Objetivos de la Terapia Ocupacional en el ámbito sanitario

Elena Moreno Narro (Residencia los Maizales) y Marta Marín Berges (Centro de día Romareda). Vocales del Ilustrísimo Colegio Profesional de Terapeutas Ocupacionales de Aragón.

Print Friendly, PDF & Email
La Terapia Ocupacional es una disciplina sanitaria, que lleva más de 50 años desarrollándose en nuestro país, aunque sus orígenes se remontan hasta el siglo XV en el Hospital de Valencia, el Hospital Real y el Hospital General de Nuestra Señora de Gracia de Zaragoza. Además recibe influencias de otras corrientes como el humanismo o el Tratamiento Moral de P. Pinel. También supuso un fuerte impulso para el desarrollo futuro de la profesión, las consecuencias de la I Guerra Mundial, recuperando a enfermos con secuelas físicas y psicológicas.

 

Desde el Colegio Profesional de Terapeutas Ocupacionales de Aragón (COPTOA) lo definimos como la disciplina socio-sanitaria que a través de la adaptación del entorno y actividad significativa, preventivamente analizada y seleccionada en función de la evaluación de las capacidades, incapacidades, necesidades e intereses del usuario, trabaja con los objetivos de mantener la salud, prevenir la enfermedad, mejorar la calidad de vida en incrementar la autonomía e integración de aquellas personas que padecen, cualquier tipo de discapacidad (física, cognitiva, psiquiátrica, social o sensorial), tratando de potenciar o suplir las funciones disminuidas o perdidas. (Definición aprobada en Junta Extraordinaria del COPTOA el 2 de diciembre de 2003).

Objetivos de la Terapia Ocupacional

Como toda disciplina sanitaria, su misión principal debe ser  velar por el bienestar de los pacientes a los que trata, proporcionándole todas las estrategias y  herramientas necesarias para alcanzar los objetivos planteados.
Según la ENOTHE, la Red Europea de Enseñanza Superior de Terapia Ocupacional, plantea y define los objetivos propios de esta disciplina sanitaria, que aun en nuestros días sigue siendo una profesión poco conocida, no solo en la sociedad en general, sino dentro del propio ámbito sanitario. Los objetivos que define la ENOTHE son:

1. Prevenir las discapacidades:

  • Evitar los desequilibrios en las áreas de desempeño ocupacional.
  •  Prevenir las disfunciones ocupacionales.
  • Anticiparse a futuras lesiones y patologías.
  • Trabajar en el ámbito de la comunidad en los proyectos y actuaciones encaminados a la prevención de la discapacidad.

2. Valorar los componentes de ejecución y las áreas de desempeño ocupacional, tanto desde un punto de vista focal como global:

  • Realizar valoraciones funcionales, tanto de recorrido articular como fuerza muscular.
  • Valorar limitaciones funcionales.
  • Analizar los gestos cotidianos.
  • Determinar las capacidades sensoriales.
  • Evaluar las capacidades superiores.
  • Determinar las capacidades sociales.
  • Valorar las capacidades psicológicas.
  • Valorar el entorno próximo y lejano.

3. Mantener, adquirir, mejorar o recuperar los componentes de ejecución ocupacional:

  • Aumentar la movilidad y fuerza muscular.
  • Mejorar la coordinación.
  • Conseguir aumentar la destreza.
  • Elevar el umbral de fatiga, aumentando la tolerancia al esfuerzo.
  • Enseñar compensaciones de las funciones perdidas o deterioradas.
  • Economía articular.
  • Desarrollar las capacidades residuales.
  • Detección de alteraciones posturales.
  • Adaptaciones y entrenamiento en el uso de prótesis y ortesis.
  • Concienciar al paciente de las capacidades que posee, demostrando sus posibilidades de mejora.
  • Compensar, mejorar, equilibrar y recuperar las áreas de desempeño ocupacional.
  • Establecer medidas y actitudes ergonómicas y de seguridad en la realización en las actividades de la vida diaria, trabajo, vida socia,…
  • Entrenamiento en el uso de ayudas técnicas para las actividades de la vida diaria.
  • Comprobar las posibilidades laborales y la reorientación profesional.
  • Ayudar al paciente a ajustar sus hábitos diarios.
  • Conectar con el medio socioeconómico del paciente.
  • Integración social, laboral y familiar del paciente.
  • Adaptar el entorno al paciente y sus necesidades.
  • Entrenamiento para el control del entorno.
  • Evaluar los medios de transporte y sus posibles adaptaciones.
  • Entrenamiento en el uso del transporte adaptado.
  • Suprimir barreras arquitectónicas.
  • Enseñar a vivir al paciente con su discapacidad.
  • Ayudar al paciente a que aprenda a utilizar de una manera constructiva su largo periodo de convalecencia.
  • Proporcionar nuevas orientaciones para sus intereses recreativos y ocupacionales.

Ámbitos de intervención

La Terapia Ocupacional está dentro de las profesiones sanitarias, pero su ámbito de intervención en la sociedad, no solo se queda ahí, en el aspecto sanitario, sino que interviene directamente en otros entornos y trabaja con aspectos sociales, ambientales y educativos. Sus ámbitos de intervención están en:

  1. Educación sanitaria: Promoción de la salud, Prevención de la salud y Determinante de conducta.
  2. Sanitario: Atención especializada, atención en agudos, atención en unidades hospitalarias, atención en media estancia, atención en Hospital de Día atención ambulatoria, atención en unidades de desintoxicación y  atención primaria.
  3. Socio sanitario: Centros de día TO en asistencia domiciliaria, unidades de larga estancia y cuidados paliativos.
  4. Social:residencias, comunitaria (incluye entre otros): Dispositivos alternativos a la institucionalización: pisos protegidos, casas de transición y mini residencias…  Servicio de ayuda domicilio (SAD), Centros de rehabilitación psicosocial (CRPS), Centros de atención a la drogadicción (CAD), Centros ocupacionales, Centros de rehabilitación laboral (CRL), Centros de acogida y Centros penitenciarios.
  5. Educativo: Educación especial, Integración, Equipos de atención temprana y Educación reglada.
  6. Asesoramiento: Centros de AATT y ortopedias, Prevención de riesgos laborales, Comisiones de urbanismo y Tribunales de incapacidad y peritajes.
  7. Docente: Escuelas universitarias, Cursos de formación de formadores,  Cursos relacionados con su especialidad e Investigación.

Conclusiones

Como se ha podido observar a través de los objetivos de nuestra profesión y los ámbitos de actuación, somos una figura profesional necesaria, ya no solo poco conocida, también poco re-conocida, tanto en el ámbito sanitario, como en la población en general. Debemos participar más activamente en todos los ámbitos de intervención, puesto que por nuestra formación académica, podemos participar de manera muy activa y eficaz para proporcionar el mayor bienestar a toda la población en general, ocupándonos de intervenir en todas las áreas de la persona, a nivel biológico, psicológico y social.