Vuelta al cole con una sonrisa

Print Friendly, PDF & Email
Las vacaciones, los largos días de piscina y playa, los excesos en la alimentación… hacen olvidar muchas veces los hábitos de higiene bucodental. En septiembre no hay excusas para no cuidar la salud oral de los más pequeños.

El regreso a las aulas supone una auténtica revolución. Momentos extenuantes en los que una mala salud oral puede marcar el inicio del curso.

Durante el verano, el cambio en las rutinas de alimentación, pasar más tiempo fuera de casa o la alta ingesta de dulces ocasionan habitualmente un descuido de la higiene oral. Esto provoca una proliferación de bacterias en la boca y la aparición de ciertas patologías, sobre todo caries.

¿Qué podemos hacer?

Así como la vuelta a la rutina nos obliga a retomar ciertos hábitos, también nos tiene que ayudar a retomar el hábito del cuidado bucodental. Entre otras cosas, es recomendable acudir al dentista para comprobar que la boca está sana o tratar aquellas patologías que hayan podido surgir durante el periodo vacacional.

Revisión PADI

En Navarra, el Programa de Ayuda Dental Infantil (PADI) permite que esas visitas al dentista entre los 6 y los 15 años, así como tratamientos en dentición definitiva y más aspectos, tengan una cobertura gratuita.

No obstante, en Sannas Dentofacial recomendamos que la primera visita al dentista se dé con la aparición de los primeros dientes.

Es imprescindible cuidar los dientes de leche para prevenir la presencia de caries durante la edad adulta. Por otra parte, es necesario tener en cuenta que la existencia de una infección en los dientes de leche puede afectar a los dientes permanentes, ya que estos últimos se encuentran justo por debajo de los primeros. Los dientes de leche sirven para que el pequeño mastique bien y hable correctamente. Al margen de funciones estéticas, también contribuyen a mantener el espacio necesario de los dientes definitivos.

Así mismo, en Sannas Dentofacial incluimos en la revisión PADI, la visita del ortodoncista a partir de los 6 años para detectar futuros problemas y corregirlos a tiempo gracias a la ortodoncia temprana. De esta forma, se crea espacio para los dientes, se corrigen hábitos y discrepancias a nivel óseo.

Según la Asociación Americana de Orto-doncistas, hay algunos indicadores que pueden hacer sospechar acerca de la necesidad de ortodoncia temprana:
• Pérdida temprana o muy tardía de dientes de leche.
• Dificultad para masticar.
• Respirador bucal (no puede cerrar los labios).
• Mordida abierta, profunda o cruzada.
• El niño tiene hábito de chuparse los dedos.
• Dientes apiñados o en mala posición.
• Dificultad para hablar.
• Maxilares desviados.
• Mandíbula protruida (hacia adelante).
• Morderse frecuentemente los cachetes.
• Dientes salidos.
• Asimetría facial.
• Desgaste de los dientes (aprietan y suenan los dientes).

“La presencia de un equipo interdisciplinar nos da la posibilidad de revisar al niño en su cita del PADI desde el punto de vista de odontopediatría y ortodoncia”.

Educación en prevención, un elemento clave

El tiempo que pasa el niño en el box es el momento idóneo para educar en prevención. Para ello, es necesario concienciar a los padres sobre su importancia. Una labor que se hace de manera conjunta desde el Centro de Prevención Oral de Sannas Dentofacial. “Con ayuda de nuestro Departamento de Odontopediatría, los padres dispondrán de toda la información necesaria para un correcto cuidado de la salud oral de sus hijos” – comenta la Dra. Paola Rivas, especialista en Odontopediatría. De la misma manera que acudimos frecuentemente al pediatra con ellos, deberíamos visitar al odontopediatra para hacer un seguimiento adecuado de la dentición.

Inculcamos esta conciencia desde que son pequeños para que se acostumbren a cuidar sus dientes y evitar la alta incidencia de caries, la enfermedad crónica más frecuente en nuestro país, que afecta a más del 95% de los adultos mayores de 35 años.

En la salud dental, como en la salud general, es mejor adelantarse a los acontecimientos, consultar a un especialista para solucionar dudas y fomentar cuidados que eviten males mayores de difícil solución.

¡No hay que esperar a que aparezca un problema, sino acudir a la consulta como prevención!

Acerca de Sannas

La Clínica Sannas, tras 30 años de esfuerzo e innovación, ha logrado posicionarse como un centro de referencia en Navarra, gracias a un servicio excelente y de calidad.

Cada año, desde su Centro de Prevención Oral, da formación a más de 1.500 niños, ya que apuesta por la prevención como el futuro de la odontología.

Sannas cuenta con expertos en distintas ramas de la odontología, dispuestos a escucharte, aconsejarte y buscar el camino que más se adapte a ti.

Visita con frecuencia al dentista, el mejor amigo de tu sonrisa.