¿Cómo disfrutar de un senderismo seguro?

Silvia Anastasia Calvo Campos. Enfermera. Centro Salud Torrero - La Paz. Edurne Amatriain Boleas. Enfermera Especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria. CS Torre Ramona

Print Friendly, PDF & Email
El senderismo es una de las actividades más gratificantes y saludables que podemos practicar a cualquier edad en el medio natural. Sin embargo, debemos recordar que es una actividad que no está exenta de riesgo y por tanto debemos tomar una serie de precauciones para evitar accidentes.

En el periodo comprendido entre 2014 y 2019 los grupos de rescate de Aragón realizaron 2.498 rescates en montaña. El 34% de estos, se llevaron a cabo en actividades senderistas, siendo ésta la actividad que mayor porcentaje de rescates acumula.
El 52% de los accidentes son tropiezos y caídas, seguido en un 45% por problemas con la toma de decisiones.

Entre los factores precursores del accidente se encuentran: la sobreestimación de las posibilidades, presente en el 68% de los rescates; la mala planificación, en un 16%; y la falta de atención, en un 6%.

Por ello resulta fundamental seguir una serie de recomendaciones en cuanto a: planificar la actividad, preparar el equipamiento adecuado y actuar con prudencia durante el desarrollo de la actividad.

1. Planifica la actividad
• Escoge una actividad adecuada a la experiencia del grupo.
• Calcula el horario previsto, distancias y desniveles que se deben superar.
• Consulta la previsión meteorológica y las condiciones del medio en el que se va a realizar la actividad.
• Prepara un plan alternativo por si la actividad inicialmente planteada no puede llevarse a cabo.
• Deja un aviso de adónde vas, con quién, y el horario en el que tienes previsto regresar.

2. Equipa tu mochila
• Ropa y calzado apropiado, incluyendo gorra, gafas, guantes, gorro… en función de la climatología.
• Protección solar.
• Mapa, brújula y GPS para mantener una correcta orientación.
• Teléfono móvil con la batería cargada.
• Botiquín.
• Linterna o frontal.
• Silbato.

3. Actúa con prudencia
• Inicia la actividad a una hora prudente.
• Valora de forma constante el desarrollo de la actividad.
• No te separes de tus compañeros.
• Bebe y come adecuadamente. Protégete del sol.
• Utiliza los mapas para guiarte y tu previsión de horario para asegurarte de que vas sobre lo previsto.
• Comprueba que la meteorología no supone un riesgo.

Por último, si cualquiera de estos aspectos no sale como estaba previsto, lo más aconsejable es que cambies de plan, te des la vuelta o tomes la opción del plan alternativo que habías preparado durante la planificación.
Así, siguiendo estas pequeñas recomendaciones, podrás disfrutar de la práctica de senderismo con seguridad.