La importancia de planificar el embarazo

Mª Pilar Machín Ricol, Paula Sáez Escolano, Jara Rodríguez Mañas, Angélica Gómez Gimeno, Jorge García y Elena Rebollar Torres

Print Friendly, PDF & Email
Aunque el embarazo está considerado como un estado fisiológico de la mujer y no una enfermedad, hoy en día, cada vez se retrasa más la edad del primer embarazo, por lo que nos encontramos ante mujeres que tienen más riesgo de presentar alguna enfermedad crónica.

Ante la presencia de diferentes enfermedades crónicas, sería recomendable acudir a una consulta preconcepcional para ajustar los tratamientos y estabilizar al máximo la enfermedad.

La consulta preconcepcional

El principal objetivo de esta consulta es el de promover la salud de la mujer y de sus futuros hijos. Para ello deberemos evaluar el riesgo reproductivo según los antecedentes existentes.
Esta consulta cobra vital importancia si pensamos que el período de más vulnerabilidad para el feto se produce en las 10 primeras semanas. En este período se producen una serie de cambios por los que se forman los diferentes órganos. Así, al realizar la consulta, preferentemente en el año previo al embarazo, nos aseguramos que hemos podido modificar los hábitos de vida y tratamiento.
Esta visita previa, cobra más importancia en aquellas pacientes que tienen malos antecedentes reproductivos o alguna enfermedad crónica.

Algunas de las enfermedades por las que convendría consultar previamente al embarazo son: Diabetes gestacional, Hipertensión arterial, epilepsia, antecedentes de abortos de repetición.
• Diabetes gestacional. Debido a que se asocia a diferentes complicaciones maternas, deberíamos evaluar el riesgo del embarazo y así poder disminuir las complicaciones que puedan aparecer, tanto maternas como fetales con un control y cuidado adecuado antes de la gestación.
En la primera visita habría que valorar el estado de enfermedad de la mujer y de las complicaciones crónicas asociadas e informar a la pareja de las posibles complicaciones que pueden surgir.
Existen diferentes complicaciones maternas que desaconsejarían el embarazo hasta no solucionarlas.
El objetivo sería ajustar el tratamiento dietético y la dosis de insulina y pautar insulinas compatibles con el embarazo. Así como cambiar los antidiabéticos orales por insulina.
• Hipertensión arterial (HTA). En esta consulta tendríamos que ajustar el tratamiento evitando el uso de algunos antihipertensivos contraindicados en la gestación y consiguiendo un adecuado control de la tensión previamente.
• Epilepsia. El principal objetivo es conseguir un adecuado balance entre el riesgo que existe por las crisis epilépticas que puedan aparecer, como por la toma de los antiepilépticos.
Se recomienda un antiepiléptico único, en la dosis mínima eficaz para poder prevenir las convulsiones, evitando la politerapia y las dosis altas de ácido valproico.
Debido a que algunos fármacos se asocian a defectos del tubo neural en estas pacientes se recomienda aumentar la dosis de ácido fólico a 5mg /día para prevenirlos desde 3 meses antes del embarazo y, por lo menos, durante el primer trimestre.

Recomendaciones dietéticas y suplementaciones

Además de ajustar los tratamientos de diferentes enfermedades, se debe recomendar:
• Dieta rica en yodo: favorecer el uso de sal yodada en el embarazo y la lactancia y recomendar el consumo de lácteos y pescados. Dosis: 400µg/día en embarazo y lactancia
• Hierro: Se debe asegurar 30 mg/hierro al día en el embarazo (60 si son embarazos múltiples). Para ello hay que recomendar alimentos ricos en hierro y suplementos a partir de la mitad de la gestación.
• Calcio: incluir 3 raciones al día de alimentos ricos en calcio en la dieta.
• Folatos: Con ellos se previenen los defectos del tubo neural (DTN). Se considera que 0,4 mg/día de ácido fólico en una gestación sin antecedentes o 4-5mg/día en una gestación con riesgo de DTN se deberían tomar desde, al menos 2-3 meses antes y hasta los 3 primeros meses de embarazo.

AUTORES:

Mª Pilar Machín Ricol. FEA Obstetricia y Ginecología. Hospital San Jorge. Huesca
Paula Sáez Escolano. FEA Medicina Intensiva. Hospital Nuestra Señora de Gracia. Zaragoza
Jara Rodríguez Mañas. FEA Medicina Familiar y Comunitaria. CS Biescas-Valle de Tena
Angélica Gómez Gimeno. FEA Obstetricia y Ginecologia. Hospital Clínico Lozano Blesa. Zaragoza
Ruth Jorge García. FEA Medicina Intensiva. Hospital Nuestra Señora de Gracia. Zaragoza
Elena Rebollar Torres. Farmacéutica. Hospital Nuestra Señora de Gracia. Zaragoza