Sedación consciente, odontología eficiente, cómoda y segura

Dra. Soraya Rodríguez. Nº Colegiado 31000669

Print Friendly, PDF & Email

Logo SANNAS_ZHn52

SANNAS DENTOFACIAL

Una técnica, avanzada y fiable, que facilita el trabajo profesional y minimiza los efectos de la fobia dental.

Un buen estado de nuestra salud bucodental es clave para el bienestar físico y la calidad de vida. Sin embargo, tanto en lo que concierne a los hábitos higiénicos, como a los tratamientos odontológicos, la falta de tiempo hace que, en ocasiones, no seamos constantes con su cuidado. Además, a algunas personas, la visita al dentista les genera ansiedad o temor, lo que también influye en que vayan postergando procedimientos que necesitan.

La sedación consciente, base de la odontología de alto rendimiento, facilita, en todos estos casos, las intervenciones bucodentales. Las convierte así en experiencias cómodas y eficientes, tanto para los profesionales, como para los pacientes.

En la odontología de alto rendimiento interviene un equipo multidisciplinar (área operatoria, endodoncia, periodoncia, cirugía (extracciones e implantes) y prostodoncia) cuyo objetivo es optimizar los tratamientos odontológicos en el menor número de sesiones posible. De esta forma, se realizan, por ejemplo, varias obturaciones, exodoncias o implantes a la vez o una combinación de ellas al mismo tiempo.

Sedación inhalatoria o intravenosa

Para trabajar de esta manera, que ahorra tiempo y molestias a los pacientes, lo más recomendable es que estos se sometan a los tratamientos odontológicos bajo sedación consciente. Este método, completamente seguro y fiable, puede aplicarse de dos formas: sedación consciente inhalatoria o sedación consciente intravenosa.

Tanto con la inhalación de una mezcla de gases a base de óxido nitroso, como con fármacos sedantes aplicados por vía intravenosa, los pacientes mantienen la consciencia y sus facultades. Sin embargo, entran en un estado de relajación y tranquilidad que hace desaparecer la ansiedad o la fobia dental. Esto facilita el trabajo de los profesionales en intervenciones orales más largas y dificultosas, como es el caso de las cirugías.

Grandes beneficios

Es un procedimiento poco invasivo y completamente seguro, tanto que puede aplicarse a embarazadas y menores. Además, en todo momento, el paciente se encuentra monitorizado y bajo control médico por profesionales formados y autorizados para ello. Antes de iniciarlo, se somete al paciente a una valoración minuciosa para determinar el método más adecuado en cada caso.

Si para el equipo odontológico esta técnica le permite trabajar de forma estable y eficiente con pacientes más tranquilos, para estos los beneficios son aún mayores. Con la sedación consciente, disminuye de forma notable el efecto inflamatorio posoperatorio y el uso de anestésicos. La recuperación es mejor y más rápida. Tampoco presentan efectos secundarios. Los tratamientos son aplicados en menos sesiones, lo que le ahorra al paciente tiempo y, en los casos de fobia dental, mucho estrés.

En Sannas, más de 300 personas han sido tratadas en el último año con sedación consciente. Los buenos resultados y la satisfacción de estos es el mejor respaldo con el que puede contar una técnica, avanzada y fiable, en la que los beneficios para profesionales y pacientes son mutuos.