Uso de las nuevas tecnologías en deshabituación tabáquica

Laura Anoro Abenoza. FEA Neumología Hospital General de la Defensa. Zaragoza. Carmen Deza Pérez. FEA Geriatría Hospital General de la Defensa. Zaragoza

Print Friendly, PDF & Email
El acceso a Internet tanto desde dispositivos fijos como móviles (teléfonos de última generación, tabletas, relojes inteligentes…etc.), ha abierto la puerta a nuevas posibilidades de formación en las diferentes áreas de salud y cobra cada día más valor como herramienta para los fumadores que desean abandonar este hábito, principalmente en jóvenes que prefieren estos medios frente a la consulta médica tradicional o fumadores de otras edades que buscan nuevos métodos de abandono.

Tanto el anonimato y el bajo coste para el usuario, como la posibilidad de acceso continuo en cualquier lugar y hora, son factores que se han mostrado efectivos a la hora de fomentar la deshabituación tabáquica. Revisiones recientes de la literatura médica en este sentido (Cochrane 2017), concluyen que intervenciones interactivas y personalizadas a través de Internet son más efectivas que la administración aislada de folletos de información. Aunque también se señala que para conocer los efectos de Internet sobre el mantenimiento de la abstinencia tabáquica son necesarios más estudios a largo plazo.
Por otro lado, entre las limitaciones de Internet destacaremos que en ocasiones la información es incompleta y que es difícil acceder a contenidos de calidad debido a la enorme oferta, por eso recomendamos las siguientes guías online:
•Dejar de fumar es posible (Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social).
•Programa de actividades preventivas y de promoción de la salud de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria.

Aplicaciones (APPS) de los teléfonos inteligentes

El avance de la tecnología y sus aplicaciones en materia de salud, han hecho de las tan extendidas APPS una herramienta muy accesible para el fumador activo que quiere dejarlo. Estas incluyen herramientas interactivas que apoyan al fumador activo durante todo el proceso de abandono, como son los mensajes diarios para fomentar la autoestima y el autocontrol, y permiten de forma general un estrecho seguimiento del proceso.
Muchas además son gratuitas y muy cómodas al evitar los desplazamientos a centros de deshabituación.
Por otro lado las principales limitaciones de las APPS son que pueden contener publicidad y que tenemos escasos datos en la actualidad sobre la calidad del contenido y su efectividad para dejar de fumar.

A continuación detallamos los requisitos que, a nuestro parecer, debe cumplir una APP para dejar de fumar:
• Debe tener capacidad para ayudar al usuario a dejar de fumar de forma sencilla y con eficacia demostrable.
• Los contenidos deben estar basados en conocimientos de profesionales sanitarios especializados en deshabituación tabáquica.
• Tiene que apoyar, aconsejar, potenciar la motivación y fidelizar al usuario, preferiblemente mediante un feedback diario.
• Debe tener un diseño agradable, fácil e intuitivo para animar al fumador a mantener el proceso de deshabituación.

Algunos ejemplos de APPS bien valoradas por los usuarios, válidas para iOs y Android y que permiten conocer parámetros como el tiempo sin fumar, dinero ahorrado, mejoría del esto de salud y que además aportan estrategias para contribuir a la permanencia de la abstinencia son:
Respirapp: Gratuita. Autor: Asociación Española contra el Cáncer (AECC). Idioma español. Dispone de un perfil personalizado del fumador atendiendo a su consumo para proponer una estrategia individualizada. Además es posible contactar de forma directa con profesionales del consultorio de la AECC.
Kwit: gratuita versión básica (versión Pro de pago). Autor: sociedad Kwit. Idiomas español e inglés. Tiene página web.
Smokefree: gratuita versión básica (versión Pro de pago). Autor: David Crane y Greg Plumbly. Idiomas español, inglés, alemán, portugués.