Fatiga en el paciente oncológico

Laura Frías González. Fisioterapeuta. Complejo Hospitalario de Navarra

Print Friendly, PDF & Email
La supervivencia de los pacientes oncológicos aumenta gracias a los avances en ciencias de la salud, pero estas personas presentan diversos síntomas derivados del cáncer que deben ser tratados para mejorar su calidad de vida.

Entre estos síntomas están:
• Fatiga inducida por cáncer.
• Dolor asociado al cáncer.
• Fragilidad fisiológica.

¿Qué es la fatiga inducida por cáncer?

La fatiga es el síntoma más prevalente en el paciente oncológico. Es un cansancio inusual, persistente y subjetivo que no desaparece con el descanso, interfiriendo así en el día a día de las personas que lo padecen.

¿Cómo diagnosticar la fatiga?

La escala de Piper permite valorar 4 dimensiones de la fatiga inducida por cáncer: severidad, afectividad, sensorial y cognitiva, a través de los 22 items que la componen.
Estos ítems se valoran por el propio paciente con una puntuación de 0 a 10, cuyos valores dependen de la pregunta.
En las 6 primeras 0 será indicativo de “nada” y 10 de “mucho”, de las siguientes se indicara su valor al lado de la pregunta:
1. ¿El grado de fatiga que siente en este momento le causa ansiedad?
2. ¿El grado de fatiga que siente en este momento interfiere en su capacidad para terminar sus actividades laborales o de estudio?
3. ¿El grado de fatiga que siente en este momento le interfiere en la capacidad para relacionarse con sus amigos?
4. ¿El grado de fatiga que siente en este momento le interfiere en su actividad?
5. ¿El grado de fatiga que siente en este momento interfiere en sus actividades de ocio?
6. ¿Cómo describiría el grado de intensidad o severidad de su fatiga?
7. ¿Cómo describiría la fatiga que siente en este momento? (0 placentera; 10 no placentera)
8. ¿Cómo describiría la fatiga que siente en este momento? (0 agradable; 10 desagradable)
9. ¿Cómo describiría la fatiga que siente en este momento? (0 productiva; 10 destructiva)
10. ¿Cómo describiría la fatiga que siente en este momento? (0 positiva; 10 negativa)
11. El grado de fatiga que siente ahora es: (0 normal; 10 anormal)
12. Respecto a la fatiga que tiene, usted se siente ahora: (0 fuerte; 10 débil)
13. Respecto a la fatiga que tiene, usted se siente ahora: (0 despierto; 10 adormilado)
14. Respecto a la fatiga que tiene, usted se siente ahora: (0 bien; 10apática)
15. Respecto a la fatiga que tiene, usted se siente ahora: (0 fresca; 10 cansada)
16. Respecto a la fatiga que tiene, usted se siente ahora: (0 con energía; 10 sin energía)
17. Respecto a la fatiga que tiene, usted se siente ahora: (0 paciente; 10 impaciente)
18. Respecto a la fatiga que tiene, usted se siente ahora: (0 relajada; 10 inquieta)
19. Respecto a la fatiga que tiene, usted se siente ahora: (0 alegre; 10 desesperada)
20. Respecto a la fatiga que tiene, usted se siente ahora: (0 capaz de concentrarse; 10 incapaz de concentrarse)
21. Respecto a la fatiga que tiene, usted se siente ahora: (0 con buena memoria; 10 sin memoria)
22. Respecto a la fatiga que tiene, usted se siente ahora: (0 capaz de pensar con claridad; 10 incapaz de pensar con claridad)

¿Cómo tratar la fatiga?

El ejercicio físico tiene la evidencia científica más sólida para el tratamiento de la fatiga, por lo que realizarlo de forma regular y segura va a ser la terapia más eficaz a pautar.

¿Cómo influye el ejercicio terapéutico en el paciente oncológico?

Le realización de ejercicio va a evitar el descenso de la calidad de vida facilitando la vuelta a la realización con autonomía de las actividades de la vida diaria de forma precoz.
Esto se va a conseguir gracias a los beneficios del ejercicio terapéutico, que son los siguientes:
• Disminuir la fatiga.
• Mejorar la capacidad funcional.
• Mejorar y restaurar la función física.
• Prevenir y disminuir la discapacidad.
• Aminorar los efectos secundarios de la quimioterapia y la radioterapia.
• Mejorar el estado de salud.
• …

¿Cómo debemos realizar el ejercicio terapéutico?

Siempre se ha de tener en cuenta que cada persona es única, por lo que habrá que individualizar el entrenamiento y conocer las preferencias y gustos de cada uno.
De forma general, se debe pautar un ejercicio aeróbico de intensidad moderada de al menos 150 minutos a la semana, junto con un ejercicio de fuerza alrededor del 60% de 1RM (una repetición máxima), con una frecuencia de 2-3 veces a la semana.