Accidentes domésticos: cómo tratar las quemaduras

Dra. Daime Pérez Feito. Especialista en Medicina Familiar y comunitaria SEMERGEN NAVARRA. Berta Torrero Bonel. DUE C. Zona Básica Valtierra Cadreita

Print Friendly, PDF & Email
El primer y mejor consejo es: EVITALAS!
Las quemaduras domésticas constituyen una causa frecuente de consulta, aunque la verdadera incidencia es muy difícil de valorar pues en muchos de los casos no se acude a los centros sanitarios. Es por ello que queremos explicar cómo manejar las quemaduras leves en el domicilio.

La mayoría de las quemaduras domésticas son quemaduras térmicas causadas por calor, bien sea por líquidos calientes (escaldadura), objetos sólidos calientes (quemadura por contacto) o por llamas (quemadura por llamas).Aunque también acuden a la consulta quemaduras producidas por químicos (mezcla productos limpieza, desatascadores químicos…).

Consejos para su prevención

• Controlar la temperatura del agua al realizar la higiene personal (del lavabo, ducha…).
• Cocinar en los fuegos más alejados de nosotros, con los mangos de sartenes hacia adentro, usando manoplas para la manipulación de utensilios sin mangos y evitando siempre el acceso de niños a la zona.
• Controlar la temperatura de alimentos o líquidos que vamos a ingerir.
• Proteger las estufas de leña, no almacenar objetos cerca. Evitar que los niños puedan acceder hasta ellas.
• Si utilizamos velas, evitar acercarnos a la llama, colocar en lugares donde no haya objetos cercanos ni en zonas donde los niños las puedan coger.
• Evitar almacenar inflamables o pulverizar aerosoles cerca de las llamas.
• Vigilar los lugares de conservación de químicos de limpieza que puedan dañar la piel y evitar mezclarlos entre sí.
• Revisar la red y artefactos eléctricos, especialmente sus aislantes y protectores pues en muchos casos pueden generar quemaduras eléctricas.

Clasificación de las quemaduras

1° Grado: Son las más superficiales. Es una piel enrojecida, inflamada, MUY dolorosa y suelen curar espontáneamente entre los 7-10 días.
2° Grado: Están en una capa más profunda. Aparecen ampollas, piel roja, suelen doler, piel inflamada. La piel se regenera dentro de los 20-25 días.
3° Grado: Son las más profundas. Es la piel que pasados los 28 días no ha regenerado y que debe movilizarse tejido para su cierre.
La gravedad de la quemadura también depende de la superficie del cuerpo quemado, pero es este capítulo solamente daremos consejos para las quemaduras leves, las que trataremos en casa, el resto deberán ser valoradas en el Centro de Salud.

Primeros auxilios para quemaduras leves

• En primer lugar calmar y tranquilizar a la persona que se quemó.
• La persona que realiza la cura debe lavarse bien las manos.
• Retirar la ropa que no esté pegada a la quemadura, si la quemadura es por químicos retirar toda la ropa que sea posible pues puede contener dicho químico y seguir lesionando la piel.
• Enfriar e hidratar la quemadura colocando la zona quemada bajo el grifo, ducha o manguera con agua fría.
• Nunca utilizar hielo puesto que el frío excesivo también produce quemadura, ni colocar la zona quemada en el congelador.
• Si esto no fuera posible colocar un paño o toalla húmedo, limpio y fresco sobre la quemadura o sumergirla en agua fría durante 5 minutos (barreño, piscina…).
• Mantener la quemadura en agua durante 10-15 minutos e incluso más si es producida por un químico.
• Tras enfriar la quemadura comprobar que sea una quemadura leve. Si es profunda, de gran tamaño, esta en zonas móviles del cuerpo (pies, tobillo, ingles, rodilla, muñeca, codo, hombro) en zona genital o en la cara, buscar atención sanitaria.
• Limpiar suavemente con agua y jabón.
• Nunca romper las ampollas, una ampolla abierta puede infectarse.
• Secar sin friccionar o frotar la zona sino con pequeñas presiones.
• Aplicar una capa fina de pomada para quemaduras (Silvederma, Flammazine, Furacín..)
NUNCA aplicar pasta de dientes, mantequilla, talco ni ningún otro remedio casero.
• Poner un apósito y cambiar a diario comprobando el aspecto de la quemadura y controlando signos de infección: dolor en aumento, secreción purulenta , enrojecimiento e inflamación. En caso de que aparezcan alguno de estos síntomas buscar atención sanitaria.
Si la quemadura abarca varios dedos, poner apósito o vendar por separado.
• Para el dolor inicial puede tomar un analgésico que utilice habitualmente ( Paracetamol, Ibuprofeno…)
• Las quemaduras eléctricas pueden producir lesiones internas y complicaciones. Siempre deberán ser valoradas por un médico aunque no haya daño externo.
• Recordamos que el 80-90% de las quemaduras leves se producen en el hogar, por lo que insistimos en la prevención.
Los accidentes del hogar ni son tan accidentales ni tan inevitables.