¿Es bueno el uso del chupete?

Ester Cerezo Fernández. Logopeda. Especialista en Terapia Miofuncional y Atención Temprana

Print Friendly, PDF & Email

El chupete es un elemento muy utilizado hoy en día, acompañando al niño en su desarrollo, utilizándose especialmente para calmarlo en el llanto. Pero hay un gran debate acerca del uso de los chupetes durante el desarrollo infantil, en torno a si son perjudiciales o no.

¿Es perjudicial el uso del chupete para el niño?

Se han realizado investigaciones acerca de si el uso del chupete puede afectar al niño, comprobándose que el uso de este mismo presenta tanto beneficios como desventajas en el crecimiento del niño, las cuales se exponen a continuación.

BENEFICIOS: 1. Es recomendado en casos de ansiedad o de procesos de  dolor. 2. Se ha relacionado con la prevención del síndrome de muerte súbita en el lactante durante los primeros meses de vida. 3. Ayuda a conciliar el sueño.

DESVENTAJAS: 1. Si se utiliza el chupete después de los tres años se relaciona con la aparición de alteraciones orofaciales y dentales.  2. Su uso prolongado más de dos años puede retrasar el habla. 3. Si se da antes del mes de edad puede interferir en la lactancia materna.

Consejos en el uso del chupete

El uso del chupete es muy común en los bebés, y es muy importante la elección de este y la introducción en un tiempo adecuado. Por lo que a continuación se exponen una serie de recomendaciones para que el uso y la elección del chupete de forma adecuada.

• Cabezal pequeño que sea blando y flexible fabricado con material no tóxico, siendo lo más estrecho y pequeño posible la tetina para que no haya tanta interposición en la zona dental. Se recomiendan los chupetes anatómicos por la adaptación que hacen en la cavidad oral.

• Es recomendable elegir un chupete pequeño, el cual no se aumentará el tamaño según vaya creciendo el niño.

• No untarlo de sustancias dulces, ya que aumenta el riesgo de caries en el niño.

• Retirarlo a una edad adecuada.

• Introducir el uso del chupete una vez que el niño tenga instaurada la lactancia materna.

• Lavar y esterilizar el chupete antes de usarlo y durante su uso a lo largo de los años.

¿Cómo y cuándo eliminar el chupete?

Los estudios han encontrado que el chupete resulta perjudicial para el niño cuando su uso supera los tres años, produciéndose alteraciones dentales que con el crecimiento provocaran alteraciones en la cavidad oral.  Por lo que se recomienda su retirada a los dos años de edad para evitar que el uso de este no interfiera en el desarrollo del habla.

Para la eliminación del uso del chupete es importante identificar que uso da el niño a este, para poder facilitarle otros elementos en lugar del chupete. Ante todo, no se recomienda la retirada del chupete de forma brusca, para lo que a continuación se proponen una serie de estrategias para llevar a cabo la retirada de forma paulatina y eficaz.

• Sustituir su uso por su juguete favorito, con el objetivo de que este juguete le sirva como forma de calmarse sustituyendo al chupete. Esto es recomendable  cuando el chupete se usa para calmar la ansiedad o el dolor.

• Reducir su uso a lo largo del día, dejándoselo para que concilie el sueño, pero una vez dormido retirárselo. Además ir reduciendo el uso durante el día, dejándoselo durante menos tiempo.

• Otro método que se puede emplear es ir recortando la tetina del chupete de forma progresiva. Esta al cambiar de forma y tamaño ya no será del mismo agrado para el niño y además irá desapareciendo poco a poco.

• Se puede realizar un intercambio del chupete usando algún personaje que le guste, como por ejemplo los reyes magos. Explicando al niño que se les va a dejar el chupete para que se lo lleve a otro niño o a cambio de regalos. Realizarlo solo si el niño acepta cuando se le explica el proceso.

En definitiva, el uso del chupete tiene tanto beneficios para el desarrollo del niño como desventajas. Siendo la clave para que no haya repercusiones por su uso en realizar un buen uso del chupete a través de la elección del material, introducirlo después del mes de vida y de la retirada a tiempo de forma adecuada de este.