El cólico del lactante, ¿cómo podemos ayudar a nuestro bebé?

Raquel Arriazu Alcázar. Fisioterapeuta del Hospital Reina Sofia de Tudela. Nuria paz balbuena. Fisioterapeuta del Ambulatorio Santa Anta de Tudela

Print Friendly, PDF & Email
El Cólico del lactante no es una enfermedad, es un cuadro normal de inmadurez que manifiesta un 20% de los recién nacidos sanos, en el que hay un llanto intenso, inconsolable y excesivo.

Es frecuente que se acompañe de dolor, distensión abdominal y dificultad para defecar. Suele comenzar a los 15 días, disminuye en la cuarentena y tiende a remitir a los 3 o 4 meses de edad.

¿Cuáles son las posibles causas?

Aunque no se sabe al 100% las causas del cólico se barajan unas posibles causas que son:
• Inmadurez del sistema digestivo.
El cólico podría ser debido a una alteración del sistema nervioso autónomo que hace que haya movimiento intestinal incorrecto, provocando una obstrucción intestinal. Puede haber también una disminución de la permeabilidad intestinal que no absorbe las sustancias que necesita.
• Mal agarre del niño al pecho.
Es una causa más frecuente de lo que parece. Esto se debe también a una inmadurez en la boca, labios y lengua, por la cual el niño no tiene la suficiente fuerza para succionar bien la leche. La lengua además estimula el desarrollo del paladar por lo que es un órgano fundamental para el desarrollo de los menores de 6 meses
• Intolerancia a la lactosa.
La mayoría de los neonatos son incapaces de absorber por completo la lactosa los 4 primeros meses de vida. Si hay una sobreexposición a la lactosa puede haber una distensión abdominal dando un cuadro doloroso que puede desencadenar en un cólico. Por ejemplo si una madre le da a sus bebe de mamar de un pecho y sin vaciarlo del todo pasa al siguiente, el lactante está comiendo la leche más rica en lactosa que es la primera y se está dejando la leche más nutritiva que es la del final de la toma.

¿Qué puedo hacer si sospecho que mi bebe tiene cólicos?

Lo primero que debes hacer es consultar con el pediatra ya que es el que tiene acceso a todo el historial del niño y puede ayudarte para poder descartar otras posibles patologías.
Otro profesional que puede ayudarte es un fisioterapeuta formado en el tema. La fisioterapia está resultando un método muy útil para tratar el cólico del lactante. El fisioterapeuta te preguntara muchas cosas sobre la alimentación de tu bebé, como duerme, si tiene muchos gases e incluso valorará la toma para ver si el niño tiene un buen agarre al pecho. Así podrá ayudarte a buscar la posible causa y a tratarlo. Además podrá darte pautas para que puedas hacer ciertas técnicas sencillas que ayudaran a tu bebé a calmarse y te informará de algunos aspectos a modificar que pueden favorecer el desarrollo de los cólicos.

¿Cómo cojo a mi bebe?

Hay muchos padres que tienen miedo de coger a su bebe con cólicos por miedo a tocarles la tripita.
Una de las maneras de cogerlo es apoyando su tripita en tu antebrazo en una posición intermedia entre que esté boca abajo y de lado. Los bracitos y las piernas quedaran colgando. Nos lo ponemos cerquita nuestra para que se sienta seguro. La mano en su tripita ayuda al dolor porque le da un estímulo, una sujeción.

Otra posición posible es sentarlo con nuestro brazo con su espalda pegada a nuestro tronco y con la otra mano sujetar su abdomen.

La tercera opción es cogerlo con la cabeza por encima de nuestro hombro sujetándola con la mano de tal forma que su tripita quede en la zona de nuestro pecho.

¿Hay medicamentos para el cólico?

No hay un medicamento para el tratamiento de los cólicos. Algunas veces se da a los niños una serie de medicamentos para intentar disminuir ciertos síntomas. Es importante no medicar a los niños sin que sea pautado por el pediatra.
Si tu bebe tiene cólicos ayúdate de profesionales como el pediatra, los fisioterapeutas… que te ayudaran a tratarlo y a modificar ciertas conductas que puedan empeorar los síntomas.