Detección del maltrato infantil

David Parra Olivar. Enfermero en Unidad de Cuidados Intensivos Hospital Miguel Servet Zaragoza

Print Friendly, PDF & Email

Actualmente detectar el maltrato infantil es una tarea complicada que implica un gran esfuerzo de la sociedad y sobre todo un reto para los profesionales relacionados con la atención infantil, entre los que se encuentran los profesionales sanitarios.

Es muy importante prevenir el maltrato infantil, para esto necesitaremos enfocar el problema desde un punto de vista multisectorial. Está demostrado que los programas eficaces son los que prestan apoyo a los padres del niño y les aportan conocimientos y otros métodos positivos favorables para criar a sus hijos.

Es muy importante identificar tanto en la consulta de atención primaria como en atención especializada, identificar los indicadores de riesgo:
• La exploración clínica.
• El comportamiento de los padres.
• La conducta del niño.

Las señales a las que tenemos que estar atentos son:
• No acudir a las citas concertadas.
• Ausencia de informes tras ingresos hospitalarios
• Acudir a consulta sin motivo aparente
• Cambios frecuentes de médico
• Imposibilidad de recabar los datos de la vida familiar en la entrevista clínica.

Los niños que sufren maltrato presentan una serie de conductas:
• Demandan constante atención mediante pataletas, rabietas.
• Son miedosos en relación a sus padres, no buscan su protección.
• Tienen conductas extremas de agresividad o rechazo.
• Son desconfiados respecto al contacto con los adultos.

Los maltratadores muestran una serie de conductas que se repiten con frecuencia, estas son:
• Se ponen a la defensiva al preguntar sobre la salud del menor.
• Dan explicaciones poco creíbles para tratar de ocultar las lesiones causadas en el menor.
• No muestran contacto físico con el menor.
• Justifican sus propias conductas agresivas con la desobediencia del niño.

En el caso que sospechemos de un caso de maltrato infantil debemos de realizar una entrevista directa tanto a la posible víctima como a su grupo familiar. Las recomendaciones para realizar dicha entrevista son las siguientes:
• Hacer la entrevista en privado, siempre que sea posible.
• Sentarse cerca del niño/a.
• Presentarse como una figura de ayuda tanto para él como para sus padres.
• Destacar que no son culpables de la situación.
• Ser positivo, manifestando que todo irá bien.
• No dejar que se sienta culpable.
• No pedirle que repita lo que ha ocurrido ante otra persona.