Mamá ¡yo también quiero cepillarme los dientes!

Sannas Dentofacial

Print Friendly, PDF & Email

Logo SANNAS_ZHn52

El cuidado bucodental infantil, denominado odontopediatría, es un tema que despierta mucho interés entre los padres de familia pero que, a su vez, genera mucha inseguridad por la gran ausencia de información que impera sobre ella.

Frente a este desconocimiento general, Sannas Dentofacial (antigua Clínica Dental San Jorge) está centrando sus esfuerzos en potenciar una labor formativa in situ entre sus pacientes, padres y niños, a través de consejos preventivos planteados específicamente para cada etapa de la dentición. Iniciativa que apoyará con la puesta en marcha de un Centro de Prevención Oral en pocos meses.
Del equipo multidisciplinar con el que cuenta Sannas Dentofacial, quienes se encargan de cuidar la salud bucodental de los más pequeños son la doctora Irache Jiménez San Juan y el doctor Alberto Gómez Ribera, odontólogos habilitados por el Programa de Asistencia Dental Infantil (PADI), que aseguran que la prevención durante los primeros años es de vital importancia. “Cuanto antes adquiera el niño una buena pauta en su higiene bucodental, menor será el riesgo de que sufra enfermedades o disfuncionalidades importantes a futuro” confirma el doctor Gómez. Por ejemplo, muchos padres piensan que las caries en dientes de leche no hay que tratarlas, sin embargo suponen un foco de entrada de bacterias que, no asistido a tiempo, puede derivar en afecciones en el diente definitivo. “Sin olvidar que una pérdida prematura de dientes de leche puede implicar una incorrecta masticación, deglución y pronunciación del niño, además de la pérdida de espacio para los dientes definitivos”, añade la doctora Jiménez.

¿A qué edad empiezo a llevar a mi hijo al dentista? ¿Cuándo debe comenzar a cepillarse los dientes?

Son preguntas muy frecuentes que pocas veces logran las respuestas adecuadas. Según la doctora Jiménez, “la primera visita de un niño al odontólogo debe ser antes del primer año de vida ya que nuestro objetivo es realizar una odontología mínimamente invasiva. De esta manera, podemos analizar e intentar poner remedio a los factores de riesgo de la enfermedad antes de que esta aparezca. En esta primera toma de contacto, Sannas Dentofacial, aprovecha para educar a los padres sobre cómo cuidar los dientes de leche, qué prevenir y cómo inculcar los hábitos correctos en el niño.
“El inicio del cepillado de los dientes es como los idiomas, cuanto antes se empiece mejor se aprende” afirma el doctor Gómez. La familiarización con el cepillado desde pequeños es imprescindible y debe conseguirse de una forma fluida, con juegos. Aunque, tal y como apunta la doctora Jiménez, “el cepillado del niño no es efectivo hasta los 7 u 8 años, por lo que tendrá que ser repasado por los papás”. Además, ambos coinciden en que hay que tener especial cuidado de no utilizar pastas dentífricas hasta que el niño tenga desarrollado el reflejo de escupir.

El niño, un paciente especial

A pesar de los mitos odontológicos, el doctor Gómez considera que “los niños no son pacientes complicados por el hecho de ser niños. El odontólogo debe entender que como paciente, el pequeño va a experimentar situaciones que no había vivido con anterioridad.”
En este sentido, la comunicación se presenta como herramienta fundamental, siendo necesario explicarles ‘con cariño’ todo lo que va a suceder para generarles confianza.
A pesar de que los tratamientos han evolucionado mucho y no son tan “temidos”, existen casos especiales de miedo y ansiedad extrema que pueden dificultar la aplicación y el éxito del tratamiento o intervención. Para estas situaciones, Sannas Dentofacial acaba de incorporar a sus servicios la ‘sedación consciente’. Esta técnica, especialmente indicada para pacientes especiales como los niños, personas con discapacidad o intervenciones complicadas, permite llevar al paciente a un estado de relajación que facilita su colaboración, garantizando mejores resultados y evitando malos recuerdos o fobias posteriores.