¡Mi madre se ha roto la cadera!

Raquel Osés Narváiz. Técnica en Cuidados Auxiliares de Enfermería. CHN. María Fe López Gastón. Diplomada Universitaria de Enfermería. CHN. Marian Autor López. Técnica en Cuidados Auxiliares de Enfermería. CHN

Print Friendly, PDF & Email
Esta frase o bien la hemos dicho o bien la hemos escuchado alguna vez. Pero ¿Qué pasa cuando alguien se rompe la cadera?

Llamamos cadera a un extremo del hueso más largo de nuestro cuerpo (el fémur) en la parte en que este se une a la pelvis, en esa unión tiene forma redonda (por eso llamamos la cabeza del fémur) para que podamos flexionar las piernas y por ejemplo nos permite agacharnos y subir y bajar escaleras.

¿Pero por qué se rompe la cadera?

Las causas son múltiples, por ejemplo por un traumatismo (un fuerte golpe) bien en un accidente, bien tras una caída, o por una enfermedad por ejemplo un tumor o la osteoporosis (una madera agujerada por la carcoma se rompe más fácil que si la madera está sana).

¿Y qué pasa una vez rota la cadera?

En general la mayoría llegan al hospital en ambulancia pues la fractura de cadera nos impide levantarnos y el intento de mover esa pierna nos produce gran dolor. Allí el personal nos atenderá, nos identificarán con una pulsera se nos realizarán una o varias radiografías (para ver dónde se ha roto). Nos sacarán sangre porque en la mayoría de los casos hay que pasar por quirófano para reparar esa cadera. Tras las pruebas llegará el traumatólogo que nos dará el resultado (o diagnóstico). Por lo general el tratamiento implica ingresar en el hospital y pasar por quirófano. Según el tipo de fractura en el quirófano nos pondrán una prótesis o un clavo o una placa para reparar nuestra cadera.

Han ingresado a mi madre en la planta de traumatología

Tras el ingreso en una planta de hospitalización, es probable que nos coloquen una tracción en la pierna fracturada (rota) para evitar o aliviar el dolor. Si habitualmente tomamos medicación el personal que le atenderá nos lo dará (por lo que no debemos tomar ningún medicamento por nuestra cuenta sin decirlo antes al enfermero o enfermera responsable).
El día que tengamos que ir a quirófano nos indicarán que debemos estar en ayunas, es decir, hasta ese momento no podremos beber ni comer nada para que nos puedan anestesiar.
Durante la intervención, la familia o acompañantes esperarán en la habitación, porque tras la intervención el traumatólogo subirá a la planta a informarles o bien les llamará por teléfono y les indicará dónde tienen que ir para recibir la información.

¡Ya le han operado de la cadera!

Loa primeros momentos es probable que esté con ganas de dormir y también es probable que tenga uno o más drenajes (un envase plástico donde se colecciona la sangre para que salga y no quede dentro produciendo inflamación o infección). También es probable que lleve sonda vesical (para la orina) y aunque hay veces que tendrá ganas de orinar, es normal, y la orina va saliendo por el tubo de la sonda.

¿Y después de pasar por el quirófano?

En general deberemos seguir en ayunas (sin comer ni beber nada) hasta 6 horas después de salir de quirófano. Después nos indicarán que empecemos a beber algo y si no hay complicaciones nos llevarán la dieta habitual.
En general si el médico lo indica al día siguiente a la tarde nos levantarán al sillón.
En los días siguientes el médico rehabilitador diseñará el programa de ejercicios para nuestra recuperación. Es importante nuestra colaboración así como la de nuestros familiares para realizar los ejercicios y en la frecuencia indicada.
Con los días nos llevarán a rehabilitación y para ello necesitaremos una bata y zapatillas con talón cerrado (el personal nos pondrá un pantalón antes de bajar a rehabilitación). El servicio de rehabilitación no funciona el fin de semana por lo que es importante que sigamos haciendo los ejercicios indicados. Si nos indican que caminemos con un andador o muletas lo haremos siempre acompañados.
También es probable que nos visite la trabajadora social del centro para preparar todo para el momento del alta.
Por otra parte y para evitar una trombosis la enfermera o enfermero nos pondrá una inyección de heparina en la tripa y probablemente tras el alta nos tendremos que seguir poniéndonos unos días más, pero eso ya nos dirá el médico cuando nos informe del alta.

Nos vamos a casa

El médico nos da el informe de alta, en algunos casos, sobre todo, si se trata de personas mayores, nos darán un informe por parte de medicina interna y otro por parte de traumatología con las instrucciones a seguir según el tipo de cirugía, así como la fecha de revisión, (si en ese momento no podemos viajar en coche nuestro médico del centro de salud solicitará una ambulancia ).Por eso el día del alta debemos comentárselo a nuestro médico.