Que las fiestas no pasen factura a tu salud

Nuria García Clarimón. Nº Col. ARA00069. Mª del Pilar de Miguel Etayo. Nº Col. ARA00076.

Print Friendly, PDF & Email
Firmas
Las navidades están a la vuelta de la esquina, y como cada año, la comida se convierte en la protagonista en las reuniones con familiares, amigos y compañeros de trabajo. Comidas copiosas, dulces y excesos de alcohol suelen ser la tónica general en las celebraciones.

 

Para evitar que estas fiestas pasen factura a nuestra salud, debemos de tener en cuenta algunos consejos y recomendaciones como las que os damos a continuación.

Planificar el menú con alimentos digeribles

Es muy importante que a la hora de planificar el menú hagamos elecciones más saludables y menos pesadas. Para los entrantes, las ensaladas con germinados, como brotes de soja o de alfalfa y con aliños simples, las cremas o sopas vegetales y carnes magras como el jamón o mariscos al vapor serán unos buenos aliados. Salsas como mayonesa o salsa césar es mejor no usarlas ya que nos provocarán digestiones más pesadas.
Una buena idea para los platos principales es que su base sea la verdura o la ensalada y contengan una cantidad de proteína no muy grande, dando preferencia a pescados sobre carnes, como por ejemplo el cardo con bacalao o con almejas, muy típico en algunas zonas. Elegir formas de cocinar los alimentos que sean sencillas, sin exceso de grasas, como el papillote, el horno, el vapor o a la sal. Con estas técnicas culinarias conseguimos que los alimentos sean muy sabrosos, tiernos y más fácilmente digeribles.

Una comida sin postre se queda “coja”, por eso os recomendamos dar prioridad a la fruta de temporada. La piña, por ejemplo, contiene una sustancia llamada bromelina que nos ayuda a hacer mejor la digestión. Las manzanas asadas o en compota son ligeras y contienen un buen aporte de fibra que favorecerá el tránsito intestinal y aumentará nuestro estado de saciedad.

Los turrones, polvorones y dulces en general los consumiremos siempre con moderación y sin pasarnos de cantidad. Es el momento del año para disfrutar de ellos pero siempre sabiendo que es un extra que nos permitimos ese día.

Además de planificar los menús teniendo en cuenta las premisas anteriores, os presentamos algunos buenos consejos para tenerlos en cuenta.

Consejos: cocinar teniendo en cuenta la cantidad

  • Cocinar teniendo encuenta la cantidad que se vaya a comer en esa comida, así evitaremos que los días posteriores se sigan consumiendo estas preparaciones, y si sobra comida, repartirlo entre todos los comensales para que no quede en casa una cantidad excesiva.
  • Igual pasa con los turrones, polvorones, etc. El momento de disfrutarlos es la navidad. Si compramos una cantidad grande, nos pueden durar hasta bien entrado enero.
  • Come despacio, calmado y masticando bien para que nuestro cuerpo sea consciente de la cantidad que está comiendo y nos mande las señales de saciedad en el momento adecuado para no comer de más.
  • Usa platos de pequeño tamaño y no los llenes en exceso. Es un buen truco para no pasarnos de comer.
  • No excedas de una o dos copas de vino durante la comida o cena y acuérdate del agua, que nos quitará la sed sin aportarnos calorías innecesarias. El champagne lo reservaremos para el momento del brindis.
  • Después de terminar la comida, nada mejor para una buena digestión que dar un paseo y continuar la charla.
  • Evita saltarte una comida porque la anterior haya sido abundante. Es mejor hacer todas las comidas del día en cantidades mucho más pequeñas, con alimentos más ligeros que nos ayuden a “desengrasar” nuestro cuerpo después de las comidas más fuertes.
  • Para recuperar el bienestar y los hábitos saludables tras las fiestas, nada mejor que dar preferencia a algunos alimentos que nos ayudarán en esta tarea, como pueden ser el té verde en infusión es antioxidante, depurativo y además un poco estimulante. Podemos sustituir el café del desayuno por una taza de esta infusión.
  • El muesli o la avena nos aportarán una cantidad importante de fibra para que nuestro tránsito intestinal sea adecuado.
  • Las verduras verdes como la col, los puerros, las borrajas, el cardo, el brócoli… ayudarán a nuestro cuerpo a descongestionar de los excesos de estos días. El hígado y el páncreas son los órganos que más sufren en estos días de comilonas deberemos “echarles una mano” para que se recuperen.
  • El pescado azul (sardinas, anchoas, salmón, chicharro…) son ricos en ácidos grasos omega 3 y compensarán el exceso de grasas saturadas consumidas. Las especias, son muchas y variadas, nos pueden ayudar a la hora de preparar los alimentos y así variar el menú.
  • Arroz, pasta y pan en sus versiones integrales tienen que estar presentes en nuestra mesa mejor que las versiones refinadas. Al igual que el muesli y la avena, nos aportarán fibra que nos ayudarán a tener un adecuado tránsito intestinal y también aportarán saciedad, con lo que evitaremos picotear entre horas.
    Disfrutad de nuestra gente y de la comida con moderación, junto con los consejos que os hemos dado, hará que paséis unos días estupendos y sin que nuestro organismo se resienta. Y ya sólo queda desearos que disfrutéis mucho en estas Fiestas.