La donación de sangre siempre es necesaria

Dra. Mª Luisa Ayape Puyales

Print Friendly, PDF & Email
El principal objetivo de un Centro de Transfusión es obtener el número necesario de donaciones para poder suministrar componentes sanguíneos, de forma estable a lo largo del tiempo y dar cobertura a las necesidades transfusionales de los hospitales. Para garantizar la disponibilidad de componentes sanguíneos es necesario mantener constante el equilibrio entre donación y consumo de sangre.

Mucha gente asocia la necesidad de sangre a grandes catástrofes, fechas concretas o situaciones cercanas de su entorno, cuando no es así realmente. Cada día, decenas de pacientes en nuestros hospitales salvan su vida o recuperan su salud gracias a la transfusión de sangre y derivados.

Las necesidades de componentes sanguíneos se han incrementado constantemente en las últimas décadas. El envejecimiento de la población es uno de los factores que más influyen en el consumo de componentes sanguíneos, ya que, la probabilidad de recibir una transfusión de sangre se incrementa con la edad. Por otra parte, muchos de los avances de la medicina moderna como tratamientos de cáncer, cirugías complejas, transplantes de órganos, serían imposibles sin transfusiones.

Detrás de todos estos avances están miles de donantes anónimos que lo hacen posible. La donación de sangre es un acto voluntario, solidario, altruista y responsable. No se constata una única razón que nos permita determinar la causa que induce a la donación. Donar es el resultado de múltiples razones que llevan a ello y a continuar haciéndolo. La donación de sangre es un gesto de solidaridad y civismo por su compromiso con el conjunto de la sociedad. Sin embargo, es un acto que pasa desapercibido en el día a día de esta misma sociedad y sólo genera preocupación real cuando saltan las alarmas. Esta actitud pasiva puede deberse a un desconocimiento de las necesidades de sangre, sus usos y la inconsciencia de que se trata de un bien que no se puede fabricar. Navarra se mantiene a la cabeza en el índice de donaciones por mil habitantes a nivel nacional. El número de donaciones continua estable en torno a las 31.000/año. El aumento de población de Navarra para los próximos años y la mayor demanda de sangre de los hospitales, hace necesario el incremento de la donación. La estructura de edad de los donantes en Navarra muestra un aumento del porcentaje de los mismos con la edad, lo que indica una gran fidelización. Generalmente, el que se hace donante, lo es para toda la vida. Además, los donantes navarros están muy distribuidos territorialmente.

Tradicionalmente el mensaje de la donación se trasmitía en la familia o en el entorno más próximo. El sistema de valores de la sociedad actual está cambiando hacia un sistema de valores más colectivo. Debemos trasmitir un mensaje que contribuya a considerar la donación de sangre como un hábito, un compromiso cívico, una contribución a una sociedad participativa y solidaria, que se pueda adaptar a todos los públicos.

Necesitamos asegurar un modelo sostenible de medicina transfusional que sea capaz de incrementar la donación, el recambio generacional de los donantes y la disponibilidad de los mismos, conforme a la evolución de las necesidades que nuestros hospitales establezcan. Los profesionales que formamos parte de esta cadena, que va desde el donante hasta el receptor, somos conscientes de la responsabilidad de nuestro trabajo y de la manera que podemos contribuir a la mejora de su mantenimiento. Los Servicios de Transfusión deben asegurar el uso adecuado y óptimo de los productos sanguíneos. El Centro de Transfusión debe facilitar el acceso de los donantes al Centro y el servicio más satisfactorio para los mismos, con horarios, aparcamientos, instalaciones, técnicas y personal que facilite el acto de la donación.

Por todo ello, no te lo pienses, acude a donar. Te esperamos en:
Centro de Tansfusión Sanguínea de Navarra
Calle Irunlarrea 3 Pamplona (848422500) y Calle Eza 2 Tudela (948848750)