Método Godoy: Nuevo abordaje en el tratamiento del linfedema y patología linfovenosa

Susana Sánchez Navarro. Fisioterapeuta AP Sector III Zaragoza. Gema Galindo Morales. Fisioterapeuta AP Sector III Zaragoza. Diego Calavia Sarnago. Fisioterapeuta AP Sector III Zaragoza. Cristina Rodríguez Escuredo. Fisioterapeuta AP Sector III Zaragoza

Print Friendly, PDF & Email

El linfedema es un tipo específico de edema con aumento de volumen, resultado de la acumulación de macromoléculas y fluidos debajo de la piel, provocado por un fallo en el sistema linfático.

Causas

1. Primarios
La causa es un fallo del propio sistema linfático con menor cantidad o tamaño de vasos/ganglios, o una función incorrecta.
• Congénitos: presente desde el nacimiento.
• Desarrollo posterior en pubertad, embarazo o menopausia.
Aproximadamente son el 10% de los casos

2. Secundarios
Consecuencia de una patología o intervención ajena al sistema linfático.
Los más comunes son los posteriores a un proceso tumoral y su tratamiento, siendo la cirugía de extirpación de ganglios y la radioterapia factores de riesgo para padecerlo.

Evolución

El linfedema suele evolucionar en fases:
• Fase latente: inflamación subclinica, es decir no evidente u observable.
• Fase líquida o estadio reversible: edema blando que pierde su volumen con el descanso nocturno o elevación.
• Fase fibrosa o estadio reversible espontáneo o tardío: endurecimiento del tejido que no cede con la elevación.
• Fase grasa o elefantiasis: tejido duro con aumento de volumen y proliferación de tejido adiposo.

MÉTODO GODOY: Nuevo abordaje fisioterápico

Es un método con evidencia científica, obteniendo resultados rápidos y mantenidos en el tiempo.
Es un método de Terapia Linfática Global. Global, porque se compone de diferentes técnicas pudiendose aplicar aisladas o de manera combinada:
• Terapia Linfática Cervical.
Maniobra realizada en la fosa supraclavicular provocando un estímulo de la linfa de todo el cuerpo y sistema nervioso.
Indicaciones principales: niños con linfedema congénito y edemas en cara-cuello.
• Terapia Linfática Manual.
Maniobras manuales con el objetivo de estimular la entrada del liquido linfático desde el espacio intersticial hacia los capilares linfáticos para su posterior evacuación.
• Terapia Linfática Mecánica.
Uso de dispositivos mecánicos desarrollados por los doctores Godoy. Se deben usar siempre con la compresión-contención. Se realizan tanto ejercicios pasivos como activos con el objetivo de eliminar la fibrosis y mejorar la contracción de los vasos linfáticos mediante la activación muscular.
• Terapias de Compresión-Contención.
Durante el tratamiento intensivo se usan prendas de comprensión (vendajes inelásticos con espuma, gorgurao..) para ayudar a la reducción de volumen y fibrosis del edema.
Finalizado el periodo intensivo, el paciente mantiene los resultados del tratamiento con una prenda de contención hecha a medida (media, manga, guante..) de tejido de baja elasticidad.
• Terapias para la piel.
Es fundamental la limpieza y secado adecuado insistiendo en la zona de pliegues, asi como revisar los posibles cambios: aumento de temperatura, heridas, picaduras…
• Educación del paciente para el mantenimiento de los resultados.
Llevar a diario la prenda de contención, hacer ejercicio, mantener el peso adecuado, comer sano y equilibrado y realizar descansos.

Fases de tratamiento

Dos fases:
1. Intensiva o de choque, cuyo objetivo es la reducción del volumen.
2. De mantenimiento, cuyo objetivo es la estabilización de los resultados conseguidos durante el tratamiento de choque.

Cada paciente es diferente, así como lo es el tiempo de evolución y la existencia o no de endurecimiento del edema. Es imprescindible acudir a un fisioterapeuta especializado en linfedemas para su tratamiento.