Tengo una enfermedad neurológica crónica, ¿necesito rehabilitación?

Goretti Esandi Martínez, Nora Goñi Belza, Estitxu García Ferreiros y Javier Cotelo Sánchez. Fisioterapeutas. Esclerosis Múltiple Navarra

Print Friendly, PDF & Email
Por patología neurológica se entiende toda enfermedad que afecta al sistema nervioso central (cerebro, médula espinal…) o periférico (nervios periféricos…). Dentro de estas enfermedades, algunas pueden resolverse espontáneamente (ej. Parálisis facial periférica) y otras pueden dejar secuelas crónicas.

Las patologías neurológicas crónicas pueden ser progresivas (ej. Parkinson) o no evolucionar con el paso del tiempo (ej. Ictus). Tanto en casos agudos como en crónicos es importante iniciar neurorrehabilitación, llevada a cabo por un equipo interdisciplinar.
La neurorrehabilitación es el proceso de recuperación de las funciones del sistema nervioso (SN) tras una lesión. Las secuelas pueden ser físicas, cognitivas, emocionales o sociales. Su objetivo es que la persona mantenga la máxima funcionalidad en su vida diaria. Este proceso se basa en la neuroplasticidad, que es la capacidad que tiene el SN de generar nuevas conexiones para intentar suplir las funciones de las áreas afectadas. Es muy importante aprovechar esta capacidad natural del SN para tratar de disminuir las secuelas, y en este sentido, la neurorrehabilitación juega un papel fundamental.
El equipo interdisciplinar incluye medicina, fisioterapia, terapia ocupacional, psicología, neuropsicología y trabajo social entre otros. Este equipo se coordina adaptándose a la situación de la persona afectada, a su contexto y al ambiente que le rodea. Así mismo, es importante destacar el papel de la persona afectada y su familia, ya que serán también encargadas de tomar decisiones en este proceso.

Papel de la fisioterapia en las patologías neurológicas

La fisioterapia neurológica es necesaria en estas patologías, aunque el enfoque va a cambiar en función de si la persona presenta patología aguda o crónica.
En las patologías agudas la fisioterapia y el resto del equipo va a intentar aprovechar al máximo la neuroplasticidad del sistema nervioso, más activa en los primeros meses tras la lesión.
En las patologías crónicas no progresivas, la rehabilitación física va a fomentar la recuperación de las máximas funcionalidades posibles con la mejor calidad de movimiento.
En las patologías neurológicas crónicas progresivas, de forma general, se procurará mantener las máximas funcionalidades posibles sin centrarse tanto en la calidad de movimiento, permitiendo ciertas compensaciones y siempre adaptándose a los intereses y calidad de vida de las personas en cada momento de la enfermedad.

Enfermedades crónicas, sistema de salud y asociacionismo

Las patologías crónicas, sean progresivas o no, necesitan rehabilitación de larga duración, abarcando en muchos casos toda la vida de la persona. Por ello, es esencial un tratamiento de calidad que mire por los intereses y la calidad de la vida de la persona, llevado a cabo desde el sistema público de salud y donde juegan un papel importante las entidades de pacientes.
En Navarra existen varias asociaciones que surgen con el objetivo de atender a personas con enfermedades neurológicas crónicas. Una de ellas es la Asociación Esclerosis Múltiple Navarra (EM Navarra), que trabaja desde una perspectiva integral y sociosanitaria con las personas diagnosticadas de esta enfermedad neurológica, crónica y degenerativa. Esta enfermedad requiere de profesionales especializados y en formación continua para acompañar a la persona durante todo el proceso.
EM Navarra atiende a sus personas afectadas de forma ambulatoria con servicios como fisioterapia, terapia ocupacional, logopedia, psicología, neuropsicología y trabajo social. También cuenta con un centro de día especializado en atender a personas con un grado de dependencia mayor.
En la entidad ofrecemos el programa ACTIVA-T, donde se ofertan 5 actividades (hidroterapia, pilates, feldenkrais, hipopresivos y marcha nórdica) dirigidas a mejorar el desacondicionamiento físico generado por estas enfermedades.

Conclusión

Es imprescindible realizar neurorrehabilitación en enfermedades neurológicas crónicas, para así mantener la máxima funcionalidad el mayor tiempo posible con buena calidad de vida.