¿Mejora la edad pulmonar tras el abandono del hábito tabáquico?

María Betrán Orduna. Médico residente de Neumología. Davinia Chofre Moreno. Médico residente de Cardiología. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza

Print Friendly, PDF & Email
Como todos conocemos el tabaco influye de forma determinante en múltiples enfermedades entre las que destacamos las enfermedades cardiovasculares, los procesos cancerosos y el deterioro de la función pulmonar; hay varios estudios donde se ha demostrado que el hábito tabáquico influye en el envejecimiento de nuestros pulmones. Siempre nos preguntamos, ¿dejar de fumar ayudará a que recupere mi función pulmonar?

Para contestar a esta pregunta se pueden realizar pruebas y cálculos que de forma orientativa nos responderán.

Cálculo de la edad pulmonar

Es fácilmente medible. Se necesita un espirómetro, aparato que nos permite conocer la función pulmonar midiendo los flujos y los volúmenes respiratorios. Para ello el paciente inspira y espira el aire a través de una boquilla durante seis segundos. La maniobra se repite tres veces y por lo general se selecciona la mejor de las tres. Con los datos obtenidos y una fórmula matemática sencilla se calcula la Edad Pulmonar.

Nuestra propia experiencia

En nuestro centro hemos llevado a cabo un estudio retrospectivo donde fueron incluidos los pacientes vistos en la consulta de deshabituación tabáquica durante un periodo de dos años consecutivos. El objetivo del trabajo fue valorar si existía una mejoría de la edad pulmonar espirométrica tras un año del cese del hábito tabáquico. Para ello realizábamos dos espirometrías en cada paciente, una el primer día que acudían a la consulta y otra al año de haber abandonado el consumo de tabaco.

Conclusiones

Se observó que más de la mitad de los pacientes (el 64.5%) mejoraba su función pulmonar tras un año de abstinencia tabáquica, así como que la edad pulmonar se aproximaba más a la edad cronológica de cada paciente.
Destacar que informar a los fumadores de la edad de sus pulmones podría ayudar a que dejen de fumar y con ello poder conseguir una mejoría de su función pulmonar tras el abandono de hábito tabáquico.