Musicoterapia en el Hospital MAZ de Zaragoza

Virtudes Morcillo Martínez. Presidenta de la AAMNT. Musicoterapeuta voluntaria

Print Friendly, PDF & Email
“Las canciones son justamente pensamientos, por un momento paran el tiempo. Escuchar una canción es escuchar algunos pensamientos.” Bob Dylan.

En enero de 2013 se planteó en el Hospital MAZ un proyecto de voluntariado de Musicoterapia. Desde la Asociación Aragonesa de Musicoterapia, se trabajó en la puesta en marcha de una terapia no farmacológica en la que los pacientes que participasen voluntariamente trabajarían la autoestima, expresión de sentimientos, adaptación a su situación hospitalaria…, además de trabajar la memoria y motricidad.

Se decidió que también el personal del Hospital participase en las sesiones con el fin de aprender estrategias que favoreciesen el acercamiento al paciente.

Alto grado de satisfacción

Durante este tiempo los pacientes han mostrado un alto grado de satisfacción puesto que ellos mismos refieren encontrarse mejor desde que acuden a las sesiones, se encuentran más relajados y positivos, y además han podido establecer relaciones sociales con otros pacientes. Se han recogido encuestas, revisado las sesiones, visualizado videos en los que podemos valorar la evolución de los residentes. Los datos son claros y evidentes: existe una mejora significativa en los pacientes, bien desde el punto de vista físico, psicológico, sensorial, emocional o sociológico.

El fin que perseguimos es potenciar esta terapia con un objetivo claro, la mejoría de nuestros pacientes dentro y fuera del hospital. (Raquel Zapater, Enfermera).
“El término musicoterapia, según La Federación Mundial de Musicoterapia, se refiere al uso de la música y sus elementos (sonido, ritmo, melodía, armonía) realizado por un musicoterapeuta calificado con un paciente o grupo, en un proceso creado para facilitar, promover la comunicación, las relaciones, el aprendizaje, el movimiento, la expresión, la organización y otros objetivos terapéuticos relevantes, para así satisfacer las necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas. Tiene como fin desarrollar potencialidades y restaurar las funciones del individuo de manera tal que éste pueda lograr una mejor integración intra o interpersonal y consecuentemente una mejor calidad de vida a través de la prevención, rehabilitación y tratamiento” Hamburgo, 1996, Comité de Práctica Clínica de la WFMT.

Objetivos

La Musicoterapia actúa en el Hospital MAZ como soporte para la consecución de los siguientes objetivos generales: 1. Apoyo emocional. 2. Activación sensorial y motriz. 3. Recreación. 4. Activación de facultades. 5. Volver a la realidad. 6. Fomento de relaciones interpersonales. 7. Expresión de sentimientos.

Estos objetivos conllevan un proceso terapéutico para cada uno de los pacientes. Es cierto que en algunos, es muy corta la asistencia ya que están poco tiempo ingresados pero los que necesitan rehabilitación, no dejan de venir a las sesiones recomendadas por su médico rehabilitador, fisioterapeuta, enfermera o terapeuta ocupacional.

En este sentido, tenemos una gran ayuda y colaboración por parte del personal sanitario, con el que estamos en continua comunicación de los progresos que conlleva esta terapia.
A cualquier paciente, una enfermedad o accidente laboral, le cambia su vida habitual y a veces, necesita una ayuda emocional para hacer frente a su estado presente. Es ahí donde encuentra que Musicoterapia, sirve de gran ayuda para salir adelante.

Está demostrado que cuando un paciente es positivo ante cualquier patología, tiene un 50% ganado para hacer frente con fuerza y valentía para recuperar su estado normal en la vida. La MT les ayuda a adquirir ese porcentaje que necesita. A las sesiones, acuden pacientes ingresados y externos. Son sesiones colectivas que vamos estructurando cada día, trabajando las necesidades de cada paciente del grupo, dentro de su ISO (identidad sonora).

