Diabetes gestacional: Síntomas, tratamiento y causas

Dra. Susana Clemos Matamoros. Medicina Interna Complejo Hospitalario de Navarra

Print Friendly, PDF & Email
La diabetes es una enfermedad del metabolismo que se debe a la falta total o parcial de insulina. Su déficit produce la no absorción por parte de las células, de la glucosa, produciendo así una menor síntesis de depósitos energéticos en las células y la consiguiente elevación de la glucosa en la sangre.

La diabetes mellitas gestacional es una forma de diabetes inducida por el embarazo. No se conoce una causa específica de este tipo de enfermedad pero se cree que las hormonas del embarazo reducen la capacidad que tiene el cuerpo de utilizar y responder a la acción de la insulina.
Se cree que son la esteroidogénesis (aumento de producción de estrógenos durante el embarazo) y el lactógeno placentario, los que hacen que una mujer pueda debutar con una diabetes durante el embarazo. Esto ocurre en el segundo trimestre que es cuando la placenta empieza a funcionar adecuadamente
El resultado es un alto nivel de glucosa en la sangre (hiperglucemia).
La incidencia de diabetes gestacional es de un 3-10% de las mujeres embarazadas.

Síntomas de la Diabetes Gestacional

Generalmente no hay síntomas o éstos son leves y no son potencialmente mortales para la mujer embarazada.
Los síntomas pueden abarcar: Visión borrosa; Fatiga; Infecciones frecuentes, incluyendo las de vejiga, vagina y piel; Aumento de sed; Incremento de la micción; Náuseas y vómitos;
Pérdida de peso a pesar de un aumento del apetito.

Qué mujeres tienen más riesgo de padecer diabetes gestacional?
• Las mujeres mayores de 25 años son más propensas a desarrollar diabetes gestacional.
Antecedentes familiares de diabetes.
• Diabetes gestacional en un embarazo anterior, o cuando los niveles de azúcar en sangre están ligeramente elevados antes de quedar embarazada.
• Exceso de peso (Índice de masa corporal > 30).
• Presencia de Hipertensión Arterial.
• Presencia de Síndrome de ovario poliquístico.

Complicaciones

La mayoría de las mujeres que tienen diabetes gestacional no sufren ninguna consecuencia relevante (tanto la madre como el bebé). Sin embargo, la diabetes gestacional que no está controlada puede causar problemas de salud para ambos, incluyendo la necesidad de una cesárea.
Existe riesgo de complicaciones que pueden afectar al bebé:
• Exceso de peso al nacer: El exceso de azúcar en sangre puede pasar la placenta y hacer que el bebe crezca demasiado. Los bebés con exceso de tamaño tienen mas probabilidades de tener problemas a la hora de pasar por el canal del parto, sufrir lesiones de nacimiento o necesitar una cesárea.
• También hay un mayor riesgo de parto prematuro y síndrome de dificultad respiratoria. En algunos casos, el médico puede recomendar un parto prematuro porque el bebé es demasiado grande.
• Bajos niveles de azúcar en sangre (hipoglucemia). Los bebés de madres con diabetes gestacional pueden desarrollar hipoglucemia poco después del nacimiento debido a que su propia producción de insulina es alta. Los episodios graves de hipoglucemia pueden causar convulsiones en el bebé.
• Tiene un mayor riesgo de desarrollar diabetes mellitas tipo 2 en el futuro.

La diabetes gestacional también puede causar algunas complicaciones en la mujer y estas tienen un mayor riesgo de:
• Tensión arterial alta y como consecuencia desarrollar una preclampsia: complicación grave que puede poner en peligro la vida de la madre y del bebé.
• Diabetes futura. Es más probable que tenga diabetes gestacional en un embarazo futuro y también hay más probabilidades de que desarrolle diabetes tipo 2.

Detección y diagnóstico de la diabetes mellitus gestacional (DMG)

Pruebas para detección de la diabetes tipo 2 en la primera visita prenatal de las embarazadas con factores de riesgo, utilizando los criterios diagnósticos estándar.
• Cifra de hemogloblina glicosilada Hb A1C > 6,5 %.
• Glucemia en ayunas mayor de 126 mg/dl ( al menos 8 horas sin realizar ingesta).
• Glucemia > 200 mg/dl 2 horas despues de haber realizado ingesta.
• Glucemia al azar > 200 mg/dl.
Hacer la detección de la Diabetes en las embarazadas que no se saben diabéticas, en las semanas 24-28 de gestación.
La detección se puede lograr con cualquiera de las siguientes estrategias:
• Un solo paso: Prueba de tolerancia oral con 75 g de glucosa, midiendo glucosa en ayunas tras 1 y 2 h después de la misma.
Se realiza en la mañana después de una noche de ayuno de al menos 8 horas.
Se considera DMG si excede los siguientes valores:
-Glucemia en ayunas >92 mg/dl (5.1 mmol/L)
-Glucemia 1h pos-carga >180 mg/dl (10 mmol/L)
-Glucemia 2 h pos-carga > 153 mg/dl (8.5 mmol/L).
• Dos pasos: Carga de glucosa de 50 g midiendo glucemia 1 hora después (primer paso).
Si esta es mayor de 140 proceder al segundo paso, que es carga de 100 g de glucosa y medir a las 3 horas.
Si mayor de 140 se establece diagnóstico de diabetes gestacional.

Tratamiento de la Diabetes Gestacional

El tratamiento para la diabetes gestacional tiene como propósito mantener un nivel de glucosa en la sangre equivalente al de las embarazadas sin diabetes gestacional.
Los niveles objetivo establecidos para las embarazas con diabetes gestacional son:
• Antes de una comida (preprandial): 95 mg/dl o menos
• 1 hora después de una comida (postprandial): 140 mg/dl o menos
• 2 horas después de una comida (postprandial): 120 mg/dl o menos
El tratamiento siempre incluye dieta y actividad física.
Dieta: Se recomienda repartir el contenido calórico de la dieta de tal manera que el 40-50% deben ser hidratos de carbono, 30-40% grasas y 20% proteínas. También es recomendable una ingesta abundante de fibra vegetal en forma de fruta y vegetales frescos.
Actividad Física: Se aconseja la realización de ejercicio moderado durante al menos 30 minutos al día, como puede ser caminar deprisa. Si al final de la gestación existen limitaciones físicas para realizarlo, deberían practicarse al menos 10 minutos de ejercicios en sedestación (estando sentada) después de las 3 comidas.

Tratamiento Farmacológico: En aquellas mujeres que no consigan mantenerse dentro de los objetivos de buen control con el tratamiento dietético y la realización de ejercicio precisarán insulina. En aquellas embarazadas con fetos grandes para la edad gestacional, incluso en los casos en que están dentro de los objetivos de control, es recomendable también iniciar el tratamiento con insulina. Se comenzará con una dosis inicial de 0,1 UI/Kg/día, titulando la dosis en función de los controles de la glucemia.
En la actualidad existen varios estudios acerca de la eficacia y seguridad del tratamiento de la diabetes gestacional con antidiabéticos vía oral (metformina) con buenos resultados; sin embargo, debido a la gran experiencia de que dispone y a su excelente respuesta, la insulina sigue siendo el tratamiento de elección para todas las mujeres embarazadas con cualquier tipo de diabetes.

Resumiendo

La diabetes gestacional es un problema que si no se controla puede tener ciertas complicaciones graves en la madre y en el bebé.
Es esencial llevar unos hábitos de vida saludable antes, durante y después del embarazo. Esto ayudará a reducir el riesgo de diabetes en el futuro y mantendrá los niveles de azúcar en la sangre bajo control.