Conozcamos nuestro cuerpo: El hígado

Dra. Daime Pérez Feito y Dra. Yolanda Martínez Cámara. Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria. SEMERGEN NAVARRA y Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria.

Print Friendly, PDF & Email
El hígado es considerada la más voluminosa de las vísceras y una de las más importantes por su actividad metabólica. Está situado debajo del diafragma (músculo que separa la cavidad torácica de la abdominal) en hemi-abdomen superior en la zona derecha protegido por la parrilla costal y sólo la sobrepasa cuando está aumentado de volumen. De color marrón rojizo oscuro y pesa alrededor de 2 kg.

Por esta glándula circula diariamente gran volumen de sangre para que pueda realizar sus funciones únicas y vitales:
• Elabora proteínas que circulan en la sangre.
• Almacena vitaminas (A, B12 y D.), hierro, cobre.
• Almacena y libera el azúcar a la sangre (dependiendo de las diferentes necesidades del organismo).
• Produce la bilis (de gran importancia para la digestión)
• Participa en la síntesis y producción de colesterol y triglicéridos.
• Elabora factores de la coagulación de la sangre.
• Función desintoxicante: neutraliza toxinas, hormonas y la mayor parte de los fármacos.
• Procesa la hemoglobina para almacenar el hierro que contiene.
• Fortalecimiento de la inmunidad para hacer frente a infecciones (producción de factores de inmunidad) y eliminación de bacterias de la sangre.
• Durante las primeras semanas del feto elabora los glóbulos rojos.
Sus desechos pasan al intestino y se eliminan por las heces, otro porciento de esos desechos es eliminado a través de la orina.

Principales enfermedades que lo afectan

• “Hígado graso” (Esteatosis hepática): tan habitual en la actualidad por el incremento del número de personas con sobrepeso y la obesidad.
• Hepatitis (inflamación de la glándula) que pueden ser de varios tipos (A, B, C, D, E), seguidas de la Cirrosis hepática y las enfermedades autoinmunes (Colangitis esclerosante primaria, la Cirrosis biliar primaria y la Hepatitis autoinmune)
• Algo menos frecuentes encontramos las enfermedades congénitas (el síndrome de Gilbert, el síndrome de Crigler-Najjar, el síndrome de Rotor y el síndrome de Dubin-Johnson)
• Otras infecciones: Abscesos hepáticos.
• La Esteatohepatitis no alcohólica ( se inflama por acúmulo de grasa sin relación con la ingesta de alcohol.)
• Cáncer de hígado.

¿Podemos hacer algo para ayudar a nuestro hígado?

Dada su importancia, resulta fundamental seguir una serie de pautas o hábitos que ayuden a cuidarlo para lo que ayuda, indiscutiblemente, una alimentación sana, rica en frutas y verduras frescas, evitar el alcohol y el consumo excesivo de algunos fármacos.
• Tener una alimentación sana: Consumir varias porciones de frutas y verduras diariamente. Los alimentos ricos en Vitamina C (cítricos: limones, limas y naranjas) funcionan como antioxidantes naturales. Evita los alimentos fritos y congelados. Evita también grandes ingestas de proteínas y carbohidratos en exceso.
Con las bebidas preferiremos el agua mineral. Ojo con el alcohol! una cantidad adecuada de alcohol nos puede acompañar en una comida festiva, pero superar 30g de alcohol /día en el hombre y 20g alcohol /día en la mujer pueden resultar dañinos. No olvidemos la estrecha relación alcohol-cirrosis hepática.
La ingesta de cereales y arroz integral con su alto contenido en vitaminas B complejas puede ser beneficioso así como incluir en nuestra dieta los frutos secos como la almendra que es rica en ácidos grasos Omega 3.
• Cuidado con la medicación: La mayoría de los fármacos se metabolizan en el hígado. Consume sólo los indicados por tu médico y en las dosis que se señalan..
• Practicar el sexo seguro: Ten en cuenta que de los 5 tipos de hepatitis hay 2 (Hepatitis B y C) que tienen transmisión sexual. Es importante insistir en el uso de métodos de barrera (preservativos) como medida fundamental par evitar enfermedades que tienen esta transmisión.
• Protegerse de los golpes: Por supuesto que la práctica de ejercicio físico es beneficiosa de manera general para nuestra salud, pero cuidado con los deportes de contacto físico. Por la importancia que tiene esta víscera maciza es importante evitar traumatismos pues un impacto fuerte es suficiente para dañarlo.
• Remedios naturales: Por todos es conocido el efecto antioxidante del té verde. Si te gusta este tipo de bebida la ingesta diaria de 1-2 de ellas puede ser beneficiosa.

NOTA: ¿Cómo calcular los gramos de alcohol diarios?

Para calcular cuantos gramos de alcohol tiene una bebida alcohólica, se usa la siguiente fórmula:
Gramos = Graduación x Volumen (centilitros cl) x 0,8 / 10.
Por ejemplo, una copa de vino de 10 cl de 13º tiene 10,4 gramos de alcohol.
Un whisky de 5 cl y 42º tiene 16,8 gramos de alcohol.
Una cerveza de 33 cl y 5º tiene 13,2 gramos de alcohol.