¿Qué es el kinesiotaping?

Elsa Mallor López, Mª Mar Sancho García y Ana Carmen Valer Pelarda. Fisioterapeutas. Hospital Universitario Miguel Servet. Susana Sánchez Navarro y Gema Galindo Morales. Fisioterapeutas. Atención Primaria Sector III Zaragoza

Print Friendly, PDF & Email
La expresión surge de la unión de dos palabras, kinesiología, que significa movimiento y tape que significa cinta.

Por otro lado, el kinesiotaping es el término que se utiliza para denominar a las cintas de colores echas de algodón y de una capa de pegamento hipoalergénico (sin látex), diseñadas específicamente para facilitar el proceso de curación natural del cuerpo, proporcionando soporte y estabilidad a las articulaciones y a los músculos, sin restringir el movimiento del cuerpo.

¿Qué diferencia al kinesiotape del resto de cintas adhesivas?

Este tipo de cinta adhesiva trata de simular las propiedades de la piel en cuanto a elasticidad, grosor, peso…
Sólo con el papel de protección la cinta tiene una tensión del 10%, la cual es la más utilizada en la práctica clínica, pero es capaz de proporcionar una tensión longitudinal de hasta el 130-140% (en sentido longitudinal)
Sólo se pega una vez. Y es resistente al agua.

¿Qué efectos tiene su colocación sobre nuestro organismo?

• En primer lugar, tiene un efecto analgésico, es decir, disminuye el dolor, al disminuir la presión intersticial (la presión entre los tejidos que hay debajo del vendaje).
• En segundo lugar, es capaz de mejorar la función muscular, al normalizar el tono muscular, ya que según sea el sentido de su colocación, puede estimular el músculo que esté debilitado o con bajo tono o puede inhibir al músculo que tenga un tono aumentado. (Si se comienza en el origen se contrae el músculo y aumenta el tono, si se comienza en la inserción, el músculo tiende a estirarse, a relajarse).
• En tercer lugar, puede actuar sobre la función articular, corrigiendo la posición articular, la dirección del movimiento, y aumentando la estabilidad.
• Puede actuar también sobre el flujo circulatorio, tanto a nivel del sistema sanguíneo como del linfático.
• Y efecto neurorreflejo. La relación entre la piel, músculo, esqueleto y vísceras se debe a la inervación común por el mismo nervio espinal. Lo que permite desde la periferia (mediante un estimulo aferente), por medio del vendaje, influir directamente sobre el interior del organismo; sobre la piel a partir del dermatoma, sobre el músculo a partir del miotoma, sobre la articulación por el esclerotoma y finalmente en los órganos por el viscerotoma.

¿Qué tipos de vendajes podemos realizar y con que tensión se deben aplicar?

Dependiendo de la estructura sobre la que se quiera actuar y los efectos que se quieran conseguir se aplicaran de una forma u otra; por ejemplo:
• En forma de I: se coloca sobre el vientre muscular, sobre el punto de dolor.
• En forma de Y: alrededor del vientre muscular.
• En forma de X: desde un punto central alrededor del vientre muscular.
• En forma de pulpo: para drenaje linfático principalmente, pero también para mayor analgesia
• En forma de red: para los hematomas y las inflamaciones.
• En forma de donut: para aumentar el espacio propio de las articulaciones.
Del mismo modo, la tensión con la que se disponga el vendaje también dependerá de la estructura del organismo sobre la que se coloque;
• Muscular. Tensión del 0-10%
• Ligamento-tendón. Ligamento tensión de 50-75-100% y tendón del 50-75%.
• Corrección articular funcional. 50-100%
• Corrección mecánica. 50-75%
• Fascial. 50%
• Aumento de espacio. 50% si se coloca una única tira y del 25% si se colocan tiras solapadas.
• Linfática. 0%.

¿Qué aspectos hay que tener en cuenta para su aplicación?

• En primer lugar, hay que preparar la piel; para ello, esta tiene que estar lo más limpia, seca y libre de grasa posible. Para limpiar la zona se puede hacer bien con una toalla/papel húmedo o con un algodón mojado en alcohol, se pasa por la zona y posteriormente con una toalla/papel seco se seca para que el adhesivo pegue mejor, también para no limitar la adhesión en ocasiones es conveniente depilar la zona.
• Medir la longitud de la venda antes de cortarla, poniendo el músculo a tensión (en el caso que aplique sobre un músculo se toma la medida entre el origen y la inserción).
• Evitar que la venda quede corta. ya que siempre es mejor tener que cortar el vendaje que éste quede incomodo sobre el paciente.
• Redondear las puntas. para que tenga mayor durabilidad.
• Rasgar el papel de protección por la mitad. Lo que permite no tocar el pegamento de las puntas y que se adhiera mejor sobre la piel.
• Procurar tocar lo menos posible la parte adhesiva del vendaje.
• Los anclajes tanto en el origen como en la inserción se colocan siempre sin tensión.
• Aplicar calor (con la mano) para aumentar la adhesión en el momento de la colocación.
• Los primeros 15 minutos. Se suele notar una sensación extraña, que luego se transforma en agradable. Si persisten las sensaciones negativas, retirar el vendaje.
• Colocar el vendaje 15-20 minutos antes de realizar actividad física.