 metros.
• Los sistemas antirrobos pueden producir interferencias que se evitan pasando normalmente por ellos, pero no se apoye ni se detenga en ellos. Los arcos detectores de metales (aeropuertos, juzgados) pueden producir interferencias, presentar la tarjeta de implante. Los medios de transporte, la conducción de automóvil y los radares de control de velocidad no producen interferencias. Nunca se ponga a manipular en los distintos elementos del motor de su coche con el «capó» levantado y el motor en marcha.
• Se debe evitar trabajar en emisoras de radar, radiodifusión o televisión potentes (más de 75 vatios) o en la proximidad de generadores o motores eléctricos o magnéticos muy potentes. Evite las centrales y subestaciones generadoras de energía eléctrica, la proximidad de líneas de alta tensión (1 metro por cada 10.000 voltios) o de transformadores eléctricos de alta potencia, los hornos industriales de inducción. No emplee soldadura eléctrica.
• Puede someterse a todo tipo de intervención quirúrgica, precaución con los procedimientos que utilicen electrocoagulación. Las radiografías normales, las ecografías y los escáneres no producen alteraciones.
• La resonancia magnética, la diatermia y la tomografía de emisión de positrones (PET) están contraindicadas en los pacientes con marcapasos.
• Los tratamientos de litotricia («bañeras»), radioterapia, cardioversión o ablación eléctricas, estimulación eléctrica transcutánea (TENS) pueden llevarse a cabo con las medidas adoptadas por sus especialistas. Los tratamientos con láser pueden utilizarse siempre que no se apliquen sobre la zona del marcapasos.
• El fresado, láser o ultrasonidos no produce interferencias siempre que se utilicen de forma intermitente y evitando apoyar el asa del instrumento sobre el marcapasos.

En resumen, no debe de vivir preocupado o atemorizado por ser un portador de marcapasos, sino todo lo contrario. Deberá realizar revisiones periódicas con su especialista, este hecho no se debe interpretar como una limitación ya que, salvo cuando se aproxime el momento de recambiar el aparato por datos de agotamiento de la batería, serán muy espaciadas, habitualmente una o dos veces cada año. Es importante que lleve siempre encima la tarjeta de portador de marcapasos ante cualquier problema que pudiera tener.

AUTORES

María José Anoro Casbas. Supervisora Enfermería Especialidades Médicas. Hospital San Jorge. Huesca
Paula Omedas Bonafonte. Médico Residente Servicio Medicina Intensiva. Hospital San Jorge. Huesca
Melody García Domínguez. Médico Residente Servicio Cirugía General y del Aparato digestivo. Hospital San Jorge. Huesca
Lara Aparicio Juez. Médico Residente Servicio de Urología. Hospital San Jorge. Huesca
María Marín Ibáñez. Enfermera del Servicio Medicina Intensiva. Hospital San Jorge. Huesca
Mariela Olivari Montoya. Enfermera Especialidades Médicas. Hospital San Jorge. Huesca
Antonio García Domínguez. Médico Residente Servicio Cirugía General y del Aparato Digestivo. Hospital Universitario Severo Ochoa. Leganés. Madrid
Alejandra Utrilla Fornals. Médico Residente Servicio Cirugía General y del Aparato Digestivo. Hospital San Jorge. Huesca
Francisco Javier García Alarcón. Médico Residente Servicio Urología. Hospital San Jorge. Huesca
Carmen Jimeno Griñó. Médico Residente Servicio Medicina Interna. Hospital San Jorge. Huesca