¿Qué es la fimosis y cómo ponerle solución?

Clara Gareta Alquézar, Santiago Ezquerro Sáenz y Mª Jesús Gil Sanz. Servicio Urología . Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.

Print Friendly, PDF & Email
La fimosis consiste en una alteración en la piel que recubre el pene. Se produce cuando el prepucio es demasiado estrecho en la zona del glande, por lo que no puede ser retraído completa o parcialmente.

Normalmente la fimosis es un problema común sobre todo en niños pequeños, en la mayoría de los casos se corrige por sí misma conforme el niño crece, siendo lo más habitual que se solucione a partir de los 3 años. Aun así, no es una afección que solo afecte a los infantes, también puede desarrollarse en adultos jóvenes y mayores.

Tipos de fimosis

• Fisiológica o congénita: La fimosis fisiológica está presente desde el nacimiento y se da a consecuencia de la adherencia entre las capas epiteliales del prepucio interno y el glande. Este tipo de fimosis suele desaparecer con el tiempo, ya que la piel va adquiriendo elasticidad y se va ensanchando hasta que se puede descubrir el glande por completo.
• Patológica o adquirida: Puede darse a cualquier edad, suele desarrollarse debido a otras patologías asociadas como la balanitis, una mala higiene de la zona, retracción forzada, algún tipo de herida o infecciones frecuentes del pene.

¿Qué síntomas me alertan de que tengo fimosis?

• Dificultad para retraer el prepucio, que suele estar asociada a sensación de tensión o tirantez cuando este se retrae.
• Inflamación del prepucio al orinar.
• Cambios en el chorro de la orina.
• Infecciones o inflamación del glande.

¿Cuándo es necesaria la cirugía de fimosis?

• En niños: En niños de corta edad, como se ha mencionado anteriormente, muchas veces es fisiológica con desaparición espontánea de la misma con el tiempo.
En un primer momento pueden emplearse las cremas con corticoides como tratamiento tópico, realizando a la vez retracciones de la piel de manera suave y progresiva, para debilitar los tejidos y proporcionar al prepucio mayor elasticidad. Será aconsejable recurrir a la cirugía si el niño presenta hinchazón del prepucio, antecedentes de balanitis, infecciones urinarias frecuentes o parafimosis.
• En adultos: la cirugía de fimosis está indicada en el caso de los varones adultos, sobre todo en los casos moderados y severos. Con la cirugía, mejoramos los problemas que el paciente pueda presentar con la actividad sexual y las complicaciones secundarias como infecciones o inflamaciones del prepucio.
La circuncisión consiste en la extirpación de la parte del prepucio que impide descubrir el glande.
Se trata de una intervención sencilla, necesita apenas unos días de reposo y no suele presentar complicaciones. Además de su rápida curación, esta intervención quirúrgica presenta otros beneficios importantes como reducción de riesgos de infecciones de las vías urinarias, disminución de probabilidades de cáncer de pene y enfermedades de transmisión sexual.