El objetivo principal es intentar mejorar el desarrollo general del paciente que padece alguna patología traumatológica, (accidente) neurológica (como consecuencia de cualquier accidente) u otras de las que necesitan tratamiento hospitalario o rehabilitación, teniendo en cuenta como fin el bienestar del mismo.
Los recursos utilizados para el tratamiento con MT, fundamentalmente se centran en lo lúdico y lo creativo y así poder acceder las áreas del desarrollo evolutivo de estos pacientes que tienen algún problema temporal en su vida, cuyas edades son muy variadas.

Los objetivos específicos, están centrados el aprendizaje cognitivo, físico, afectivo y social; de tal modo que se pueda potenciar la maduración general en habilidades de la personalidad, bienestar y social; así como su recuperación física al tratarse de personas que han tenido accidentes laborales.
Trabajamos las siguientes áreas: Cognitiva. Memoria remota y reciente.Lenguaje. Discriminar, reconocer las palabras. (Problemas causados por traumatismos). Praxias: Pronunciar correctamente los diferentes fonemas. (Problema causado por traumatismo y otros neurológicos). Gnosias: Percibir y reconocer la forma y las características físicas –visuales, auditivas, olfativas, gustativas– de las personas y de los objetos del entorno. Nos acude alguno con sordo-ceguera. Física-motriz: Llevar ritmo y coordinación, con o sin desplazamiento, sentados, de pie, bailar, tocar, cantar a la vez… Focalizar y mantener la atención musical. Social-emocional. Estado de ánimo y autoestima: Elevan su estado de ánimo y autoestima, se dan cuenta de que lo hacen bien, y es una experiencia exitosa. Participación. Interacción social. Comunicación: Les gusta participar en actividades en grupo, se sienten arropados entre ellos. Interactúan con los compañeros y musicoterapeuta a nivel verbal, gestual, psicomotriz. También a nivel no verbal (contacto físico, escucha musical). Expresan sus sentimientos y emociones al cantar canciones de su ISO. Cuentan dónde la escucharon, qué les recuerda, sacan sus emociones, comparten sus vivencias (momento terapéutico).

Testimonio de una paciente

A modo de conclusión, deseo acabar con el testimonio de una paciente hospitalizada más de un año y nos regaló su pequeño homenaje el “Día Europeo de la Musicoterapia”.
La mayoría que no conoce esta terapia, pensarían sin dudar: allí se oye música, se canta, baila y tocan instrumentos. Pues sí todo eso se hace, pero hay mucho más.
En musicoterapia salen emociones, tanto de alegría como de tristeza, se consiguen logros casi impensables, sonrisas difíciles de sacar, ejercitar la memoria, el cuerpo y tantas cosas más…La MT  tiene un poder tan grande y puede llegar tan lejos, que algunas veces los medicamentos no consiguen el mismo resultado. Así que podía decirse  también, y lo digo por mí, que  es un analgésico rápido y eficaz.
Mi largo ingreso es un hospital, me afectó mucho. Creó en mí  inseguridades, miedos, no saber cómo me iba a recuperar, ya que fue un accidente grave con recuperación lenta y dolorosa…Fue entonces cuando empecé a ir a musicoterapia, desde el primer día fue amor a primera vista. Desde que entraba hasta que salía, conseguía olvidar que estaba en un hospital. Fue fantástico poder asistir, conocer otros pacientes y tener la oportunidad de empatizar con ellos. Fue una vía de escape brutal.
A día de hoy aún sigo asistiendo a MT, como enriquecimiento personal y en otras cosas, porque me hace sentir bien, sobre todo porque mi testimonio ayuda a los que están ingresados y en rehabilitación.
Me da vida enormemente venir a las sesiones, me emociona ver como los compañeros avanzan en su estado físico y de ánimo  en cada sesión y eso…No tiene precio.
Ana Salvador.