Gimnasia abdominal hipopresiva en la recuperación postparto

Teresa Senar Zúñiga. Matrona CAM Andraize-Buztintxuri

Print Friendly, PDF & Email
La Gimnasia Abdominal Hipopresiva (GAH) fue descrita por el Dr. Marcel Caufriez en 1980 para la recuperación postparto. La GAH es un conjunto ordenado de ejercicios posturales rítmicos que disminuyen la presión intraabdominal y activan las fibras musculares tipo I del suelo pélvico y la faja abdominal. Las fibras tipo I son fibras pequeñas, inagotables que confieren el tono. Por contra, las fibras tipo II son de mayor tamaño, fatigables y aportan la fuerza. En el suelo pélvico el 80% de las fibras son de tipo I y el 20% son de tipo II (éstas últimas se potencian con los ejercicios de Kegel). Así mismo, los músculos abdominales también son ricos en fibras tipo I.

La faja abdominal está constituida por el transverso, los oblicuos (mayores y menores) y los rectos. Son músculos posturales que intervienen en el vaciado abdominal (micción, defecación, vómitos), en la respiración y mantienen las vísceras abdominales en su sitio. El suelo pélvico es el conjunto de músculos que se situa en la parte baja de la pelvis, sujeta los órganos pélvicos, interviene en la micción, defecación y en las relaciones sexuales.
En el embarazo los abdominales tienen que estirarse para permitir el crecimiento uterino. Los rectos mayores se alargan y separan provocando una diástasis fisiológica. En el parto los ligamentos de suspensión y los músculos del suelo pélvico se estirarán por la presión de la cabeza fetal, y más aún si los empujones se realizan en bloqueo.
Para favorecer la involución durante el puerperio es primordial el descanso, evitar coger pesos y la bipedestación de forma prolongada. Éste es un periodo vulnerable en el que la hiperpresión puede provocar un estiramiento aún mayor en ligamentos y músculos. Harán falta 6 semanas para que los rectos vuelvan a su longitud normal y se acerquen.

A partir de la sexta semana

Con la GAH se favorece la recuperación del tono de la cincha abdominal y el suelo pélvico tras su distensión en embarazo, parto y postparto. También recoloca las vísceras por el descenso de la presión intraabdominal y la tonificación muscular mencionada anteriormente.
Puede empezar a practicarse a partir de la 6º semana postparto y precisa de un periodo de aprendizaje. Para crear una postura hipopresiva es necesario activar los músculos hipopresivos y relajar los músculos hiperpresivos. Cada postura se realiza en una apnea de 25 segundos y se repite tres veces, manteniendo en todo momento la postura. Tras cada serie de 3 es conveniente realizar 2 respiraciones con periodo espiratorio prolongado para así activar el sistema nervisos parasimpático (contrarresta la activación del simpáico que se produce con los ejercicios).
Son necesarias 8-10 sesiones para integrar los ejercicios, repartidos 1-2 veces por semana. Posteriormente se recomienda realizar 20-30 minutos al día durante 6 meses. Se obtiene un mayor beneficio cuando los ejercicios se hacen en una sola vez por el efecto sumatorio que se produce en los músculos. Los ejercicios se realizan en una secuencia ordenada de posturas que comienzan en bipedestación y terminan en decúbito supino. La dificultad de los mismos habrá que adaptarla a las condiciones físicas y capacidades de cada usuaria.
Durante la realización de los ejercicios se liberan radicales libres por las apneas producidas. Es recomendable acompañar el entrenamiento con una buena hidratación y una dieta rica en frutas y verduras.
La GAH está contraindicada en personas con hipertesión e hipertiroidismo ya que estimula el Sistema Nervioso Simpático.
Así mismo, la GAH mejora diástasis y hernias abdominales, lumbalgias, prolapsos, la postura y descongestiona la zona pélvica.