El intestino, un segundo cerebro

Dr. Santiago Navas. Farmacéutico. Investigador del Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra. Dr. J. Alfredo Martínez. Catedrático en Nutrición. Universidad de Navarra. Begoña de Cuevillas. Dietista-Nutricionista. Investigadora del Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra

Print Friendly, PDF & Email
La obesidad es el trastorno nutricional más frecuente a nivel mundial. El rápido incremento de las tasas de obesidad infantil la convierte en uno de los mayores problemas de salud pública a nivel mundial.

En el mundo, hay 124 millones de niños y adolescentes afectados por la obesidad, mientras que las cifras a nivel nacional indican que, en España, un 40,6% de los escolares entre 6 y 9 años tienen exceso de peso corporal. Esta prevalencia de obesidad infantil aumenta con la edad, obteniendo así la alarmante cifra de que el 77% de los niños obesos serán adultos obesos en el futuro.

Peso y altura

El peso excesivo en relación a la altura está originado por diversas causas, como factores sociales, factores ambientales (dieta, sedentarismo, etc.), comportamiento individual, factores psicológicos y factores genéticos. Algunos de ellos pueden ser modificables, como la alimentación o la actividad física, sin embargo, otros no son modificables, como el sexo o la edad, por lo que su abordaje tiene que ser integral.
La identificación de factores de riesgo asociados con la obesidad, así como la cuantificación del riesgo de cada uno de ellos resulta fundamental para entender un problema multifactorial como es la obesidad infantil.
En los últimos años, se está estudiando mucho la relación que puede tener esta enfermedad con la microbiota intestinal. De hecho, es frecuente el uso de la expresión: “El intestino es un segundo cerebro”, pero ¿de qué hablamos realmente? Cuando mencionamos el término microbiota, nos referimos a la comunidad de microorganismos que residen en un entorno particular. Concretamente, la microbiota intestinal es aquella que reside en nuestro intestino y que se excreta fecalmente. Este conjunto de microorganismos intestinales compone entre 1 y 2 kg de nuestro peso corporal total.
Las bacterias de nuestro intestino ayudan en funciones metabólicas y producción de sustancias que nuestro organismo no sería capaz de fabricar sin su ayuda, y a cambio le proporcionamos un lugar de colonización, que es nuestro tubo digestivo. Es durante los primeros años de vida cuando vamos formando la microbiota intestinal que nos irá acompañando a lo largo de nuestra vida junto con la alimentación, la genética, y el resto de factores.

¿Qué relación tiene la microbiota intestinal con la obesidad?

Las bacterias de nuestro organismo se alimentan de los componentes de alimentos que se encuentran como la fruta, verdura o frutos secos, y es por esto que una alimentación de mala calidad es capaz de promover un estado de inflamación en nuestro organismo asociada a su fermentación por los organismos intestinales. Además, diversos estudios demuestran que una menor diversidad de la composición de la microbiota intestinal se relaciona con un aumento de la grasa corporal.

Estudio CORALS

En todo este contexto nace CORALS, un estudio cuyo objetivo general es analizar un grupo de niños de 3 a 6 años, para poder, posteriormente, realizar medidas anuales e intentar determinar los factores de riesgo de obesidad infanto juvenil. Dicha investigación tendrá en cuenta múltiples factores de riesgo, atendiendo al carácter multifactorial de la obesidad y su relación con la microbiota intestinal.
En general, el estudio consta de dos visitas además de la realización de la extracción de sangre. La primera visita, de unos 40 minutos, donde se realizará la entrega de cuestionarios a los padres junto con los botes para la recogida de muestras. Además, realizaremos las medidas antropométricas, la tensión arterial y el estudio de la condición física a los niños. En cuanto a la segunda visita, tendrá una duración de unos 20-25 minutos y no será necesario que los niños estén presentes. Ambas se realizarán en las instalaciones de la Universidad de Navarra.

Os invitamos a participar en este trabajo de investigación, tan importante en la actualidad.
Podéis contactar con nosotros a través del correo electrónico bdecuevilla@unav.es o por teléfono/WhatsApp al 646 60 56 78 para participar o recibir información sin compromiso. También podéis escanear el código QR y rellenar el formulario.