Litiasis renal, ¿existe alguna forma de prevenirlas?

Daniel Hijazo Gascón, Victoria Capapé Poves, Agustín Asensio Matas, Laura Muñiz Suárez y Paula Gayarre Abril. Servicio de Urología. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza. Ana Huertas Harguindey. MIR Medicina Familiar y Comunitaria. CS La Jota. Zaragoza

Print Friendly, PDF & Email
La enfermedad litiasica renal, más comúnmente conocida como piedras de riñón, es una enfermedad muy frecuente que afecta a una parte importante de la población general, que varía dependiendo del país entre un 5 y un 15 % de la población general.

Las litiasis renales son depósitos minerales que depositan en el interior de las cavidades renales. Cuando estas descienden del riñón al uréter, que es la estructura tubular que conecta al riñón con la vejiga, lo ocluyen de manera que el riñón no es capaz de eliminar la orina. De manera aguda, esto supone que el riñón se dilata produciendo un cuadro de cólico renal y de manera crónica si impiden la salida de orina, pueden generar un daño renal irreversible.

He tenido un cólico de riñón, ¿es posible volver a presentarlo?

La posibilidad de volver a presentar una litiasis renal en los 5 años siguientes al primer episodio es del 50-60 %, estimándose que del 10 al 20% de los pacientes presentaran más de dos episodios de cólico renal a lo largo de su vida. Existen muchas enfermedades y factores que aumentan el riesgo de formar litiasis renales: obesidad, diabetes, hipertensión, síndrome metabólico o insuficiencia renal crónica, entre otros. El que influyan diferentes factores en la aparición de la enfermedad, supone que cara a su prevención sea importante controlar las enfermedades que pueden favorecerla y modificar el estilo de vida.
Un factor muy importante en la aparición de las litiasis es el tipo de litiasis que nos afecta, ya que las maniobras de prevención varían en cada caso. Estas se clasifican en función del mecanismo de formación y de la composición en:
Infectivas
• Oxalato cálcico monohidrato o dihidrato
• Fosfato cálcico
• Ácido úrico
No infectivas
• Carbonato apatita
• Fosfato amónico magnésico
• Urato amónico
Genéticas
• Cistina
• Xantina
• 2,8-Dihidroxiadenina
Litiasis derivadas de fármacos
• Indinavir
• Atazanavir

El tipo de composición de la litiasis modifica no solo el riesgo de presentar nuevamente otro episodio de colico renal, sino que en ocasiones modifica su abordaje terapéutico (ya que la dureza puede condicionar la efectividad del tratamiento) y la prevención de aparición de nuevas litiasis (dado que el mecanismo de formación de la piedra renal es diferente). Además, es importante en cada episodio de cólico renal estudiar la composición de la piedra, ya que su composición puede ser diferente en cada uno de los episodios.
Cabe remarcar, que las medidas de prevención en la formación de litiasis renal o piedras de riñón, están orientadas a aquellos pacientes que ya han presentado un cólico renal y desean evitar un nuevo cuadro. Estas medidas no se conoce su eficacia en aquellas personas que nunca han presentado problemas por piedras de riñón.

Medidas generales en la prevención de litiasis renales

Independientemente de su composición o mecanismo de formación, existen medidas generales que ayudan a prevenir las formación de litiasis renales. La más importante es aumentar la cantidad de agua que bebemos cada día, recomendándose superar los 2 litros de agua diarios. Esto aumenta la cantidad de orina que se produce, evitándose que los minerales que forman las piedras de riñón se depositen en el riñón formando piedras.
Otra medida a nivel dietético de gran importancia es reducir la cantidad de sal que se consume diariamente, ya que se relaciona directamente con la formación de piedras de riñón. También es importante a nivel dietético el mantener una dieta equilibrada evitando los excesos carne o limitando la ingesta de ultraprocesados. También es recomendable una actividad física adecuada, evitándose situaciones de deshidratación intensa.

Prevención de las litiasis derivadas del calcio

Las litiasis de calcio son las más frecuentes de todas, por ello son las más importantes para su prevención. Las litiasis que cuentan con calcio en su composición pueden ser prevenidas, aunque a diferencia de otras, no se benefician de tratamiento farmacológico para su prevención. En este tipo de litiasis renales las medidas nutricionales y los cambios en el estilo de vida, resultan claves para disminuir su recidiva.
En cuanto a las medidas nutricionales la más importante es el aumento de la ingesta diaria de agua, 2 litros diarios o 3 litros en caso de ser verano. De esta forma aumentamos la cantidad de orina producida, evitando que se depositen cristales de calcio en el riñón. Otras medidas nutricionales que disminuyen la formación de litiasis de calcio, son una dieta equilibrada que evite el aporte de grandes cantidades de calcio, el abuso de la sal en las comidas, grandes cantidades de carne, abuso de bebidas con gas y aumentando la presencia de verduras en nuestra dieta.
En el caso de las litiasis de oxalato cálcico, deben disminuirse o suprimirse los alimentos ricos en oxalatos como son: espinacas, nabos, remolacha, nueces, guisantes, té, cacao o bebidas con gas. Además, ha de tratar de aportar niveles adecuados de calcio en la dieta y evitar tomar grandes cantidades de vitamina D.
Aunque parece lógico pensar que si eliminamos el calcio de nuestra dieta, disminuiremos este tipo de litiasis, se produce el efecto opuesto. Por ello, evitar las dietas bajas en calcio, ya que el organismo al detectar una disminución del calcio en sangre, reacciona aumentando la absorción de calcio en el intestino. Esto produce un aumento de sus niveles en sangre y un aumento de su eliminación por el riñón, de manera que aumentamos la formación de piedras en el riñón.

Prevención de litiasis de ácido úrico

En el caso de las litiasis de ácido úrico, es importante contrarrestar la acidez de la orina, que favorece que el acido úrico se deposite formando litiasis renales.. Por ello en su prevención, puede ser necesaria tomar medicamentos para disminuir la acidez de la orina como el citrato potásico o el bicarbonato.
Para disminuir la recurrencia de este tipo de litiasis, es muy importante disminuir en la dieta los alimentos ricos en ácido úrico, principalmente proteínas animales que se encuentran en la carne, el pescado o el marisco. También son beneficiosas otras medidas dietéticas como beber más de 2 litros de agua al día, o aumentar la ingesta de cítricos (limón, naranja, mandarina,…) al ser ricos en citratos que disminuyen la acidez de la orina.

Prevención de litiasis de cistina

Los pacientes que presentan litiasis de cistina precisan de un seguimiento estricto para prevenir la formación de las mismas. Estas litiasis crecen en poco tiempo, vuelven a formarse en poco tiempo y de manera repetida. En estos casos es importante beber más de 3 litros de agua al día, disminuir la acidez de la orina con bicarbonato o citrato potásico, siendo necesario incluso medir la acidez de la orina diariamente para controlar su acidez.